París – 3ro Fuego y pasión

41bpau2p9flEn la última parte de la Trilogía, ya conocemos a sus personajes, pero nuevas circunstancias nos harán ver una nueva y sorprendente cara de todos ellos.
Angie, desea confiar en Rodrigo, y creer que ese cambio que quiere demostrarle es sincero, para que su relación funcione.
Rodrigo, hará hasta lo imposible para volver a conquistar a Angie, aunque todo parece ponerse en su contra.
París, la Capital de la Moda y la Alta Costura, será escenario de algunos de los momentos claves del libro y para nuestros personajes.

Nuevos comienzos, algunas complicaciones, muchos momentos tiernos…
y un desenlace lleno de fuego y pasión que les sorprenderá.

ADQUIÉRELO AQUÍ

Anuncios

NO DEBERÍA

80300330-368-k122555Sophie piensa que NO DEBERÍA haberle prestado atención a Luca.
Luca cree que NO DEBERÍA haberse fijado en Sophie.
Ambos saben que NO DEBERÍAN haberse conocido, ni besado…, ¡ni mucho menos haberse acostado!

Ahora lo arruinaron todo y lo saben. ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? La historia es larga, y comenzó con una maldita tormenta.

El agua y el aceite no se mezclan, pero pueden formar parte de una misma obra de arte.

LEELO EN WATTPAD POR AQUÍ.


NOTA DE LOS AUTORES

– Lo que se publica en Wattpad es un BORRADOR, por lo tanto, sepan disculpar los errores formales.
– Si les gusta la historia, por favor no dejen de votar, comentar y compartir en redes.

Capítulo 12 – Je T’Aime, París

pareja-mirandose-con-amor-fondo-sol(…)

De mis ojos se desprende una lágrima al darme cuenta del sentimiento que este hombre ha logrado despertar en mi en tan pocos días, y él, que continúa besando mi cuerpo con devoción, reacciona al escuchar que emito un suave sollozo.

Siento que se reincorpora y en menos de un segundo su rostro está frente al mío.

–¿Qué sucede París?– me pregunta preocupada

–Nada, es solo que esto… es…. es demasiado.

–¿Quieres que me detenga? Si no quieres yo sabré entenderlo.

–No. No por favor. Lo que pasa es que todo es tan intenso y tan hermoso. No quiero que esta noche se termine.

–Tranquila mon amour, siento lo mismo que tú. Es por eso que quiero disfrutar cada segundo en tu cuerpo. Quiero sentir tu sabor para recordarlo en todo momento. Quiero sentir la electricidad que despiertas constantemente en mi piel al estar así, juntos. Pero no te pongas triste. Por favor.

–No estoy triste Elliot, estoy feliz. Lloro de felicidad por haberte encontrado y por estar viviendo junto a ti esta noche.– Subo un poco mi cabeza para darle un suave beso en sus labios. –Ahora déjame sentirte dentro de mi.

Me devuelve el beso de forma arrebatada como si lo que acabo de decirle fuera el impulso que necesitaba para llevar al máximo su pasión.

Su lengua juega en el interior de mi boca de forma dulce, seductora, y mientras mueve su pelvis en medio de mis muslos, levanto mis piernas para rodear su cintura, y entra en mi.

(…)

LEE EL CAPÍTULO COMPLETO INGRESANDO AQUÍ.

“Todo de ti” de Lorena Fuentes ya tiene Sinopsis y Portada

La escritora, Lorena Fuentes, acaba de compartir en las redes sociales la portada y sinopsis de su próximo libro “Todo de Ti” que viene a ser la siguiente entrega de la serie “Nos Pertenecemos”.

¡Oh sí chicas! al parecer tendremos a otro dios griego que llegará para hacernos suspirar, sin embargo, por lo que pude enterarme, este libro tendrá algo más y es que su protagonista femenina es una chica de curvas peligrosas, y eso definitivamente, hace que la historia tenga un tinte diferente a las demás.

¡Estoy ansiosa por leerla! Ahora ¿Quieren leer la sinopsis y ver la portada?… Pues acá se las dejo junto al boocktrailer!

SINOPSIS

11114750_10153469802944734_5836182700237520049_oLa ausencia con el tiempo, se convierte en una forma de presencia, echar de menos es una forma de afecto. Después de cuatros años, Irene y Miles se reencuentran. Ella siempre lo ha desafío en todos los sentidos.
Dicen que el primer amor nunca se olvida, después de recordar los viejos tiempos, los demonios de Miles resurgen, y mezclándose con el dolor y el miedo le hacen retroceder sin saber que Irene tiene también sus propios demonios.
Armando entra en la vida de Irene en el momento en que más lo necesita. París lo cambiará todo, un nuevo reencuentro y quizás una nueva oportunidad. Miles comprenderá que dejarla ir fue su peor error.
¿Luchará Miles por el amor verdadero?
¿Qué decidirá Irene?
¿El primer amor vencerá?
Todo de ti, es una historia de amor donde sus protagonistas luchan contra sus propios demonios, porque cuando el primer amor es verdadero, es para siempre. Ellos están dispuestos a darlo todo y demostrarse que se pertenecen el uno al otro.

MIRA EL BOOCKTRAILER AQUÍ.

CAPÍTULO 11 – JE T’AIME, PARÍS

tumblr_laev2uduBk1qbk86go1_400_large(…)

–Ahora déjame demostrarte lo que mi cuerpo puede decir de mi.– le digo en un tono seductor y muy cerca de boca.

Sólo escucho su respiración un tanto acelerada mientras comienzo a darle suaves besos en su rostro.

Beso su barbilla, sus mejías, la punta de su nariz y su frente.

Quiero besarle sus ojos, así que me acomodo de forma en que pueda retirár sus lentes, pero antes de hacerlo y de sentir que su respiración se detiene, le pregunto con un tímido “¿puedo?”, a lo que él asiente con su cabeza.

Lentamente se los quito y veo su rostro por completo frente a mi. Mantiene sus ojos cerrados y veo como sus pestañas los adornan.

–¿Estás bien?– pregunto mientras dejo los lentes a un lado.

–Nunca he estado mejor.

–Eres hermoso Elliot.– digo embobada mientras lo veo.

–Los hombres no somos hermosos París.– dice con una seductora sonrisa e lado que no conocía.

–Pues para mi lo eres y punto.

Sus manos continúan recorriendo mi espalda y yo continúo besándolo suavemente.

–Déjame sentirte París– dice bajito –déjame sentir tu piel.

–Hazlo.– respondo entregada.

–No. Quiero que lo hagamos a mi manera

“¿A su manera? ¿Cómo es eso?”

–¿Me puedes explicar?– pregunto en la misma posición.

–Quiero que nuestros cuerpos no olviden que se pertenecieron esta noche. Quiero sentirte, acariciarte y besarte. Quiero amarte por completo esta noche París, y te pido que hagas lo mismo.

–Lo haré Elliot.

–No, no has entendido– responde incorporándose de nuevo conmigo sobre sus piernas.

–¿Entonces?– pregunto ansiosa y levemente exitada.­–

–Quiero que esta noche nos amemos a mi manera. Quiero… no… necesito que me ames de la misma forma en que yo te amaré. Quiero que veas lo que yo veo en mi mente. Quiero que me sientas y conozcas cada rincón de mi cuerpo, pero sin ver París, tal y como lo haré yo.

“¿Cómo? O sea que… ¿será?”

–No…no te entiendo.

Da un profundo suspiro y lo miro pensativo, como analizando lo que va a responder.

–El día que te conocí me pregunté ¿Cómo será esta chica? ¿Cómo será su mirada? Entonces estuve a punto de abrir los ojos, pero me dio miedo. Miedo a no poder ver.

–O quizá miedo a volver a equivocarte.

–Puede ser. El asunto es que no lo hice, pero…

–Pero ¿qué?­– interrumpo inclinándome y apoyando mis codos sobre la mesa.

–Esta mañana, cuando fui a buscarte al hotel y te sentí cerca de mi, decidí que éste sería el día en que lo intentaría. Fue como un reto. Mandé a volar los miedos, las inseguridades y pensé que había llegado el momento.

(…)

SI QUIERES LEER EL CAPÍTULO COMPLETO, INGRESA AQUÍ.

CAPÍTULO 10 – JE T’AIME, PARÍS

ballet201_desktopnexus.com(…)

“Recordarla ya no me duele, pero ver la realidad de los seres humanos sí. El egoísmo de la gente es tal que no le importa destruir el corazón de los demás.

Ahora ya conoces mi historia París. Ya conoces el por qué de muchas cosas.
Ella me enseñó a cocinar porque siempre me gustaba cocinarle algo para recibirla cuando llegaba de viaje, así que me convertí en un experto en la cocina. Gracias a su abandono aprendí muchas cosas que en su momento no valoré pero hoy en día sí.

He vivido por estos dos años rodeado de soledad, música y de oscuridad, hasta que hace unos días una hermosa chica se paró frente a mi y le dio luz a mi espacio nuevamente.

Has logrado que vea cosas a través de mis sentimientos que hace mucho tiempo no veía y no sé de qué manera agradecértelo París.

Aunque sé que te vas a ir, necesitaba decírtelo, necesito que sepas que, aunque no me lo has entregado, vas a dejar dejado un pedacito de tu corazón aquí, conmigo, porque yo lo he tomado de tus risas, de tus palabras, de tus besos y de tu tacto.

Este soy yo. Ahora me conoces, ya sabes lo que sucedió, ahora está en tus manos seguir llenando de luz mi vida por los días que te quedan aquí.

¿Aceptarías hacerlo París?”

PUEDES LEER EL CAPÍTULO COMPLETO INGRESANDO AQUÍ.

CAPÍTULO 9 – JE T’AIME, PARÍS

paris
(…)
No decimos nada, sólo nos dejamos llevar por el momento, dejando que las demás personas envidien nuestro encuentro y anhelen estar en nuestro lugar.
La canción termina y comienza a sonar “L’hymne à l’amour”, otra de las grandes canciones de esta increíble cantante francesa.
Suspiro al comenzar a escuchar las notas y coloco mi cabeza en el pecho de Elliot, abrazándolo más y sintiendo los latidos de su corazón.

–¿Escuchas eso?– pregunta en un susurro.
–¿Mmmm?– contesto risueña.
–¿Escuchas mi corazón?
–Sí
–Esa es la música que mi corazón compone para ti. Cada latido representa lo que provocas en mi, lo que me has causado en estos pocos días de conocerte. Es lo que logra tu presencia, tu fragancia, tu voz, tu cercanía.

Me quedo callada escuchando sus palabras y unas lágrimas amenazan con salir de mis ojos, ya que la melodía de la canción hacen de todo esto un momento perfecto.

–“Si un jour la vie t’arrache à moi, si tu meurs que tu sois loin de moi, peu m’importe si tu m’aimes, car moi je mourrais aussi nous aurons pour nous l’éternité, dans le bleu de toute l’immensité…

Elliot canta en mi oído la última estrofa de la canción, estrofa que considero la más importante de la canción porque es una clara declaración de amor en la que dice que si yo muero lejos de él, él moriría junto a mi y tendríamos la eternidad para nosotros dos, en el azul de la inmensidad.

Su canto y el significado de sus palabras calan hondo en mi corazón y cuando termina la canción toma mi rostro y me besa. Un beso largo pero muy tierno, cargado de sentimiento y calidez.

–Creo que ya es hora de cenar.
(…)
LEE EL CAPÍTULO COMPLETO INGRESANDO AQUÍ.

CAPÍTULO 8 – JE T’AIME, PARÍS

(…)
–¿Qué es tan divertido?– preguntó sonriendo mcouple-kiss-wall-Favim.com-191053anteniendo todavía su cuerpo junto
al mío.

–Pues que nos hemos movido hasta quedar arrinconados en una pared y ni cuenta nos hemos dado.

–Oooh…¿De verdad hemos hecho eso?– cuestionó travieso. Si no fuera por los lentes juraría que a través de sus ojos podría descubrir la falsa inocencia de sus palabras.

–¡No te hagas Elliot!– respondo dándole una leve palmada en su pecho –sabes muy bien lo que hiciste.

–Yo no hice nada París, tú haces que haga ese tipo de locuras y que no me importe lo que esté alrededor.

–¡Ja! ¿Así que es culpa mía?– dije apoyando mis manos a la altura de mis caderas mientras las de él seguían en mi cintura.

–Es culpa tuya porque tus besos son demasiado tentadores. Sólo me dejé llevar. Además no olvides que soy un francés. Sé que no puedo ver y eso hace que todo sea diferente, pero todavía mantengo algo mi lado seductor– comentó con un leve tono de nostalgia y el intento de una sonrisa en sus labios.

La alegría desapareció de mi rostro cuando escuché sus palabras. No me gustaba que se hiciera de menos por ser ciego. Lo detestaba. Eso no lo hacia menos persona, al contrario, lo convertía en alguien especial, increíble y con un alma hermosa.

–Sí, tienes razón, el hecho que no puedas ver hace que todo sea diferente, ¿sabes por qué?– respondí en tono serio, logrando que el tomara la misma actitud. –Porque no necesitas ver para conquistarme como lo estas haciendo Elliot. No necesitas ver para saber donde están mis labios o mi rostro, y para que sepas, tu sola presencia me seduce, tu aliento me hace respirar, tu piel me hace sentir, tus labios me hacen vivir. ¿No te das cuenta de eso? ¿Crees que para mi tu ceguera es algún impedimento?

Elliot bajó la cabeza como una rendición ante mis palabras, pero al poco tiempo volví a llamar su atención.

–Mírame– dije de repente, haciendo que él levantara la cabeza de inmediato.

–No puedo…–responde de inmediato agitando rápido su cabeza de un lado a otro, como un mecanismo de defensa de negación.

–¡Sí! ¡Si puedes!

Sujeté su cara con mis manos y lo observé a detalle. Pude ver su angustia y la forma rápida en que había desaparecido toda la emoción que habíamos sentido unos minutos atrás, pero necesitaba que él se sintiera seguro de mi.

–Tú logras verme mejor que todos los que están acá presentes Elliot y te lo diré cuantas veces sea necesario– dije en voz baja pero con convicción.

Mis manos se dirigieron a sus lentes oscuros y lentamente los fui retirando.

En seguida sentí que su cuerpo se puso tenso, rígido como una piedra, incluso dejó de respirar.
(…)

SI QUIERES LEER EL CAPÍTULO COMPLETO, INGRESA AQUÍ.

Capítulo 7 – Je T´Aime, París

(…)vedettes_de_paris_m13_DSC00409FP_lrg

–¿París?

–¿Sí?

–No te molesta… o… ¿no te incomoda que no pueda verte? ¿no te molesta estar al lado una persona incompleta?

–¿Incompleta?– pregunto deteniéndome –¿dónde está esa persona?

–París…

–Escúchame bien Elliot. No vuelvas a decir eso. Eres un hombre increíble, bondadoso, divertido y talentoso. Eres la persona más completa que he conocido y haces que yo me sienta de la misma forma. Me haces soñar despierta con tus palabras, con tu presencia, con tu tacto, y sé que puedes ver.

Veo que se queda sorprendido ante lo que le acabo de decir pero continúo.

–Sé que puedes ver porque ves con los ojos del corazón. Una vez me lo dijiste ¿no? y cada minuto que comparto contigo me demuestras que es cierto. Ves más allá de mi cuerpo o de mi rostro. Puedes ver mi alma Elliot. Mi alma se muestra completa ante ti de una forma increíble. Me siento libre contigo, así que no vuelvas a decir que estás incompleto ¿ok?

Asiente con la cabeza y deja salir un suspiro.

Le tomo la mano para seguir caminando pero me detiene de nuevo.

–París yo…– se detiene de nuevo y al verlo me doy cuenta que tiene una lucha interna, como si quisiera decirme algo importante –tú también me haces sentir así. Estás haciendo que me vuelva a sentir como hace mucho tiempo no me sentía.– Toma mi rostro con sus manos y me da un pequeño beso. –Gracias por completarme– otro beso –gracias por llenarme­– un beso más –gracias por haber hecho este viaje y por haberte aparecido en la plaza esa tarde.

Esta vez soy yo quien lo besa por unos cortos segundos.
(…)

Leer capitulo completo AQUÍ

Capítulo 6 – Je T´Aime, París

(…)

tumblr_mj45oa49Am1s3mvzvo1_500Las risas vuelven a aparecer hasta que que él se queda callado y yo continúo riéndome. De pronto me detengo al verlo con una leve sonrisa en su rostro.

–¿Sucede algo?– le pregunto.

–Te escucho reír e imagino que te debes ver más hermosa cuando lo haces.

“¿Cómo puede hacer que de un momento a otro me cambie la risa por una cara de ensoñación?”

Sus manos se levantan hacia mi rostro y suavemente comienza a acariciar cada una de mis facciones. Sus pulgares acarician mis mejillas, mis parpados, delinea mis cejas y mi frente. Mis ojos se cierran al sentir su tacto y dejo que me conozca a través de su piel, cuando en eso siento que se acerca y me da un casto beso e mis labios.

Sujeto sus brazos para no perder el contacto e inhalo el olor de su perfume y de su presencia mientras seguimos unidos por aquel gesto, hasta que me suelta.

Pega su frente a la mía y abro mis ojos lentamente para observarlo.

–Tu rostro y forma de ser le hacen honor a tu nombre– dice de pronto.

–¿Por qué lo dices?– pregunto curiosa.

–París es una ciudad bella, hermosa, una ciudad romántica…– me explica mientras se separa y me sujeta de la cintura– mientras más la conoces, mientras caminas por sus calles escondidas que guardan escenarios inolvidables, balcones rodeados de flores, más te dejas encantar y quieres pasar más tiempo en ella, acercarte más, adentrarte a sus parques, a sus pasajes, a su historia. Eso es exactamente lo que me sucede conmigo París, mientras más te conozco, más me conquistas. Me enamoras.

“Joder! ¿Quién le enseñó a este hombre a ser tan bello?” Me lanzó a él y lo beso de nuevo. Saboreo sus labios y me deleito con ellos por las palabras que me acaba de decir. Me llena la ilusión, me siento mágica, y si él provoca esto a estas horas del día, no quiero pensar en como me sentiré de acá a unas horas.

Me suelto de él y comienzo a besar su rostro de forma rápida como una niña traviesa. Lo lleno de pequeños besos hasta que comienza a reir.

–¡Woa! Si te vas a darme tantos besos cuando te diga cosas así, trataré de decírtelas más seguido. ¿Estás lista para el desayuno?

Antes de contestar siento un leve rugido en mi estómago y él sonríe al escucharlo.

–Ok, ya entendí, creo que es mejor que nos apuremos– dice en tono de burla.

Nos tomamos de la mano y comenzamos a caminar como si fuéramos dos enamorados. Por momentos me detenía a verlo y disfrutaba ver la forma en que caminaba con tal seguridad. En su rostro denotaba felicidad y tranquilidad y me sentía feliz de estar a su lado.

(…)

LEE EL CAPÍTULO COMPLETO INGRESANDO A MI WATTPAD.