Reseña El trato más dulce

¡Ay la seguridad! La verdad es que las mujeres estamos jodidas por completo, y los digo por esa palabrita, “seguridad”. Vivimos en un mundo que, a pesar de estar muy “modernizado” y que cada día hablan más de la igualdad, las exigencias a la mujer están cada día peor. Las mujeres crecemos en una sociedad que nos exige ser delgadas, con cabello hermoso, largo y sedoso, con piel nívea que parezca leche, con curvas, con senos pero no tanto, con trasero pero no escandaloso, con una personalidad agradable, inteligentes, buenas en la cama, buenas amigas, y buenas madres, porque claro, nacimos para tener hijos, y si no cumplimos con ese esteretipo pues, muchas veces nuestra seguridad se va a la basura, y lamentablemente, todo esto comienza desde que estamos pequeñas, desde que nos hacen jugar con las muñecas Barbies y las vemos tan bonitas y soñamos ser como ellas, sino estamos perdidas.

Y ¿al hombre que le exigen? ¡NADA!… es decir, es una la que debe ser guapa y mantenerse así aunque estes casada y con dos hijos para que “tu marido no te deje”…¡Ja!, es jodido la verdad, y sí, se que hay hombres que también padecen de inseguridades y que viven malas experiencias, pero somos las mujeres las que seguimos sumergidas en todas esas exigencias ante las que tenemos que luchar día a día.

Imagino que pensarán ¿qué le pasa a Melina? ¿Por qué ese arrebato en defensa de la mujer en esta reseña?… pues simple, es por un libro de Amanda Laneley, un libro en el que justamente vemos esa inseguridad que le complica la vida a tantas mujeres, pero que a la vez nos muestra que en este mundo, también existen hombres buenos, porque pese a todo creo que sí los hay, pocos, pero los hay.

“El Trato más Dulce” es una historia que estoy segura a muchas enamorará y con la que estoy segura, más de una, se sentirá identificada en algún momento, además, claro, las hará enamorarse de Max… ¡Ains! Tan lindo y único! Necesito un hombre así en mi vida, y no por guapo, sino por ser como es… aunque lo guapo no me molesta para nada.

A ver, comenzaré por hablarles de Lucy, una mujer profesional, socia fundadora de Mentoring, una empresa consultora de negocios para gente emprendedora, una chica inteligente, hábil, con un buen sentido del humor y que tuvo una mala experiencia con Allan, su ex novio de la universidad, uno de esos tantos que hombres que uno encuentra y que no valora a las mujeres por lo que valen, sino por su apariencia. Y es que Lucy no es una mujer 90, 60, 90, ella es una mujer con un poco de sobrepeso, con lonjitas en esos lugares que detestamos, y pues si a eso le agregamos la traición de su novio pues, comprenderán que la chica, pese a su inteligencia y capacidad en los negocios, tiene un problema de inseguridad en el ámbito personal.

Después de un encuentro desagradable, un comentario sin mala intención de una persona desconocida y de una plática con ella misma ate el espejo, Lucy decide ingresar a un gimnasio para ponerse en forma y así sentirse mejor con ella misma.

Y bueno, es ahí donde su vida comienza a cambiar, pero no porque baja de peso, sino porque conoce a Gabriel, un tipo de esos de calendario que te roban el aliento con su sola presencia. Un entreador que impone, con un cuerpo perfecto y sexy, una mirada matadora y un cabello tipo Ken, el novio de Barbie. Vamos! El típico hombre ideal para ser stripper y que para colmo, tiene los mismos gustos por las películas que Lucy, especialmente Star Wars.

Por otro lado conoceremos al que se convertirá en el hombre de sus vidas: Max. Otro entrenador que está más bueno que vino borgoña semiseco. Un tipo inteligente, luchador, que anhela tener un negocio propio, de gran corazón, sincero… demasiado sincero, y que últimamente vive en una constante locha con su novia Mónica, ya que él no deja de luchar su sueño de tener lo propio y ella pues… no lo apoya mucho e insiste en que el pobre se de por vencido.

Pppfff! Es aquí cuando debo decir que también hay mujeres tontas! Vamos! No siempre se encuentra un hombre así, aspirante, ambicioso, bueno, y que además esté buenote. ¿Qué le pasa a esa mujer? Aaaach! Mujeres así merecen ser amarradas y lanzarlas por un puente. Cuando conozcan a Max me darán la razón.

En fin, les diré que Lucy y Max tienen su primer encuentro, poco agradable por cierto, pero que al final termina convirtiéndose en un trato en el que ambos saldrían ganado.

Sin embargo mis estimadas, la historia toma otro rumbo.

Digamos que ese trato comienza a verse un tanto alterado, y pese a que ambos cumplen con su parte pues, hay otros detalles que comienzan a interferir, como el deseo, la confusión, la amistad tan bonita y sólida que se forma entre Lucy y Max, la sinceridad, el engaño… los miedos.

La verdad es que estos dos personajes nos dan una gran lección de vida sobre la seguridad, el valor de uno mismo, el amor propio, especialmente Lucy, quien al final aprende a darse cuenta que el miedo, el maldito miedo y la inseguridad la ciegan de tal manera que no le permiten ser feliz, porque chicas, hay algo que es una gran verdad: si no son felices con ustedes mismas, no serán felices con nadie, así sea el más increíble adonis del planeta.

Max le enseña tanto a Lucy, y lucha tanto… es todo un héroe! Pero la verdad es que lo admiro porque esta chica en más de una ocasión, la “riega”, es decir, comete grandes errores guidados por sus miedos y nuestro bello y hermoso Max es quien resulta más afectado.

Y Gabriel pues… ya sabrán de él y se darán cuenta que, por muy guapo que un hombre pueda ser, su interior muchas veces lo convierten en la persona más fea del planeta.

En la historia hay situaciones divertidas…. muy divertidas, sobretodo por los pensamientos de Lucy, además de un encuentro que tiene con su ex y su flamante novia y que estoy segura las dejará con una sonrisa en el rostro… aunque esta no durará mucho.

El final pues, tendrán que descubrirlo, y verán como, aunque las cosas en su momento no se dan como uno espera, todo en la vida sucede por algo y finalmente, lo que uno cosecha, tiene su recompensa.

Una novela cargada de muchos sentimientos, de humor, de amor, de aprendizaje, que te muestra que en temas del amor, el físico es lo menos importante y como la belleza interior es la única vencedora y la que nos hace realmente guapas, únicas e irrepetibles, aunque para ello, se tenga que hacer “El trato más dulce”.

Anuncios

Reseña Descalzos en la Nada

Una vez más vuelto a enamorarme de una novela escrita por una de las escritoras que más admiro. Una escritora que cada que anuncia una próxima novela me hace temblar, pero no por ser mala… no, todo lo contrario; es porque en cada libro publicado me provoca sentimientos encontrados y muchas horas de desvelo, porque no logro separarme de sus libros.

Bueno, debo decir que en esta ocasión, la gran Mariel Ruggieri nos presenta una historia logró calarme un poquito más porque está basada en hechos de la vida real. En la realidad que miles de personas sufrieron en una época difícil que marcó la vida de muchas personas. Un libro que narra lo que, posiblemente, pudo ser la historia de una de esas tantas víctimas que vivieron un calvario durante la época de las dictaduras.

“Descalzos en la Nada”, un libro cargado de un contenido que reconozco será complicado de reseñar, pero no imposible, y digo que es complicado porque no quiero que se me vayan a escapar detalles que pueden convertirse en spoilers, así que si veo que eso sucede, me daré un jalón de orejas y cambiaré el tema.

Digamos que esta es una historia de romace… pero de un romance envuelto por tantas cosas, por tanto dolor, traumas, política, injusticia, mentiras, engaños… pero lo bueno es que, pese a todo, el amor siempre sale triunfador, aunque para ello se tenga que pasar por tantos tragos amargos.

En este libro conocerán a Iván Kessler, un guapo periodista español que después de una entrevista inesperada, decide viajar a Uruguay para conocer la historia de una persona que fue víctima de la dictadura de aquellos años: Laura Maldonado. Una mujer que, según sabía, había vivido una terrible desgracia, y cuya identidad se desconocía en la actualidad.

Ivan viaja únicamente con el nombre de una persona que fue testigo de aquel infierno vivido por Laura en aquel lugar llamado “Punta de Rieles”: Iris Ladesma, una mujer que estuvo presente en el momento en que a Laura le desgraciaron su vida para siempre. Una acción que la llevó a la locura.

Por otro lado conoceremos a Bárbara Larrique, una joven abogada especialista en ciencias políticas, considerada la diputada más joven del gobierno con el cargo de viceministra y que obtiene un puesto en el ministerio de trabajo y Seguridad Social. Bárbara es hija de Esteban y Elena, y tiene un hermano que, así, sin pelos en la lengua, es un IDIOTA… y eso, creo que esa palabra queda corta para lo que ese desalmado es. ¡Uch, cómo lo odio!

Ejem… disculpen. Mejor sigamos.

Como les decía, Bárbara es una mujer muy inteligente, con una gran belleza, un gran corazón y un terrible pasado que le debe a nada menos que su querido y amado hermanito Víctor (el idiota). También tiene un vejestorio de novio llamado Octavio del Campo, al que también apodaremos como “IDIOTA 2”… la verdad es que no sé cual de los dos es peor… creo que Octavio… sí, ese tipo se merece el infierno, aunque definitivamente creo que nació en él.

Y que conste que no lo odio por viejo, no tengo nada en contra de las personas mayores, pero este tipo…. este tipo es ¡lacra! Pero ya ustedes se encargarán de conocer el porqué de mi odio, y cuando lo hagan me darán la razón, se los aseguro.

Bueno, que ya conocen un poquito de cada personaje, lo que tendrá que investigar es como se enlazan todos ellos y cual es el vínculo de unos con otros.

Se preguntarán si Iván logra conocer a Laura Maldonado, y la respuesta es sí, sin embargo, surge un gran pero graaaaan incidente que no le permite saber más de ella, un tragedia que impacta a Iván de tal forma que lo lleva a tener un accidente, sin embargo mis estimadas, nuestro español no solo llega a ser testigo de lo ocurrido, sino que se lleva con él la última voluntad de Laura Maldonado. Una voluntad que tendrán que conocer… ¡no sean pícaras y no me pidan más!

Dicho escándalo logra afectar a Bárbara y a su familia de una forma devastadora, además de otra noticia vinculada con su vejestorio novio, y todo esto es lo que marcara el camino para que Bárbara e Iván se conozcan.

¿Saben? Lo interesante de todo esto es la forma en que lo hacen. No es con un cruce de miradas, ni en un café ni en una fiesta… no chicas, para nada. Bárbara ve a Iván trabajando de albañil… oh sí, nuestro querido Iván, después del accidente, pierde todos sus papeles y luego del algunos meses decide buscar trabajo de lo que sea y así logra empleo en una construcción.

Ahora… ¿se imaginan ver a un albañil guapo, de esos de calendario, con el torso desnudo echándose agua par refrescarse?… Ains!, a mi se me caerían las braguitas en dos segundos! Y obviamente que a Bárbara también… es decir, ver a través de tu ventana a semejante hombre pues hace babear a cualquiera, así que no se le puede juzgar a la muchacha, sobretodo cuando busca la forma de tener contacto con él y le ofrece un trabajo en su casa… ¡pero no de lo que están pensando! ¡Ja! ¡chicas atrevidas, traviesas y malpensadas!

Pero mis queridas compañeras, como saben no puedo entrar en tanto detalle, lo que sí les puedo decir es que el trabajo de Bárbara e Iván es lo que logra que se conozcan… aunque no de una forma muy grata.

Y si se preguntan que pasa con el Idiota 1 y el idiota 2 pues… esa es harina de otro costal. Los dos son una basura, pero juntos son una peste completa… así como las que mandó Moisés en los 10 mandamientos. Ambos son cómplices en aquello que traumó a Bárbara cuando era pequeña, pero ella no lo sabe, así que ya se imaginarán todo lo que pueden llegar a hacer.

Sin embargo, estoy segura que se estarán preguntado ¿qué tiene que ver todo esto con Laura Maldonado? Pues solo les diré una cosa: ¡todo tiene que ver! Todo está vinculado chicas y de una forma cruel para la pobre Bárbara.

Realmente, ella es la mayor víctima de todo esta historia e injustamente, porque es una buena mujer. El basura de Octavio, su padre Esteban, que dicho sea de paso obtiene lo que se merece, el otro basura de Víctor, su hermano, todos son parte de lo que Bárbara le toca enfrentar. Cosas difíciles de asimilar para una mujer como ella, tan fuerte y profesional.

Pero ¿saben que es lo bueno de todo esto? Que Iván… nuestro español, logra estar con ella en todo momento, especialmente cuando la pobre se entera de todas las mentiras en las que ha estado envuelta… aunque bueno, están juntos pero no de una forma muy bonita que se diga, pero ahí está, conectados de una forma invisible, él apoyándola en todo momento para que ella no caiga y ella ahí, presente para que Iván no cometa una locura que le desgracie la vida.

No… no me pregunten más que no les puedo decir, pero les aseguro que conforme vayan leyendo la novela irán atando cabos y entenderán la razón por la que no les puedo detallar las cosas más importantes, pero sentirán como la historia les cala hasta los huesos que tienen en los deditos del piel. Se los aseguro.

Al final de todo Bárbara e Iván tienen en cierre que merecen, tranquilos, felices, relajados y alejados de tanta mugre. Ahora, Octavio… a ese cabrón le hubiera dado un final mejor… no sé, quizá cortado en pedacitos mientras estaba vivo o algo así… y sí, sueno maquiavélica pero ya me entenderán, pero debo decir que se hace justicia… oh sí! Y aunque Laura Maldonado no fue testigo de ella, se logra cumplir su última voluntad.

Una historia intensa, compleja, rodeada de realidad, engaños e injusticias, pero donde el amor, la perseverancia, la lucha y la fuerza logran vencer todo daño y salen victoriosos ante la vida.

Estoy segura que así como Laura o como Iris, hubieron miles de mujeres que vivieron ese calvario, así como muchas otras personas que, quizá hasta el día de hoy, desconocen su verdadera identidad.

La época de la dictadura en Uruguay, así como en Chile, fue sin duda una época difícil para tantas personas que realmente merecen una justicia, sin importar el tiempo que haya pasado.

Es una lástima saber que esto fue parte de una realidad que vivieron nuestros hermanos sudamericanos, y solo nos queda pedir para que, así como a Laura, también se les haga justicia y rompan el silencio… ese silencio que también los hizo caminar “Descalzos en la Nada.”

Reseña Buscándome te encontré

Dicen que no hay nada más satisfactorio que trabajar en algo que te gusta, que te apasiona. Es decir, dedicarte a algo que disfrutas al máximo y que encima te paguen por ello pues es todo un boom, pero cuando te ves forzado de una u otra forma a dedicarte a otra cosa que no sea eso que despierta esa chispa en ti, te sientes perdido, basta ver con la cantidad de personas que trabajan amargadas porque su profesión no los llena, porque sienten que les falta algo, porque viven sumergidos en algo que, definitivamente, no es lo suyo.

Mile P.D. Bluett nos presenta una novela en la que este tema es el plato principal, claro, además del amor, la pasión y las mentiras que muchas veces surgen por miedo de perder lo que hemos construido pero que en algún momento sale a la luz.

“Buscándome te encontré” es el título de esta historia en la que conoceremos a Cecilia, una blogger y youtuber que se dedica a apoyar a diversos artistas a través de entrevistas en su canal de youtube y su blog personal. Una joven con un gran talento y que viene de familia de cierto nivel económico.

Sin embargo, a diferencia de lo que hablé al principio, Cecilia si disfruta lo que hace, pero hay algo que no la tiene muy feliz, y es que a pesar de llevar un anillo en el dedo puesto por su “noviecito Erick”, no está segura de dar ese paso al altar… además de otros detalles que ya conocerán y que la tienen inquieta.

Respecto a Erick pues… mejor no entro en detalles de este personaje, pero creo que con decirles que es un machista, egoísta y estúpido es suficiente para que sepan cuando lo quiero ¿verdad?

Bien, ahora sigamos con la reseña.

Por otro lado tenemos a nuestro querido y amado Alex. Un joven que es un pecado de hombre, de esos que no deben andar sueltos por la calle porque pueden causar un accidente vial. Alex es un joven con un gran talento musical, que toca la batería de una forma apasionada y entregada, sin embargo, al ser hijo de especialistas en psiquiatría y neurología y un hermano mayor también reconocido en la misma especialidad de sus padres, no cuenta con la libertad y el apoyo para dedicarse de lleno a este talento que lo hace sentir vivo.

Digamos que Cecilia y Alex se conocen de una forma… curiosa. Él no debía conocerla ni hablar con ella, ni ella debió dejarse llevar por esos ojos y la curiosidad que Alex despertaba en ella.

Sin embargo, al leer la historia entenderán que la situación de Cecilia la lleva a buscar nuevas experiencias, pero nuestro Alex… ¡Ains! Él es tan correcto y lucha tanto no por no dejarse llevar y respetar a Cecilia, más con todo lo que llega a saber de ella.

Alex comete un error, pero esa curiosidad por saber de Cecilia hacen que el error se haga más y más grande… así como las bolas de nieve que conforme van bajando en las montañas crece más y más y más… como el conejito de Duracell, y ella pues no se queda atrás. Digamos que después de los encuentros con Alex y de confesarle sus más íntimos secretos, decide ser feliz de verdad, claro, sin tener a Erick a su lado… aunque créanme que para eso pasan muchas pero muchíiiisimas cosas.

Cecilia invita a Alex a seguir su pasión, y Alex invita a Ceci a ser feliz de verdad… y claro, le enseña una felicidad a la buena, de esas que te mantienen amarrada a la cama.

En la historia conocerán a otros personajes importantes en la vida de nuestros protagonistas, como Ashley y Dave, que son una pareja única y especial, a Peter, que es… amigo de Cecilia (ahí dejémoslo y no entremos en detalles por favor). Por el lado de Alex conocerán a Ralph, su gran amigo; a Martha, una mujer especial que quiere mucho a nuestro chico; a Christopher, el hermano ejemplar de Alex y a su esposa Mary. Claro, también conocerán a otros personajes que van apareciendo solo para joderle la vida a nuestros protagonistas, como Lucy, que es una completa cabrona y los padres de nuestros chicos, que no hacen más que joderles la existencia hasta en las últimas.

Les diré que en el trayecto de la historia nuestros personajes van creciendo, aprendiendo uno del otro, aunque para eso tienen que enfrentarse a situaciones desesperantes y a la vez divertidas, especialmente por las ocurrencias de los amigos de Ceci, y los impulsos de Alex, que lo llevan a sacar su lado aventurero en el momento más inesperado.

Como les dije en un inicio, la novela está rodeada de amor, pasión, entrega y mentiras, pero también de situaciones en que la cobardía se convierte en el plato principal, así como los miedos, las inseguridades, las decepciones, las malas decisiones, e incluso la muerte. Como verán, son cosas que nos rodean día a día, quizá en diversas dimensiones, pero que ahí están para hacernos cambiar, madurar, crecer, darnos cuenta de lo que somos y hacia donde vamos… aunque claro… no todos lo tomamos de la misma forma, pero así es la vida ¿no?

Es una historia que tiene de todo un poco como podrán ver, pero verán como nuestros personajes van cambiando, aceptando tantas cosas, aprendiendo de ellas, aceptándose el uno al otro y al final pues… aunque las cosas se tuercen bastante y despierta unas ganas inmensas de golpear a nuestros protagonistas, las aguan toman su curso y ambos logran obtener la felicidad. ¿Cómo lo hacen? Pues eso tendrán que averiguarlo leyendo el libro mis pequeñas lectoras.

Una novela de amor, cariño, amistad, mentiras, seguridad, infidelidad, errores, madurez, aventura, desafíos, pasión, que nos enseña como no hay nada mejor que amar lo que hacemos para ser felices con nosotros mismos y con los que nos rodean. Que nos enseña como, de una u otra forma, el destino se encarga de ponernos las herramientas en nuestro camino para tomar la vía correcta y que depende solo de nosotros tomarlas o no, aunque estas herramientas muchas veces están convertidas en acciones, situaciones, personas… o artistas.

Una linda novela, ligera, romántica, contemporánea, con matices de humor, que nos mostrará como, en el momento menos indicado, quizá en la búsqueda de encontrarnos a nosotros mismos, encontramos a esa persona que llega para cambiar nuestra vida y nuestro destino, para que al final podamos decirle: Buscándome te encontré.

Reseña La noche más linda

¿Qué sería de la vida sin amor? Sin el amor de nuestros amigos, de nuestra familia, de una pareja, pero sobretodo, del amor asimismo, porque si no nos amamos, si no nos valoramos ¿cómo podríamos ser felices?

Lorena Fuentes nos trae una novela en la que el amor es el plato principal, pero les hablo de ese amor propio y claro, también de romance, pero un romance que nos deja una increíble lección de vida. Una historia que es una experiencia que estoy segura, lamentablemente, muchos han vivido o están viviendo en carne propia, pero es de esas experiencias que, si bien no le deseo a nadie, nos dejan lecciones y un gran aprendizaje.

“La noche más linda” es el último libro de Lorena. Una novela en la que conoceremos a Alejandra. Una mujer guapa, amante de los animales, con un gran corazón, pero también con una gran inseguridad, ¿por qué? pues por los estereotipos de la sociedad, ya que Alejandra es una mujer de curvas y eso pues, le hace complicada las cosas, más cuando es nacida en Venezuela, conocida como la tierra de las “mujeres hermosas”, y lo pongo entre comillas porque realmente, una mujer hermosa no es la que define la gente por su belleza exterior, sino lo que llevas por dentro.

Sin embargo, la vida siempre se encarga de cruzarnos ángeles en nuestro camino, ángeles que se encargan de hacernos dar cuenta de la realidad y se fijan en aquello que nos hace únicas y especiales, como Andrea… Oh Andrea! Un hombre de carácter, con un físico de esos que te roban el aliento, con una barba poblada que dan ganas de estar acariciando con cariñitos y mimos y con unos ojos que traspasan tu alma y tu corazón.

Oh Andrea… ¿dónde los hacen para buscar uno? Creo que todas merecemos conocer una persona así en nuestra vida… aunque claro, tampoco puedo decir que es perfecto, porque en muchas ocasiones dan ganas de pegarle un guatazo, pero ¿saben? Andrea me dio una gran lección respecto a eso, y estoy segura que, así como yo, al leer sus pensamientos, sentimientos, angustias y miedos, lo podrán llegarán a entender, así que cálmense y antes de mandarlo a freir espárragos, conózcanlo un poco más, con el entenderán muchas cosas y sabrán que es un gran guerrero.

Las vidas de Ale y Andrea se cruzan finalmente en un momento inesperado, y a pesar que el flechazo es inevitable, creo que es de esos amores perfectos hechos el uno para el otro pero que definitivamente surge en el momento incorrecto… claro, que uno nunca sabe porque suceden las cosas. Creo que la vida de ellos merecía que se cruzara antes… mucho antes, quizá en el momento que debió darse, pero como les digo mis estimadas, así es la vida, un gran libro y escuela donde no entendemos muchas cosas pero que siempre nos deja algo que aprender, aunque no nos guste mucho.

Este romance es complicado… muuuuuy complicado, y no lo digo por personajes malvados, sino por la situación que ambos protagonistas les toca enfrentar. Una situación difícil en que la fuerza, la lucha y el amor, son los únicos que pueden lograr hacer que salgan adelante.

Alejandra es una mujer a la que le toca vivir muchas cosas difíciles, y sí, ella se encarga de poner en su lugar a Andrea en más de una ocasión porque es justo y necesario, sin embargo, creo que o solo Andrea aprende y cambia con Alejandra… de hecho, creo que es él quien le da una mejor lección a ella. Es él quien se encarga de enseñarle cuanto vale, y más de una vez le dice que su misión en la vida, es que ella aprenda a amarse y entender lo bella que es tanto por dentro como por fuera.

La historia no tiene personajes malvados, o al menos no personajes de carne y hueso, interesante ¿no creen? Y es que a veces los enemigos viven en uno, en nuestros miedos, en nuestro interior, pero como les dije anteriormente, cuando hay amor todo es posible. El amor es el que nos impulsa a luchar, a darnos cuenta de tantas cosas que nos hace entender muchas veces lo equivocados que estamos y hacemos la guerra por cambiar las cosas, aunque para ello se requiera hacer sacrificios.

Es increíble lo que un sentimiento puede lograr. Definitivamente el amor es el sentimiento más poderoso de todo el mundo. Es él quien nos hace perdonar, es él quien nos hace valorar y valorarnos, es él quien nos impulsa a salir adelante, a no darnos por vencidos y luchar contra todos los obstáculos que se nos presenten.

Y ¿saben que es lo mejor de todo? Pues que es gratuito. Ni todo el mundo del mundo puede comprar el amor, ni las emociones, ni muchas cosas que existen en la vida. Estas simplemente nacen, viven y crecen en cada uno de nosotros, y eso es algo en lo que Andrea siempre piensa y reniega de ello, ya que ni siquiera el hecho de ser uno de los hombres más millonarios de Italia lo libran de lo que está en su destino, ni evitan las tantas discusiones que tiene con Alejandra y las lágrimas que le hace derramar.

Esta es una de las novelas más intensas de Lorena Fuentes, con una narrativa limpia, ligera, atrapante, de rápida lectura, con un contenido duro, difícil y realista, porque así es el amor, no todo es rosas, peluches y mundo de arcoíris, y en esta novela la realidad nos golpea duro… muy duro.

Esta historia nos enseña que debemos entender que no podemos hacer que la felicidad dependa de otra persona. Debemos ser felices con lo que somos, con nuestros defectos y virtudes, con todo lo bueno y todo lo malo que tenemos. Una novela en la que, Andrea y Alejandra, nos muestran la fuerza del amor, de lo que somos capaces de hacer por él y que nos enseña como, a pesar de que la vida muchas veces se pone difícil y dura, debemos aprender y sacar de ella lo mejor, todo lo bueno, todo aquello que nos hace sonreir, suspirar, emocionarnos, alegrarnos, ilusionarnos.

Una historia que nos muestra como el amor no es cuestión de tiempo, ni edad, ni físico, y que a pesar que no todo es color de rosa, siempre vale la pena vivir esas experiencias que nos hacen volar y amar, especialmente cuando estas comienzan en “La noche más linda”.

 

Reseña Contigo Aprendí

Hay un gusto especial que te dejan ciertas historias, un gusto de satisfacción, tranquilidad, felicidad… no sé, hay historias que te hacen sentir completa y que al terminarlas de leer, sientes que ha tenido el contenido perfecto y el final ideal.

Hilda Rojas Correa ha logrado eso con cada una de sus novelas, y “Contigo Aprendí” no ha sido la excepción.

Reconozco que cuando la autora me explicó de qué iba el libro, pensé que quizá tendría algunos aspectos cliché debido a que el tema de la historia es ya bastante conocido, pero no jóvenes, me equivoqué y me sorprendí gratamente porque incluso en eso, Hilda ha sabido como mantener su estilo, sin lograr caer en lo típico.

Damian y Haydée… Uf! dos personajes hermosos, reales y únicos, cada uno con personalidades que encajan perfectamente entre ellos, demostrándonos que cuando hay amor, las adversidades, los miedos o inseguridades, pasan a un segundo plano.

Pero para no regarnos tanto, les voy a contar un poquito de esta historia.

En este libro conocerán a Damian, un hombre trabajador, responsable, que tiene de compañeros a ciertos personajes que ya conocemos (Jesu y Leonardo de Un Paso a la Vez), tiene un modo de hablar muy correcto, de hecho, todo él es correcto, su forma de expresarse, su carácter tan directo, y su honestidad, porque sí, es muy pero muy honesto, y bueno, además de todo eso, hace un par de años descubrió que lleva en su interior a un hombre que le gusta la “dominación”.

Ahora, no se esperen que Damian sea un hombre multimillonario, guapísima, con un departamento de millones de dólares, colección de carros y un pasado tormentoso… no, nuestro Damian es un dominante en otros términos… digamos que es algo que descubrirán poco a poco en la novela y les va a gustar.

Por otro lado tenemos a nuestra Haidée, una mujer guapa, inteligente, con experiencia en la informática y divorciada. Es madre soltera y vive con su pequeña Julieta. Ella es una mujer de lindo carácter, a la que el idiota de su ex , Gabriel, simplemente dejó de querer…  aunque la realidad es otra.

La verdad es que la forma en que Damian y Haidée se conocen es bastante complicada, sencilla y juguetona a la vez, porque es una muestra de como el destino se encarga de cruzar los caminos de las personas que deben estar juntas, y no le importa la forma ni la cantidad de veces que tiene que hacerlo.

Estos personajes son simplemente hermosos. Su forma de ser encaja de una forma tan linda, y Damian… Ufff! de verdad que ese tipo es calidad de persona, no tienen idea! la forma en que, sin esperarlo, logra que Haidée se enamore de él, la forma en que logra que ella confíe en él… en todos los sentidos, la forma en que le explica que quiere conocerla para algo más y no solo como “follamigos”… Ains! la verdad es que el mundo necesita más hombres como él… definitivamente! Ay! y la forma en que trata a Sofía, la niña de Haidée… es simplemente increíble.

Y si ustedes están queriendo saber que onda con el tema de la dominación pues… no les pienso decir nada, esto tendrán que descubrirlo pero, la verdad es que en este libro descubrirán cosas nuevas, ahora, lo que sí les puedo decir es que los encuentros íntimos de nuestros protagonistas, están cargados de pasión, dominación, pero sobretodo, de amor, delicadeza y muchos juegos. Son escenas limpias, elegantes y calurosas.

Y bueno, ni que decir de los otros personajes a los que estoy segura que van a amar, como Agustín, el papá de Damian, las compañeras de trabajo de nuestros protagonistas también nos harán reír mucho, sobre todo por las bromas que le hacen a Damian,  la mamá de Haidée, Edmundo, un personaje que llegará y nos tomará por sorpresa, pero al que llegarán a querer y desearán saber de él más de lo que imaginan. Todos hacen de la novela una linda experiencia al leer.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Hay personajes que llegan para joder la tranquilidad de Haidée, pero a joder en serio, pero con Damian a su lado, todo obstáculo es superado… aunque no de forma fácil.

Lo más lindo de todo esto es que, en las novelas de Hilda, el nudo de la historia se mantiene al margen de la relación de los protagonistas… es decir, el nudo está vinculado con ellos, pero no directamente… ¿me explico? Es por otros factores, factores o problemas que los protagonistas deben enfrentar y pues, en este caso, es así. No se esperen una separación, no se esperen una mega pelea, pero si habrá tristeza, pesar, decepción, cólera, pero también están garantizadas las alegrías, sonrisas, satisfacción y amor… mucho amor!

Una vez mas, Hilda logra envolvernos con una historia con dos protagonistas que te marcan, no solo por el amor que viven, sino por la personalidad y la vida de cada uno. Damian y Haidée son, sin duda, ese tipo de personas que, a pesar de su sencillez, guardan tanta fuerza, pasión y carácter que más de alguna querrá tenerlos en su vida en forma real. Dos personajes hermosos, con personalidades admirables y que se merecen el uno al otro.

Un libro cargado de amor, aprendizaje, ternura, mucha pasión, mentiras, perdón, lecciones y liberación, mostrándonos como la vida nos sorprende de tantas maneras, a veces buenas o malas, pero dejando claro que, al final, sea como sea, de todo se aprende; se aprende a amar, se aprende a creer, se aprende a conocerse, se aprende de gustos y placeres poco comunes, y se aprende a creer en las segundas oportunidades. Todo… absolutamente todo, es cuestión de aprender.

Hilda, gracias por tu confianza al mandarme esta hermosa historia! Esperaré con ansias lo que sigue!

Reseña de La Sexy Caza a la Chica Hitchcock

Una vez más Cristina Prada nos trae una novela que despierta todo tipo de emociones, y que en más de una ocasión, despertó mi lado criminal.

“La Sexy Caza a la Chica Hitchcock” la última novela de Cristina, solo que en este caso, también colaboró una persona que muchas conocemos por sus lindos artes en las redes sociales: Tiaré Pearl. Sí, estas dos conocidas chicas se unieron para traernos esta novela cargada de mucha pasión, intrigas, pero sobretodo, de amor.

A ver… ¿qué les puedo decir de esta novela? la verdad es que tiene todo el estilo de Cristina. Una novela romántica, con escenas candentes, con un protagonista al que dan ganas de golpear y al que se llega a amar a la vez y una chica luchadora, inteligente, aplicada y apasionada en lo que hace, pero que flaquea ante la pasión que nuestro personaje masculino le despierta.

En esta ocasión conoceremos la historia de Lillie Harper, una joven socióloga que, en busca de obtener una gran oportunidad, debe hacer una profunda investigación sobre un tema bastante… interesante, y para ello, debe involucrarse en un mundo desconocido para ella. Un mundo en el que el sexo, la elegancia y la pasión, son el plato principal.

Con la ayuda de Taylor, su mejor amiga, Lillie entra en este ambiente místico y cargado de secretos, y es en todo este lio que se cruza con el gran Ethan, un tipo prepotente, pedante, con un alto e importante cargo en la ciudad de New York, y que es extremadamente guapo… algo así como un churro untado con Nutella y acompañado de helado de vainilla… y pecanas… y un traguito de Baileys Irisch Cream servido con hielo. Sí… eso es Ethan, pero su carácter tan peculiar hacen que todo ese dulce placer tenga un saborcito amargo.

Ahora, Ethan no es el único que se cruza en el camino de Lillie. También está Ayden, otro tipo que está tan bueno que los churros, solo que este tiene más estilo a un Creme Brulee… sí, así exactamente. Un tipo exquisito, misterioso y que es un maldito astro en la cama.

Bueno… la verdad es que los dos son los hombres soñados en la intimidad, y sino, pregúntenle a Lillie.

Ahora ustedes se preguntarán ¿cómo es que Lillie sabe que tan buenos son Ethan y Ayden son en la cama? Bueno pues, eso es algo que tendrán que averiguarlo, lo que sí les puedo decir es que, esa investigación que tiene que realizar Lillie, la lleva a conocer los placer más exquisitos de la sexualidad con estos dos personajes a los que estoy segura, ustedes también querrán tener, aunque sea en una noche loca de pasión.

Sin embargo, la historia guarda muchos secretos, muchos misterios que van más allá de ese mundo en el que Lillie y Tylor se desenvuelven. Misterios que rodean la vida de Ethan y de Ayden, y que, de una u otra forma, justifican el carácter de Ethan… aunque a veces ese tipo es desesperante. A ver, que el tipo está buenísimo, pero si se merece un par de puñetazos en más de una ocasión, y Lillie… ¡Ay criatura de Dios! A esa niña hay que despabilarla! No sé, darle un curso intensivo de “Cómo tratar a un cabrón como Ethan” porque cada que está frente a este bombón, cae en sus redes. Aunque bueno, es justamente su carácter lo que hace que Ethan caiga a los pies de esta jovencita, pero no resulta fácil… nada fácil.

Por otro lado está Ayden. Él tiene su nivel de pedantería pero es más querible, es decir, se porta bonito con Lillie, pero definitivamente no están hechos el uno para el otro. Ayuden tiene un pasado que debe enfrentar y espero que, muy pronto, sepamos más de este personaje al que se llega a querer durante la historia. Sí chicas, no todo es sexo, no pensemos en el hombre solo como un postre delicioso… el tipo tiene su corazoncito.

El nombre de la novela tiene mucho que ver con el papel que desempeña Lillie en ese mundo en el que le toca desenvolverse, y cuando la lean entenderán qué tiene que ver con Hitchcock… de hecho, este tema también forma parte del final de la novela. Un final épico, único y especial, de esos que solo Cristina Prada sabe darnos y que nos hace suspirar como locas enamoradas.

Ahora,  la novela también tiene sus personajes malvados, pero esos tendrán que conocer en la historia y descubrir sus planes maquiavélicos, además, uno de estos personajes al final nos da una sorpresa, ya que descubriremos su vínculo con uno de los protagonistas de la novela… y bueno, no es la única sorpresa que se llevarán. Créanme que habrá más de una situación que las dejará en shock.

Una novela cargada de pasión, con encuentros pasionales inolvidables, con misterios que poco a poco irán descubriendo y con un amor que, de una u otra forma, lucha por salir ganador. Una historia en la que también la amistad, se antepondrá ante toda situación, y la lucha por ser feliz, al final, sale victoriosa… aunque para ello, hay que salir a La Sexy Caza a la Chica Hitchcock.

¡Gracias Cristina y Tiaré por la confianza de compartirme su libro!

 

Reseña Donde Caben Dos Caben Tres

Gracias a las novelas románticas donde en vez de ser una pareja, se hacen tríos, he comenzado a pensar que eso de que se puede amar a más de una persona a la vez es posible. Es decir, tenemos la capacidad de querer a más de una persona ¿verdad? entonces ¿por qué no se va a poder amar?… claro, no lo he experimentado, pero he escuchado la situación en más de una ocasión y ahora he vuelto a conocer una historia de este tipo gracias al libro “Donde caben dos, caben tres” de Noelia Medina, donde Naiara, junto a Hugo y Sam, viven un romance de esos que más de una, deseará vivir, y no lo digo por lo buenos que están los dos, sino por la relación que surge, la confidencialidad, la amistad, la camaradería… en fin, una relación perfecta, pero en tripleta.

A ver, para contarles un poquito les diré que Naiara vive una situación… o mejor dicho, tiene un encuentro que hace que su vida se desmorone en cuestión de segundos. Le toca vivir algo que no se lo deseo a nadie. Es por eso que decide cambiar, irse, alejarse de aquello que le abrió los ojos, y va a parar a una casa para alquilar una habitación, sin contar con que los dueños de dicho lugar, son dos mangos más ricos que cerveza helada en una playa del caribe.

Hugo y Sam, Sam y Hugo… dos personajes extremadamente perfectos e increíbles, de personalidades totalmente diferentes, pero ambos con una gran capacidad de hacerse amar. Hugo es un extrovertido, creativo, inteligente, apasionado, siempre dispuesto a darle la mano a Naiara desde el primer momento. Caso opuesto a Sam, que es más místico, serio y distante, de hecho da la apariencia de no soportar a su nueva inquilina. Dos personajes únicos, opuestos y mejores amigos de toda la vida.

La forma en que se va desarrollando todo pues tendrán que descubrirlo poco a poco, pero es una novela con un alto contenido sexual explícito, con unas escenas que las hará entrar en calor y desear tener a esos dos adonis a su alrededor. Lo que sí cabe mencionar es que en ningún momento hay escenas donde los chicos tengan una interacción directa, es decir, siempre son ambos compartiendo a la misma mujer y sí, claro que se rozan, pero no pasan de ahí.

Es importante  dejar bien pero bien clarito que no es una novela convencional, ya que sus nudos y problemas pan por vía triple, es decir, si de por sí es complicado una relación de dos pues, ¡no digamos de 3! más cuando no solo es el sexo lo que las une, sino también los sentimientos, y con ello también las inseguridades, sobre todo por la personalidad de cada uno.

La historia está llena de sorpresas, de situaciones que en más de una ocasión las dejará con la boca abierta o con ganas de jalarse los pelos… o de jalárselos a los personajes, así como otras que las hará sentir el corazón en la boca, les provocará angustia, desazón, desesperación, e incluso las hará perder la esperanza pero, no se rindan chicas, no dejen de leer chicas, hágame caso.

Ahora, otro de los puntos importantes es el tema social, es decir, uno sabe que en la casa o en una habitación puedes hacer lo que quieras y con quien quieras pero, ¿la sociedad acepta una relación así? es decir, tu familia, amistades, compañeros de trabajo, ¿aceptarían el hecho que tu relación sea de tres?… a ver, no lo digo por juzgar, porque soy de las que piensa que uno es libre de hacer lo que quiera con quien quiera, pero joder, que nuestro mundo está jodido y ataca todo lo que no es “socialmente aceptable”, y bueno, esta es una situación a la que nuestros personajes también tienen que enfrentarse, y es uno de los temas que se vuelven pilares en toda la historia.

También debo mencionar que hay más personajes que le dan vida y chispa a la novela, como Scott, el ex de Naiara, quien se vuelve una pieza importante en la historia, así como la familia de ella, que estoy segura muchas de ustedes identificarán. También están los amigos de Naiara, como David, Anna, Michael, Bárbara y Cari, y por supuesto, ciertas féminas que se involucran con nuestros chicos, Hugo y Sam, pero créanme, son tan estúpidas que no vale la pena ni mencionarlas.

La narrativa de la novela es muy buena, limpia y ligera. La historia está contada en primera persona, siendo Naiara la que nos cuenta todo, pero en algunos capítulos se encontrarán la historia contada desde el punto de vista de Sam o de Hugo, dándonos la oportunidad de conocer la perspectiva de los tres personajes.

Una historia diferente, erótica, sensual y apasionada, con un final perfecto y cerrado, que le da final a todo lo que tenía que terminar; que nos muestra como el amor es tan grande e increíble que es capaz de amar a una persona sin pensarlo, sin planearlo, sin quererlo; capaz de entregarse, de disfrutar, de sentir. Una novela que nos muestra como, cuando se trata de sentimientos, ellos son los que mandan… además del deseo claro, y bueno, cuando hay sentimiento, no somos dueños de nosotros mismos, son ellos los que rigen nuestras acciones, y aunque a veces seas impulsivos y se equivoquen, siempre toman las riendas del camino correcto y nos llevan hacia aquella o aquellas personas que deben estar en nuestra vida.

Una novela entretenida, con muchas escenas que nos harán entrar en calor, y que nos dejarán claro que, también en el amor, aplica aquella teoría conocida que dice que Donde caben dos, caben tres.

Reseña de Recuérdame

“Si amas algo, déjalo ir. Si regresa es tuyo y si no, nunca lo fue”… Uff, cuantas veces he escuchado esa frase y que cierta es, porque de eso se trata el amor, de libertad. No puedes tener a alguien amarrado a tu lado porque puedes hacerlo infeliz, además eso no es amor, y pues Ally y Matthew nos dan una lección sobre esto en “Recuérdame”, la tercera entrega de la serie “Welcome to London” de Yunnuen Gonzáles.

Es curioso porque esta historia, según leí en el blog de la autora, es la primera historia que Yunnuen escribió de la serie, pero ha sido la última en ser publicada, sin embargo, el hecho de ser la primera le da algo que la hace más especial que las otras,.

Matthew y Ally… este par de personajes son bastante especiales, y es increíble porque su romance no es algo que surge de la noche a la mañana, sino de algunos años atrás, cuando ambos estaban en la universidad, pero podría decirse que Matt era algo “odioso” y Ally, cada que lo veía se quedaba como piedra sin saber que hacer ni que decir, por eso nunca se presentaron como la gente ni entablaron una amistad, sin embargo mis queridas lectoras, como sabrán, la vida se encarga de juntar a esas almas que están destinadas a estar juntas, sin importar el momento, ni el lugar, ni la hora.

Cabe aclarar que ese enamoramiento que Ally tiene por Matt surge incluso estando Mason, el novio de Ally, un joven adelantado a su carrera que, además de ser su novio, es su mejor amigo, claro, él junto a Vera y Luke, que también son pareja… de esas parejas que tienen para largo.

Mason cae bien… al principio, porque después…. UUUFF! querrán estrangularlo con sus propias manitos por tonto, egoísta, mentiroso y manipulador… Oh sí, es un idiota, definitivamente, y créanme, no solo él. Además, es complicado que tu novio sea amigo del novio de tu mejor amiga también ya que, cualquier problema, afecta todo el círculo y sí, no debería ser así pero ustedes ya saben que siempre hay gente que suda calentura ajena y pues, este es uno de esos casos.

Como les comentaba, el destino se encarga de cruzar los caminos de Matt y Ally cuando menos se lo esperan y sí, resulta algo incómodo… bastante diría yo, porque hay otros personajes que están por ahí, rondando, como una tipeja llamada Marlene… AASH!!!! Que tipa más odiosa y malvada por Dios!… esa sí me despertó instintos criminales, porque es malvada, mentirosa, hipócrita y carece de dignidad… es una arrastrada!… Uf! se nota que me cae mal ¿verdad? pero la verdad es que esa tipa y Mason, están cortados con la misma tijera… Oh sí! y ya entenderán el porqué lo digo.

Pero mejor enfoquémonos en nuestros protagonistas. Matthew es perfecto, un bien líder, buen compañero de trabajo, que besa como los mil demonios, y además de que es un churro que está más bueno que las papas gratinadas recién salidas del horno, es todo un caballero anticuado… oh sí, aunque no lo crean, por lo tanto, cuando lo conozcan, verán que esa pinta de odioso que tenía en la universidad era solo eso… pinta, porque es un personaje adorable.

Y Ally pues… ¡ay esta chica! tiene su par de momentos desesperantes donde provoca pegarle un par de cachetadas para que se despabile y deje de equivocarse tanto. Es una chica pilas, responsable, enamorada, buena amiga, pero joder! a  veces la inteligencia se le va al trasto, ya que por momentos la inseguridad aparece y compite con ese otro lado guerrillero, pero parece que por momentos escucha nuestros pensamientos porque hace caso a lo que le decimos.

La relación de estos protagonistas es bonita, divertida por momentos, llena de celos en otros, y rodeada de globos… ya entenderán por qué les digo eso. Y pues, si ustedes se preguntan qué tiene que ver la frase del principio con estos dos pues, solo les diré que esa frase de “si amas algo, déjalo ir” cala perfectamente en un par de situaciones que Ally y Matt tienen que enfrentar, sobretodo al final, cuando un acontecimiento dirigido por las malas intenciones, intercede para separarlos, pero gracias a uno que otro personaje que conocerán en el transcurso de la historia, y que las sorprenderá a su debido momento, todo logra solucionarse y pues, los malos obtienen su merecido… y claro, los buenos también.

Un historia encantadora, al estilo único de Yunnuen, que nos muestra como el destino siempre se encarga de unir a esos corazones que fueron creados para estar juntos. Una historia que nos muestra que las mentiras tienen patas cortas y que la maldad nunca sale victoriosa, más el amor, los buenos sentimientos y la honestidad sí, convirtiéndose para siempre en una estrella de aquellos que se aman.

Una novela romántica en la que un recuerdo se convierte en la parte más esencial de la historia, y en el destino que ambos tenían forjado desde un inicio… y todo gracias a un simple anhelo: “Recuérdame”.

 

Reseña Ángel, camino a la redención

No sé si es que yo vivo en las nubes o qué me sucedió, pero comencé a leer este libro sin ser consciente que era parte de la historia de la novela “Libertad” . La verdad es que compré el libro porque todas las historias de Hilda Rojas Correa me han gustado y sabía que este me enamoraría igual, pero fue más allá… mucho más allá, porque logré comprender cosas que no conocía y pude descubrir la historia tan poco común de Ángel Larenas y Rossana.

Ángel Larenas… Uff, creo que definitivamente el nombre le calza de pies a cabeza. Si bien es verdad en el libro “Libertad” nos pareció un personaje misterioso que nos dejó con ganas de más, debo reconocer que es un protagonista único, con un corazón inmenso, una gran lealtad y mucha fortaleza… de hecho creo que lo quiero un poquito más que a Alesandro… pero solo un poquito.

En “Ángel, camino a la redención”, conoceremos la vida de Ángel, el otro nieto de la Noni, abuela de Sandro. Aquí descubriremos totalmente los motivos por lo que este hombre, de descendencia italiana, se involucró con la mafia, y especialmente descubriremos el por qué está en ese mundo tan sucio y peligroso, más aún como uno de los más grandes líderes.

Les diré que esa razón está vinculada con la lealtad hacia un amigo y con una promesa… la cual llega a cumplir en el momento menos esperado  y en una situación bastante complicada, ya que es justamente en un viaje de “negocios” donde esas preguntas y preocupaciones comienzan a revelarse… aunque no de una manera fácil.

Ahora, ¿se acuerdan de su esposa, Rossana? aquella mujer que intimidó al imbécil de  Marco, ex novio de Libertad… ¿La recuerdan?… pues bien, en esta historia conoceremos la forma en que Rossana se cruza en el camino de Ángel, y debo decirles que no es de una forma soñada, todo lo contrario, pero les puedo decir que Ángel se convierte en un salvador para esta mujer sola en el mundo, y víctima de un mundo en el que nadie merece estar.

La relación de Ángel y Rossana no es fácil… todo lo contrario, y no lo digo por ellos sino por todo lo que los rodea, por los peligros, por su constante búsqueda a la salvación, a la libertad, por estar bien, libres de las trampas, las emboscadas o la muerte.

Pero pese a todo lo que los rodea, debo decir que el romance de este par es hermoso, porque pese a que Ángel se niega en todo momento a caer en las redes del amor, pues simplemente no puede, más cuando Rossana es una joven que además de hermosa, es inteligente, fiel, leal y bastante valiente… ella es el tipo de mujer perfecta para un hombre Larenas, ya que a pesar de todo lo que vivió, es fuerte y decidida en todo momento, además ella tampoco puede evitar enamorarse de Ángel, más cuando es un hombre que, pese a su carácter, la cuida y protege tanto que hace honor a su nombre.

La verdad es que yo quiero tener a un Larenas en mi vida… ¡Joder! es que los dos son perfectos! Son buenos, amables, fieles, y entregados a una sola mujer, justo como me lo recetó el doctor, ya lo verán!

Me gustó también porque hay escenas puntuales donde nos encontraremos con escenas que ya leímos en Libertad, pero acá se ve desde otro punto de vista, además descubriremos de cerca algunas de las cosas que quedaron pendientes en el otro libro y estoy segura que las dejará con una gran satisfacción.

Esta es, en definitiva, una historia de amor y pasión, pero con una estructura diferente, donde el amor no solo se muestra como un sentimiento hermoso, sino como el motor que impulsa a esta pareja a salir adelante y librarse de todo aquello que los persigue, aunque esto los lleve a poner en riesgo su vida… todo con tal de tener un final feliz.

Ángel y Rossana son una pareja fuerte, valiente, de aquellas que quisiéramos conocer y tener de amigos, no solo por lo bien que se llevan sino por la calidad de personas que son.

Otro de los puntos que estoy segura que les gustará es que se encontrarán con personajes que conocen muy pero muuuuy bien,  y no les hablo de la Noni, Sandro y Libertad… nop, les hablo de otros personajes a los que quieren y en su momento también les robó un pedacito de su corazón, pero eso tendrán que descubrirlo en la novela.

Un libro completo, en la que el amor la pasión, la fuerza, la valentía y lealtad son los pilares de toda la historia. Un libro donde nos deja claro que nunca debemos juzgar a las personas por lo que creemos sin saber lo que hay detrás de ellas; que nos muestra como el amor puede aparecer en los momentos más difíciles, pero más indicados y que nos enseña como todos, de una forma u otra, por más complicado que parezca, pueden encontrar un Camino a la Redención.

 

Reseña de Naturaleza de una Liberación

Espere este final con unas ansias locas ya que, como les he contado anteriormente, esta historia es bastante diferente a lo que estamos acostumbradas, por lo tanto, el cierre de esta trilogía me tenía muy ansiosa, y debo reconocer que tuvo un final justo y, relativamente realista… claro, apegándonos siempre al tema de la reencarnación y esos detalles.

En “Naturaleza de una Liberación”, el último libro de la trilogía “Obsesión” de Matina Bennet, se resuelve aquel miedo con el que quedamos en el segundo libro por la aparición de aquella mujer que aparece en la vida de Elizabeth y Christoper y que lleva la misma voz que por mucho tiempo ha perturbado los sueños de Elizabeth.

Como recordarán,  Beth está embarazada de nuestro Chris (no sé por qué me empeño en llamarlo nuestro, pero se siente bonito) y en el libro anterior, la enfermera que cuidaba de Beth tuvo que retirarse y contrataron a una nueva. Pues bien, esta enfermera se llama “Hannah” y es bastante… extraña. Estoy segura que así como a Elizabeth, y Lissa, ustedes tampoco la van a querer cuando la conozcan, sobretodo por las reacciones que llega a tener en más de una ocasión, especialmente cuando recuerda el amor que tuvo en el pasado.

El amor de nuestros protagonistas, y la pasión descontrolada que tienen, se mantiene y hasta aumenta en esta novela, demostrando que son dos almas destinadas a estar juntas y amarse con locura. Ahora, la personalidad de Chris no cambia, ya que sigue siendo el mismo cabezota y terco que conocimos en las otras novelas, pero lo bueno es que Beth ya lo conoce y logra controlarlo.

Por otro lado, veremos otros romances que se desarrollan en la historia, como el de Eva y Marcus… ay Dios! Eva es un caso! esa mujer cuando quiere algo no para hasta obtenerlo, aunque sus armas son algo diferentes a las de Chris, ya que ella usa la seducción, y el pobre Marcus… ¡Pobre hombre!… es decir, se mantiene luchando para no caer en las redes de Eva pero definitivamente para ella no hay imposibles, además hombre es hombre y obviamente cae en las redes… aunque las cosas se tuercen un poco, pero el amor y la pasión, en este caso, siempre salen victoriosos.

Pero eso no es todo. También está Lara, que como recordarán andaba tras los huesitos de Daniel, el casi hermano de Elizabeth. ¿Se acuerdan todo lo que el pobre padece porque Lara insistía en andar con él?… Pues qué se creen?… ja! como dice el refrán “el que persevera alcanza” y Lara no es la excepción.

Y es que esa familia es así… especial, sino miren a Kendall, que se enamora locamente de Emma y llega a cometer un par de locuras bastante… extremas, pero conociendo los antecedentes pues no es de extrañarse y si no, pregúntenle a Sophia, la mamá de Chris, que en un momento comparte con Elizabeth su experiencia con su esposo y con otros miembros de la familia.

Ellos son un caso.

Respecto a Kopján pues, vuelve a aparecer. Ese guerrero que vive en Chrsitoper se mantiene más vivo que nunca y lograrán conocer un poco más de él en esta historia.

Sin embargo, hay momentos de angustia, sobretodo cuando Beth descubre la existencia de otra mujer. Una mujer que perturba su existencia y de la que no conoce nada, solo que es alguien que existe en la vida de Christoper. Pero tranquilas, confíen en mí. Chris es incapaz de engañar a Elizabeth… además, ocultar cosas no es engañar ¿verdad?… ¿o sí?

En fin, el asunto es que la liberación llega… de una forma difícil, tormentosa, arriesgada, pero llega. La vida de más de un correrá peligro y personas del pasado aparecen para joder la existencia de nuestros protagonistas, pero gracias a la fuerza, el amor, la amistad y la lealtad de ciertas personas, harán que al final, la prosperidad y el amor salgan vencedores.

Este libro es el más corto de los tres, pero su contenido es suficiente para dejarnos más que tranquilas y felices, ya que después de la tormenta que tienen atravesar, llega una calma que acompañará a nuestros personajes por el resto de sus vidas, además, las almas que vivían encerradas en nuestros protagonistas por un pasado que tuvo un mal final, logran tener su liberación.

El final de esta historia es diferente, cautivante y triste a la vez. De él solo les puedo decir que la vida no es eterna, pero la felicidad y el amor que existe entre dos almas como la de estos personajes, se mantiene viva incluso en el más allá, ya que ni la época, ni la edad, ni la muerte es capaz de separar a dos corazones que laten al mismo ritmo.

En definitiva, esta es una novela que nos muestra que existen amores, como el de Christoper y Elizabet, que son tan fuertes que prevalecen por siempre, porque son amores tan grandes, naturales y profundos que encontrarse en una vida, y reencontrarse en otra, no les es suficiente.

Estoy segura que el amor de Chris y Beth, seguirá existiendo y latiendo con la misma intensidad eternamente, porque pertenecerse el uno al otro, es parte de su naturaleza.