Reseña El trato más dulce

¡Ay la seguridad! La verdad es que las mujeres estamos jodidas por completo, y los digo por esa palabrita, “seguridad”. Vivimos en un mundo que, a pesar de estar muy “modernizado” y que cada día hablan más de la igualdad, las exigencias a la mujer están cada día peor. Las mujeres crecemos en una sociedad que nos exige ser delgadas, con cabello hermoso, largo y sedoso, con piel nívea que parezca leche, con curvas, con senos pero no tanto, con trasero pero no escandaloso, con una personalidad agradable, inteligentes, buenas en la cama, buenas amigas, y buenas madres, porque claro, nacimos para tener hijos, y si no cumplimos con ese esteretipo pues, muchas veces nuestra seguridad se va a la basura, y lamentablemente, todo esto comienza desde que estamos pequeñas, desde que nos hacen jugar con las muñecas Barbies y las vemos tan bonitas y soñamos ser como ellas, sino estamos perdidas.

Y ¿al hombre que le exigen? ¡NADA!… es decir, es una la que debe ser guapa y mantenerse así aunque estes casada y con dos hijos para que “tu marido no te deje”…¡Ja!, es jodido la verdad, y sí, se que hay hombres que también padecen de inseguridades y que viven malas experiencias, pero somos las mujeres las que seguimos sumergidas en todas esas exigencias ante las que tenemos que luchar día a día.

Imagino que pensarán ¿qué le pasa a Melina? ¿Por qué ese arrebato en defensa de la mujer en esta reseña?… pues simple, es por un libro de Amanda Laneley, un libro en el que justamente vemos esa inseguridad que le complica la vida a tantas mujeres, pero que a la vez nos muestra que en este mundo, también existen hombres buenos, porque pese a todo creo que sí los hay, pocos, pero los hay.

“El Trato más Dulce” es una historia que estoy segura a muchas enamorará y con la que estoy segura, más de una, se sentirá identificada en algún momento, además, claro, las hará enamorarse de Max… ¡Ains! Tan lindo y único! Necesito un hombre así en mi vida, y no por guapo, sino por ser como es… aunque lo guapo no me molesta para nada.

A ver, comenzaré por hablarles de Lucy, una mujer profesional, socia fundadora de Mentoring, una empresa consultora de negocios para gente emprendedora, una chica inteligente, hábil, con un buen sentido del humor y que tuvo una mala experiencia con Allan, su ex novio de la universidad, uno de esos tantos que hombres que uno encuentra y que no valora a las mujeres por lo que valen, sino por su apariencia. Y es que Lucy no es una mujer 90, 60, 90, ella es una mujer con un poco de sobrepeso, con lonjitas en esos lugares que detestamos, y pues si a eso le agregamos la traición de su novio pues, comprenderán que la chica, pese a su inteligencia y capacidad en los negocios, tiene un problema de inseguridad en el ámbito personal.

Después de un encuentro desagradable, un comentario sin mala intención de una persona desconocida y de una plática con ella misma ate el espejo, Lucy decide ingresar a un gimnasio para ponerse en forma y así sentirse mejor con ella misma.

Y bueno, es ahí donde su vida comienza a cambiar, pero no porque baja de peso, sino porque conoce a Gabriel, un tipo de esos de calendario que te roban el aliento con su sola presencia. Un entreador que impone, con un cuerpo perfecto y sexy, una mirada matadora y un cabello tipo Ken, el novio de Barbie. Vamos! El típico hombre ideal para ser stripper y que para colmo, tiene los mismos gustos por las películas que Lucy, especialmente Star Wars.

Por otro lado conoceremos al que se convertirá en el hombre de sus vidas: Max. Otro entrenador que está más bueno que vino borgoña semiseco. Un tipo inteligente, luchador, que anhela tener un negocio propio, de gran corazón, sincero… demasiado sincero, y que últimamente vive en una constante locha con su novia Mónica, ya que él no deja de luchar su sueño de tener lo propio y ella pues… no lo apoya mucho e insiste en que el pobre se de por vencido.

Pppfff! Es aquí cuando debo decir que también hay mujeres tontas! Vamos! No siempre se encuentra un hombre así, aspirante, ambicioso, bueno, y que además esté buenote. ¿Qué le pasa a esa mujer? Aaaach! Mujeres así merecen ser amarradas y lanzarlas por un puente. Cuando conozcan a Max me darán la razón.

En fin, les diré que Lucy y Max tienen su primer encuentro, poco agradable por cierto, pero que al final termina convirtiéndose en un trato en el que ambos saldrían ganado.

Sin embargo mis estimadas, la historia toma otro rumbo.

Digamos que ese trato comienza a verse un tanto alterado, y pese a que ambos cumplen con su parte pues, hay otros detalles que comienzan a interferir, como el deseo, la confusión, la amistad tan bonita y sólida que se forma entre Lucy y Max, la sinceridad, el engaño… los miedos.

La verdad es que estos dos personajes nos dan una gran lección de vida sobre la seguridad, el valor de uno mismo, el amor propio, especialmente Lucy, quien al final aprende a darse cuenta que el miedo, el maldito miedo y la inseguridad la ciegan de tal manera que no le permiten ser feliz, porque chicas, hay algo que es una gran verdad: si no son felices con ustedes mismas, no serán felices con nadie, así sea el más increíble adonis del planeta.

Max le enseña tanto a Lucy, y lucha tanto… es todo un héroe! Pero la verdad es que lo admiro porque esta chica en más de una ocasión, la “riega”, es decir, comete grandes errores guidados por sus miedos y nuestro bello y hermoso Max es quien resulta más afectado.

Y Gabriel pues… ya sabrán de él y se darán cuenta que, por muy guapo que un hombre pueda ser, su interior muchas veces lo convierten en la persona más fea del planeta.

En la historia hay situaciones divertidas…. muy divertidas, sobretodo por los pensamientos de Lucy, además de un encuentro que tiene con su ex y su flamante novia y que estoy segura las dejará con una sonrisa en el rostro… aunque esta no durará mucho.

El final pues, tendrán que descubrirlo, y verán como, aunque las cosas en su momento no se dan como uno espera, todo en la vida sucede por algo y finalmente, lo que uno cosecha, tiene su recompensa.

Una novela cargada de muchos sentimientos, de humor, de amor, de aprendizaje, que te muestra que en temas del amor, el físico es lo menos importante y como la belleza interior es la única vencedora y la que nos hace realmente guapas, únicas e irrepetibles, aunque para ello, se tenga que hacer “El trato más dulce”.

Reseña Descalzos en la Nada

Una vez más vuelto a enamorarme de una novela escrita por una de las escritoras que más admiro. Una escritora que cada que anuncia una próxima novela me hace temblar, pero no por ser mala… no, todo lo contrario; es porque en cada libro publicado me provoca sentimientos encontrados y muchas horas de desvelo, porque no logro separarme de sus libros.

Bueno, debo decir que en esta ocasión, la gran Mariel Ruggieri nos presenta una historia logró calarme un poquito más porque está basada en hechos de la vida real. En la realidad que miles de personas sufrieron en una época difícil que marcó la vida de muchas personas. Un libro que narra lo que, posiblemente, pudo ser la historia de una de esas tantas víctimas que vivieron un calvario durante la época de las dictaduras.

“Descalzos en la Nada”, un libro cargado de un contenido que reconozco será complicado de reseñar, pero no imposible, y digo que es complicado porque no quiero que se me vayan a escapar detalles que pueden convertirse en spoilers, así que si veo que eso sucede, me daré un jalón de orejas y cambiaré el tema.

Digamos que esta es una historia de romace… pero de un romance envuelto por tantas cosas, por tanto dolor, traumas, política, injusticia, mentiras, engaños… pero lo bueno es que, pese a todo, el amor siempre sale triunfador, aunque para ello se tenga que pasar por tantos tragos amargos.

En este libro conocerán a Iván Kessler, un guapo periodista español que después de una entrevista inesperada, decide viajar a Uruguay para conocer la historia de una persona que fue víctima de la dictadura de aquellos años: Laura Maldonado. Una mujer que, según sabía, había vivido una terrible desgracia, y cuya identidad se desconocía en la actualidad.

Ivan viaja únicamente con el nombre de una persona que fue testigo de aquel infierno vivido por Laura en aquel lugar llamado “Punta de Rieles”: Iris Ladesma, una mujer que estuvo presente en el momento en que a Laura le desgraciaron su vida para siempre. Una acción que la llevó a la locura.

Por otro lado conoceremos a Bárbara Larrique, una joven abogada especialista en ciencias políticas, considerada la diputada más joven del gobierno con el cargo de viceministra y que obtiene un puesto en el ministerio de trabajo y Seguridad Social. Bárbara es hija de Esteban y Elena, y tiene un hermano que, así, sin pelos en la lengua, es un IDIOTA… y eso, creo que esa palabra queda corta para lo que ese desalmado es. ¡Uch, cómo lo odio!

Ejem… disculpen. Mejor sigamos.

Como les decía, Bárbara es una mujer muy inteligente, con una gran belleza, un gran corazón y un terrible pasado que le debe a nada menos que su querido y amado hermanito Víctor (el idiota). También tiene un vejestorio de novio llamado Octavio del Campo, al que también apodaremos como “IDIOTA 2”… la verdad es que no sé cual de los dos es peor… creo que Octavio… sí, ese tipo se merece el infierno, aunque definitivamente creo que nació en él.

Y que conste que no lo odio por viejo, no tengo nada en contra de las personas mayores, pero este tipo…. este tipo es ¡lacra! Pero ya ustedes se encargarán de conocer el porqué de mi odio, y cuando lo hagan me darán la razón, se los aseguro.

Bueno, que ya conocen un poquito de cada personaje, lo que tendrá que investigar es como se enlazan todos ellos y cual es el vínculo de unos con otros.

Se preguntarán si Iván logra conocer a Laura Maldonado, y la respuesta es sí, sin embargo, surge un gran pero graaaaan incidente que no le permite saber más de ella, un tragedia que impacta a Iván de tal forma que lo lleva a tener un accidente, sin embargo mis estimadas, nuestro español no solo llega a ser testigo de lo ocurrido, sino que se lleva con él la última voluntad de Laura Maldonado. Una voluntad que tendrán que conocer… ¡no sean pícaras y no me pidan más!

Dicho escándalo logra afectar a Bárbara y a su familia de una forma devastadora, además de otra noticia vinculada con su vejestorio novio, y todo esto es lo que marcara el camino para que Bárbara e Iván se conozcan.

¿Saben? Lo interesante de todo esto es la forma en que lo hacen. No es con un cruce de miradas, ni en un café ni en una fiesta… no chicas, para nada. Bárbara ve a Iván trabajando de albañil… oh sí, nuestro querido Iván, después del accidente, pierde todos sus papeles y luego del algunos meses decide buscar trabajo de lo que sea y así logra empleo en una construcción.

Ahora… ¿se imaginan ver a un albañil guapo, de esos de calendario, con el torso desnudo echándose agua par refrescarse?… Ains!, a mi se me caerían las braguitas en dos segundos! Y obviamente que a Bárbara también… es decir, ver a través de tu ventana a semejante hombre pues hace babear a cualquiera, así que no se le puede juzgar a la muchacha, sobretodo cuando busca la forma de tener contacto con él y le ofrece un trabajo en su casa… ¡pero no de lo que están pensando! ¡Ja! ¡chicas atrevidas, traviesas y malpensadas!

Pero mis queridas compañeras, como saben no puedo entrar en tanto detalle, lo que sí les puedo decir es que el trabajo de Bárbara e Iván es lo que logra que se conozcan… aunque no de una forma muy grata.

Y si se preguntan que pasa con el Idiota 1 y el idiota 2 pues… esa es harina de otro costal. Los dos son una basura, pero juntos son una peste completa… así como las que mandó Moisés en los 10 mandamientos. Ambos son cómplices en aquello que traumó a Bárbara cuando era pequeña, pero ella no lo sabe, así que ya se imaginarán todo lo que pueden llegar a hacer.

Sin embargo, estoy segura que se estarán preguntado ¿qué tiene que ver todo esto con Laura Maldonado? Pues solo les diré una cosa: ¡todo tiene que ver! Todo está vinculado chicas y de una forma cruel para la pobre Bárbara.

Realmente, ella es la mayor víctima de todo esta historia e injustamente, porque es una buena mujer. El basura de Octavio, su padre Esteban, que dicho sea de paso obtiene lo que se merece, el otro basura de Víctor, su hermano, todos son parte de lo que Bárbara le toca enfrentar. Cosas difíciles de asimilar para una mujer como ella, tan fuerte y profesional.

Pero ¿saben que es lo bueno de todo esto? Que Iván… nuestro español, logra estar con ella en todo momento, especialmente cuando la pobre se entera de todas las mentiras en las que ha estado envuelta… aunque bueno, están juntos pero no de una forma muy bonita que se diga, pero ahí está, conectados de una forma invisible, él apoyándola en todo momento para que ella no caiga y ella ahí, presente para que Iván no cometa una locura que le desgracie la vida.

No… no me pregunten más que no les puedo decir, pero les aseguro que conforme vayan leyendo la novela irán atando cabos y entenderán la razón por la que no les puedo detallar las cosas más importantes, pero sentirán como la historia les cala hasta los huesos que tienen en los deditos del piel. Se los aseguro.

Al final de todo Bárbara e Iván tienen en cierre que merecen, tranquilos, felices, relajados y alejados de tanta mugre. Ahora, Octavio… a ese cabrón le hubiera dado un final mejor… no sé, quizá cortado en pedacitos mientras estaba vivo o algo así… y sí, sueno maquiavélica pero ya me entenderán, pero debo decir que se hace justicia… oh sí! Y aunque Laura Maldonado no fue testigo de ella, se logra cumplir su última voluntad.

Una historia intensa, compleja, rodeada de realidad, engaños e injusticias, pero donde el amor, la perseverancia, la lucha y la fuerza logran vencer todo daño y salen victoriosos ante la vida.

Estoy segura que así como Laura o como Iris, hubieron miles de mujeres que vivieron ese calvario, así como muchas otras personas que, quizá hasta el día de hoy, desconocen su verdadera identidad.

La época de la dictadura en Uruguay, así como en Chile, fue sin duda una época difícil para tantas personas que realmente merecen una justicia, sin importar el tiempo que haya pasado.

Es una lástima saber que esto fue parte de una realidad que vivieron nuestros hermanos sudamericanos, y solo nos queda pedir para que, así como a Laura, también se les haga justicia y rompan el silencio… ese silencio que también los hizo caminar “Descalzos en la Nada.”

Reseña Buscándome te encontré

Dicen que no hay nada más satisfactorio que trabajar en algo que te gusta, que te apasiona. Es decir, dedicarte a algo que disfrutas al máximo y que encima te paguen por ello pues es todo un boom, pero cuando te ves forzado de una u otra forma a dedicarte a otra cosa que no sea eso que despierta esa chispa en ti, te sientes perdido, basta ver con la cantidad de personas que trabajan amargadas porque su profesión no los llena, porque sienten que les falta algo, porque viven sumergidos en algo que, definitivamente, no es lo suyo.

Mile P.D. Bluett nos presenta una novela en la que este tema es el plato principal, claro, además del amor, la pasión y las mentiras que muchas veces surgen por miedo de perder lo que hemos construido pero que en algún momento sale a la luz.

“Buscándome te encontré” es el título de esta historia en la que conoceremos a Cecilia, una blogger y youtuber que se dedica a apoyar a diversos artistas a través de entrevistas en su canal de youtube y su blog personal. Una joven con un gran talento y que viene de familia de cierto nivel económico.

Sin embargo, a diferencia de lo que hablé al principio, Cecilia si disfruta lo que hace, pero hay algo que no la tiene muy feliz, y es que a pesar de llevar un anillo en el dedo puesto por su “noviecito Erick”, no está segura de dar ese paso al altar… además de otros detalles que ya conocerán y que la tienen inquieta.

Respecto a Erick pues… mejor no entro en detalles de este personaje, pero creo que con decirles que es un machista, egoísta y estúpido es suficiente para que sepan cuando lo quiero ¿verdad?

Bien, ahora sigamos con la reseña.

Por otro lado tenemos a nuestro querido y amado Alex. Un joven que es un pecado de hombre, de esos que no deben andar sueltos por la calle porque pueden causar un accidente vial. Alex es un joven con un gran talento musical, que toca la batería de una forma apasionada y entregada, sin embargo, al ser hijo de especialistas en psiquiatría y neurología y un hermano mayor también reconocido en la misma especialidad de sus padres, no cuenta con la libertad y el apoyo para dedicarse de lleno a este talento que lo hace sentir vivo.

Digamos que Cecilia y Alex se conocen de una forma… curiosa. Él no debía conocerla ni hablar con ella, ni ella debió dejarse llevar por esos ojos y la curiosidad que Alex despertaba en ella.

Sin embargo, al leer la historia entenderán que la situación de Cecilia la lleva a buscar nuevas experiencias, pero nuestro Alex… ¡Ains! Él es tan correcto y lucha tanto no por no dejarse llevar y respetar a Cecilia, más con todo lo que llega a saber de ella.

Alex comete un error, pero esa curiosidad por saber de Cecilia hacen que el error se haga más y más grande… así como las bolas de nieve que conforme van bajando en las montañas crece más y más y más… como el conejito de Duracell, y ella pues no se queda atrás. Digamos que después de los encuentros con Alex y de confesarle sus más íntimos secretos, decide ser feliz de verdad, claro, sin tener a Erick a su lado… aunque créanme que para eso pasan muchas pero muchíiiisimas cosas.

Cecilia invita a Alex a seguir su pasión, y Alex invita a Ceci a ser feliz de verdad… y claro, le enseña una felicidad a la buena, de esas que te mantienen amarrada a la cama.

En la historia conocerán a otros personajes importantes en la vida de nuestros protagonistas, como Ashley y Dave, que son una pareja única y especial, a Peter, que es… amigo de Cecilia (ahí dejémoslo y no entremos en detalles por favor). Por el lado de Alex conocerán a Ralph, su gran amigo; a Martha, una mujer especial que quiere mucho a nuestro chico; a Christopher, el hermano ejemplar de Alex y a su esposa Mary. Claro, también conocerán a otros personajes que van apareciendo solo para joderle la vida a nuestros protagonistas, como Lucy, que es una completa cabrona y los padres de nuestros chicos, que no hacen más que joderles la existencia hasta en las últimas.

Les diré que en el trayecto de la historia nuestros personajes van creciendo, aprendiendo uno del otro, aunque para eso tienen que enfrentarse a situaciones desesperantes y a la vez divertidas, especialmente por las ocurrencias de los amigos de Ceci, y los impulsos de Alex, que lo llevan a sacar su lado aventurero en el momento más inesperado.

Como les dije en un inicio, la novela está rodeada de amor, pasión, entrega y mentiras, pero también de situaciones en que la cobardía se convierte en el plato principal, así como los miedos, las inseguridades, las decepciones, las malas decisiones, e incluso la muerte. Como verán, son cosas que nos rodean día a día, quizá en diversas dimensiones, pero que ahí están para hacernos cambiar, madurar, crecer, darnos cuenta de lo que somos y hacia donde vamos… aunque claro… no todos lo tomamos de la misma forma, pero así es la vida ¿no?

Es una historia que tiene de todo un poco como podrán ver, pero verán como nuestros personajes van cambiando, aceptando tantas cosas, aprendiendo de ellas, aceptándose el uno al otro y al final pues… aunque las cosas se tuercen bastante y despierta unas ganas inmensas de golpear a nuestros protagonistas, las aguan toman su curso y ambos logran obtener la felicidad. ¿Cómo lo hacen? Pues eso tendrán que averiguarlo leyendo el libro mis pequeñas lectoras.

Una novela de amor, cariño, amistad, mentiras, seguridad, infidelidad, errores, madurez, aventura, desafíos, pasión, que nos enseña como no hay nada mejor que amar lo que hacemos para ser felices con nosotros mismos y con los que nos rodean. Que nos enseña como, de una u otra forma, el destino se encarga de ponernos las herramientas en nuestro camino para tomar la vía correcta y que depende solo de nosotros tomarlas o no, aunque estas herramientas muchas veces están convertidas en acciones, situaciones, personas… o artistas.

Una linda novela, ligera, romántica, contemporánea, con matices de humor, que nos mostrará como, en el momento menos indicado, quizá en la búsqueda de encontrarnos a nosotros mismos, encontramos a esa persona que llega para cambiar nuestra vida y nuestro destino, para que al final podamos decirle: Buscándome te encontré.

Reseña Donde Caben Dos Caben Tres

Gracias a las novelas románticas donde en vez de ser una pareja, se hacen tríos, he comenzado a pensar que eso de que se puede amar a más de una persona a la vez es posible. Es decir, tenemos la capacidad de querer a más de una persona ¿verdad? entonces ¿por qué no se va a poder amar?… claro, no lo he experimentado, pero he escuchado la situación en más de una ocasión y ahora he vuelto a conocer una historia de este tipo gracias al libro “Donde caben dos, caben tres” de Noelia Medina, donde Naiara, junto a Hugo y Sam, viven un romance de esos que más de una, deseará vivir, y no lo digo por lo buenos que están los dos, sino por la relación que surge, la confidencialidad, la amistad, la camaradería… en fin, una relación perfecta, pero en tripleta.

A ver, para contarles un poquito les diré que Naiara vive una situación… o mejor dicho, tiene un encuentro que hace que su vida se desmorone en cuestión de segundos. Le toca vivir algo que no se lo deseo a nadie. Es por eso que decide cambiar, irse, alejarse de aquello que le abrió los ojos, y va a parar a una casa para alquilar una habitación, sin contar con que los dueños de dicho lugar, son dos mangos más ricos que cerveza helada en una playa del caribe.

Hugo y Sam, Sam y Hugo… dos personajes extremadamente perfectos e increíbles, de personalidades totalmente diferentes, pero ambos con una gran capacidad de hacerse amar. Hugo es un extrovertido, creativo, inteligente, apasionado, siempre dispuesto a darle la mano a Naiara desde el primer momento. Caso opuesto a Sam, que es más místico, serio y distante, de hecho da la apariencia de no soportar a su nueva inquilina. Dos personajes únicos, opuestos y mejores amigos de toda la vida.

La forma en que se va desarrollando todo pues tendrán que descubrirlo poco a poco, pero es una novela con un alto contenido sexual explícito, con unas escenas que las hará entrar en calor y desear tener a esos dos adonis a su alrededor. Lo que sí cabe mencionar es que en ningún momento hay escenas donde los chicos tengan una interacción directa, es decir, siempre son ambos compartiendo a la misma mujer y sí, claro que se rozan, pero no pasan de ahí.

Es importante  dejar bien pero bien clarito que no es una novela convencional, ya que sus nudos y problemas pan por vía triple, es decir, si de por sí es complicado una relación de dos pues, ¡no digamos de 3! más cuando no solo es el sexo lo que las une, sino también los sentimientos, y con ello también las inseguridades, sobre todo por la personalidad de cada uno.

La historia está llena de sorpresas, de situaciones que en más de una ocasión las dejará con la boca abierta o con ganas de jalarse los pelos… o de jalárselos a los personajes, así como otras que las hará sentir el corazón en la boca, les provocará angustia, desazón, desesperación, e incluso las hará perder la esperanza pero, no se rindan chicas, no dejen de leer chicas, hágame caso.

Ahora, otro de los puntos importantes es el tema social, es decir, uno sabe que en la casa o en una habitación puedes hacer lo que quieras y con quien quieras pero, ¿la sociedad acepta una relación así? es decir, tu familia, amistades, compañeros de trabajo, ¿aceptarían el hecho que tu relación sea de tres?… a ver, no lo digo por juzgar, porque soy de las que piensa que uno es libre de hacer lo que quiera con quien quiera, pero joder, que nuestro mundo está jodido y ataca todo lo que no es “socialmente aceptable”, y bueno, esta es una situación a la que nuestros personajes también tienen que enfrentarse, y es uno de los temas que se vuelven pilares en toda la historia.

También debo mencionar que hay más personajes que le dan vida y chispa a la novela, como Scott, el ex de Naiara, quien se vuelve una pieza importante en la historia, así como la familia de ella, que estoy segura muchas de ustedes identificarán. También están los amigos de Naiara, como David, Anna, Michael, Bárbara y Cari, y por supuesto, ciertas féminas que se involucran con nuestros chicos, Hugo y Sam, pero créanme, son tan estúpidas que no vale la pena ni mencionarlas.

La narrativa de la novela es muy buena, limpia y ligera. La historia está contada en primera persona, siendo Naiara la que nos cuenta todo, pero en algunos capítulos se encontrarán la historia contada desde el punto de vista de Sam o de Hugo, dándonos la oportunidad de conocer la perspectiva de los tres personajes.

Una historia diferente, erótica, sensual y apasionada, con un final perfecto y cerrado, que le da final a todo lo que tenía que terminar; que nos muestra como el amor es tan grande e increíble que es capaz de amar a una persona sin pensarlo, sin planearlo, sin quererlo; capaz de entregarse, de disfrutar, de sentir. Una novela que nos muestra como, cuando se trata de sentimientos, ellos son los que mandan… además del deseo claro, y bueno, cuando hay sentimiento, no somos dueños de nosotros mismos, son ellos los que rigen nuestras acciones, y aunque a veces seas impulsivos y se equivoquen, siempre toman las riendas del camino correcto y nos llevan hacia aquella o aquellas personas que deben estar en nuestra vida.

Una novela entretenida, con muchas escenas que nos harán entrar en calor, y que nos dejarán claro que, también en el amor, aplica aquella teoría conocida que dice que Donde caben dos, caben tres.

Reseña Manhattan Sexy Love

51uem7lteulCreo que las personas que leen constantemente mis reseñas, saben lo intensa que puedo llegar a ser, más cuando hay protagonistas a los que amo demasiado o me sacan de mis casillas. Por lo tanto deben recordar que, los personajes de la serie “Manhattan Love” de Cristina Prada, han logrado robarse mi corazón y a la vez despertar en mi unas ganas intensas de convertirme en criminal, y que conste que no lo digo por mala onda, pero en más de una ocasión me sacaron de mis casillas.

Pues bien, digo esto porque, hace un par de días atrás, Cristina tuvo la delicadeza de compartir conmigo el último libro de la serie, titulado “Manhattan Sexy Love”, la historia de Colin y Audrey, lo cual agradezco inmensamente por la confianza y dije en mi interior “Bien Meli, veamos cómo les va a este par”, así que comencé a leerlo… a leerlo sin parar solo para trabajar y dormir porque simplemente, no pude despegarme de la historia hasta llegar a su final.

Entonces, cuando llegué a la última página, me dije: ¡ESTE EL MEJOR MALDITO LIBRO DE TODA LA SERIE! Y disculpen las mayúsculas y la expresión de “maldito”, pero es la verdad, la PURITITA verdad.

¿La razón? Pues sus personajes, así de simple, y no solo eso, sino la trama en general.

Colin es… es Colin. Un personaje tan malditamente sexy y perfecto físicamente, con cicatrices en su corazón, un profesional de primera, y un engreído prepotente que sabe lo que quiere, lo que tiene y lo que es capaz de hacer. Sin embargo mis estimadas, a pesar de ese efecto “todo lo puedo” y “soy un gilipollas” que tienen los protagonistas de esta serie, debo decir que Colin, en ningún momento, despertó mi lado criminal.

Tiene su nivel de pedantería, sí, pero es querible… podría decir que es el más maduro de los tres… sí, aunque no lo crean o no lo quieran aceptar. Colin, si bien tiene tantos temores, es un personaje increíble, maduro, que deja las cosas claras y que si bien le hace un par de pasadas a Audrey, en ningún momento la humilla o la hace sentir como lo peor.

Y Audrey… ¡ella me encantó! es un personaje inteligente, fuerte, inteligente. La amé! simplemente la amé!… es decir, es de las mujeres con carácter que demuestra lo que sabe hacer, que no se minimiza ante nada, que le da cara a Colin y no le hace las cosas fáciles y sí, hay veces que a la pobre se le caen las bragas con semejante espécimen frente a ella, o por la seguridad que éste irradia, pero ella… ella es una chica fuerte, y cuando él intenta hacerla quedar mal, viene ella y JUUUAAAAZZZ! lo deja mudo!… es increíble… simplemente perfecto!

Hay tres aspectos que me gustaron de la novela. Primero que todo, me gusta la forma en que ellos se van acercando, conociéndose, haciéndose amigos, la forma en que aprenden a trabajar juntos, la forma en que llega su primer beso… todo va así, en orden. Acá no es cuestión de “Oh nena, me gustas, vamos a follar duro”… nop, no es así. Tampoco es cuestión de que se enamoran en un día… no. La historia de este par va relativamente lenta y eso hace que disfrutes su relación.

Lo segundo que me gustó es, aunque no lo crean, que no tienen las cosas fáciles. Créanme chicas, a este par las cosas se le complican de una forma y otra… es decir, el destino les hace unas pasadas que… bueno… y que conste que no es que sea masoquista ni me gusta sufrir, pero a veces pasa! a veces pasa que cuando quieres ser feliz se te presenta un obstáculo tras otro, ¿o acaso me lo van a negar? Además, eso le da un feeling diferente porque, no son solo sus miedos lo que no les permite estar juntos, sino que son otros factores que, como les digo, son cosas del destino.

Y el tercer punto es el factor sorpresa… oh sí, eso me encantó. Y sí, hay cosas que uno se da cuenta, pero otras que no, por lo tanto, cuando te das cuenta, quedas como Condorito y luego la angustia se te sube a la cabeza, y ¡eso es bueno! Es rico cuando una historia te sorprende de la misma forma que sorprende a sus protagonistas.

Debo mencionar que también aparecen los personajes que tanto amamos y conocimos en las novelas anteriores. La relación de Jackson, Donovan y Colin sigue siento tan perfecta como siempre, de hecho, es una de las cosas que más me ha gustado de toda la serie, la forma en que este trio de amigos se lleva. También conoceremos a otros personajes a los que querremos mucho, como Henry, a quien Audrey quiere mucho; Arizona, una de las mejores amigas de Audrey quien, además, trabaja con ella en la oficina; la familia de Colin, que es sumamente especial, Max, un chico inteligente y adorable, y otros a los que querremos desaparecer del mapa, como Griffin, Steven y uno que otro que conocerán en el transcurso de la novela.

Ay chicas! estoy segura que esta novela les gustará muchísimo y la disfrutarán de principio a fin. Colin y Audrey, ambos merecían ser felices y sí, les toca aprender mucho, aceptar demasiado y vivir situaciones difíciles, pero cuando hay amor… pero de esos amores fuertes, todo es posible, además como les dije, el destino siempre hace sus jugadas y nada de lo que sucede es en vano… en fin que todo es parte de la enseñanza de vida, pequeñas lecciones que nos hacen aprender ciertas cosas.

Una hermosa historia, cargada de amor, pasión, respeto, de aprendizajes, de arrepentimientos, lecciones, ética y lágrimas. Una historia en donde verán como la confianza es uno de los pilares más importantes tanto en la amistad, como en el amo, incluso en el trabajo… Sí, cuando hay confianza las cosas se tornan mucho mejor, definitivamente… aunque a veces eso no es suficiente.

Una historia donde nada es fácil ni demasiado difícil, donde sus personajes aprenden de las lecciones, a pesar de lo fuertes que pueden llegar a ser, pero que al final luchan por superarlo y salir adelante… y ¡OH-DIOS-MIO! Ese final no lo van a olvidar… NUNCA!… creo que lo amé tanto como el de Donovan… sí, definitivamente. Es perfecto.

Con esta tercera novela, Prada nos termina de mostra un Manhattan lleno de locuras, sentimientos, de emociones, de gente única y especial, dedicada, leal y amiga. Una Manhattan llena de amor.

Así que, no sé ustedes pero yo, en lo personal, sí quisiera vivir una historia así en esos lado de New York… ¿y por qué no?  quizá algún día yo también pueda vivir un amor tan intenso, hermoso y pasional como el de Colin y Audrey. Quizá yo, así como ustedes, también puedan disfrutan de un sexy amor en Manhattan… de un Manhattan Sexy Love.

Cristina Prada, gracias nuevamente por la confianza! ¡Lo disfruté inmensamente!

RESEÑA PASA LA NOCHE CONMIGO

516qwadjt8lYo no sé como hace Megan Maxwell, pero cada que saca una novela nueva, hace que mi cabeza explote como la bomba atómica. ¿La razón? pues porque en cada novela, Megan no hace más que dejarnos enamoradas, con ganas de… muchas cosas, y siempre logra alborotar nuestras emociones, y eso se siente al doble cuando su historia está vinculada con “Pídeme lo que quieras”, y creo que todas saben el porqué.

Debo reconocer que cuando salió el libro “Pasa la noche conmigo” y vi la línea de su portada y los pétalos verdes, tuve una plática en mi interior donde el deseo con la razón entraron en una tremenda discusión, entonces, cuando ví la portada en mi cabeza sólo se escuchaba “No… no puede ser…. ¿Es el libro? ¿Es la historia del Profe. Dennis?… Oh my Good, sí es el libro!!!!!…. pero no… muy rápido… ¿cuanto tiempo ha pasado?…” Y así sucesivamente.

Pero en fin, el libro salió y obviamente, fui como loca Amazon y comencé con su lectura la misma noche que llegó a mi Kindle.

Creo que sobra decir que me costó mucho despegar mis ojitos de esta historia, ya que como todas las historias de Megan, te atrapa desde un inicio, y no lo digo porque Dennis esté más bueno que mango dulce congelado y cortado en rodajas, lo digo porque en sí, la novela, te da una de sorpresas que no te puedes imaginar.

A ver, que ya todas saben que Dennis es profesor… Oh sí… yo no sé por qué carajo no tuve un profesor de ese nivel en mi colegio! y cuando digo en ese “nivel” lo digo en toooodos los sentidos, porque el tipo además de estar buenazo, es bueno en su profesión… creo que incluso me hubieran encantado las matemáticas si él me las hubiera enseñado, y creo que no soy la única ¿A que sí?

El asunto es que Dennis conoce a Lola, y pues la forma en que se conocen podría decir que es algo… elevada, pero creo que más elevado es todo lo que llega a surgir entre ellos.

Ahora ¿quién es Lola? Pues es una mujer que, por apoyar a su hermana en un momento difícil de su vida, viaja con ella a Brasil sin saber que, a raíz de ese viaje, las cosas iban a cambiar para ella.

La vida de Lola es otro cantar, y créanme que les sacará más de una sorpresa… Uuufff, estoy segura que en más de una ocasión caerán como Condorito, así… ¡PLOP!… Jaa! ya se acordarán de mí cuando la lean.

Les diré que Dennis se hace querer inmediatamente… y desear también, no les voy a mentir. Es un hombre que creo que toooodas quisiéramos tener a nuestro lado, y no lo digo porque sea del país de la samba, sino por todo lo que es, por su carácter, su inteligencia, son sonrisa… su forma de bailar…. la forma en que se mueve y….

Pausa… necesito respirar hondo.

La verdad es que no puedo contarles mucho chicas, pero les diré que las cosas se ponen algo complicadas, más cuando el destino decide jugar y cruza el camino de Dennis y Lola en el lugar que menos se esperaban y con una situación muy pero muuuuy difícil de afrontar… sobretodo porque él es quien tiene que soplarse algo que nadie se esperaba… ni siquiera ustedes.

Como siempre hace Megan en sus novelas, nos presenta otros personajes que las hará reír mucho, por ejemplo, la hermana de Lola, Priscilla… esa mujer está más loca que una cabra, en serio! Y Diana, la abuela… Dios! Yo quiero una abuela así, se los juro! O sea, adoro a la que tengo pero esta es fuera de serie, aunque también me da pesar en más de una ocasión. También conocerán a personajes que les robará un pedazo de corazón, como Elora, una gran mujer, y Aidan, un chico que también les provocará suspiros.

Además también se encontrarán con personajes a los que amamos, que obviamente son Erick y Judith; otros que, aunque no lo crean, querrán matar en su momento, como Justin y Maria, que ya sabrán quienes son, y algunos que les despertará una mezcla de sentimientos, entre cólera y lástima, como  Colin, el papá de Lola.

Como ven la historia está llena de personajes únicos, un par de protagonistas llenos de pasión, deseo y confusiones, que son igual de cabezotas, pero que merecen ser felices, sobretodo Lola, y ya sabrán el porqué.

Una novela que nos muestra como las mentiras nunca traen nada bueno y como éstas mismas tienen patas cortas, porque sí chicas, las verdades siempre se llegan a saber. Una novela que nos muestra hasta donde se es capaz de llegar por una amistad, y como a veces en vez de ayudar facilitando las cosas, le hacemos daño a quienes queremos, que nos muestra lo importante y vital que es decir la verdad, por muy pequeña que esta sea, y que siempre… SIEMPRE hay que escuchar y no juzgar de forma premeditada, no adelantarnos y escuchar la otra parte de la historia, porque de lo contrario, nos podemos arrepentir.

Una novela cautivante, arrasadora, que les sacará no solo un suspiro, sino muchos de ellos, además que les entrará un calorcito que ¡madre mía!… es que ese Dennis…¡Uuuff!

Una historia fascinante en toda la palabra, de fácil lectura, con mucho ritmo, pasión y sentimientos vivos  que las dejará con ganas de pasar más de una noche leyéndolo.

Como siempre Megan, me dejas encantada con otro libro, y quedo a la espera del que sigue, porque sé que habrá otro 😉

 

Reseña Abre tus Alas

61nLou1i63LHay una frase que dice que cuando una puerta se cierra, es porque otra más grande se abrirá, otro que dice que después de la tormenta viene la calma, otra que todo lo malo trae algo bueno, y así sucesivamente, la cuestión es que, de una u otra forma, la vida de enseña que siempre existen segundas oportunidades y que todo lo que sucede, por muy malo que sea, es por algo, o para aprender o para que algo realmente grande llegue a nuestra vida.

Bueno, debo decir que me consta que todas esas cosas son verdad, pero creo que Marian Taylor, protagonista de Abre tus Alas de Maricela Gutierrez, es la persona más indicada para hablarles sobre el tema, ya que, de la manera más ruin y despiadada, es atacada y maltratada por el imbécil de Donovan, su marido, quien sin importarle ni la hora, ni el clima ni nada, decide botarla a ella y a su pequeña Sophie de casa, tildando a Marie de “mujerzuela” y de todos los adjetivos humillantes que se pueden imaginar.

Que difícil ¿no?… es decir, después de trabajar y romperte el lomo para apoyar a tu novio en sus estudios, para pagar un techo donde vivir, para alimentarlo y calzarlo, el hijo de sus re mil… (ya saben lo que sigue), decide maltratarla y botarla… Claro, esto lo hace después de ya haberse convertido en un gran abogado, y por supuesto, esto sin mencionar que los padres del estúpido de Donovan son un par de desbocados que luchan por alejar a su “increíble hijito” del lado de Marian.

¿Ven? Por eso les digo que a la pobre le va mal y vive una experiencia de las malas malas, más cuando tiene a su pequeña bajo su responsabilidad y está tan lejos de su familia. Sin embargo, como también les dije al principio, todo lo malo trae algo bueno, y bueno, aunque tiene que pasar días difíciles, eso bueno le llega a Marian… aunque por momentos se pone algo jodido e insoportable, pero vamos, que los buenos siempre ganan.

Marian decide usar sus ahorros para viajar a Escocia, y una vez ahí conoce a gente increíble y especial, como Monsettat, una vecina de carácter explosivo… sí, Monset es de las mujeres capaces de agarrarse a trompadas con quien sea con tal de defender y proteger a sus amigas. Ella es muy divertida,  hay cosas de ella que me dejaron con muchas dudas. Ya la conocerán y sé que la querrán tanto como yo lo hice!

Es así como, después de un complicado incidente con una bruja estúpida e insoportable, Marian conoce a Liam McGregor, un empresario sumamente guapo, misterioso, sexy, que tiene en su rostro ese aire de “estoy más bueno que Coca Cola en el desierto con 45 grados de calor”.

Liam, junto a sus primos Andrew y Nick, tienen una empresa de arquitectura, la cual finalmente, termina convirtiéndose en el lugar de trabajo tanto de Marian como de Monserrat y ambas viven un par de aventuras bastante divertidas, Marian trabajando para Liam y Monse para Andrew, aunque esta última pareja tienen muchos pero muchísimos roces… es decir, no se llevan muy bien que se diga.

Y bueno chicas, es a partir de aquí que me debo quedar calladita y no seguir contándoles la historia, pero sí les diré que surgen una serie de complicaciones por razones varias. Una de ellas es el ocultar ciertas cosas… ¿cuantas veces les he dicho a las protagonistas que deben ser sinceras y tener una buena comunicación con los chicos? Vamos, ¡que no es tan difícil! porque después las cosas se complican y se convierten en un caos!

A Marian le toca enfrentar una situación bastante cruel  por segunda vez, y de la persona que menos se imaginan. Así como también llegué a odiar mucho a Liam en su momento… ¡es que llega a ser muy grosero! un completo capullo! y sí, lo entiendo pero no lo justifico. Fue muy grosero y no quise saber de él hasta después de varias páginas.

Otra de las cosas que surgen es que, el pasado de Marian (o sea, el idiota de Donovan) y el pasado de Liam (el cual tendrán que descubrir) aparecen en el presente de los protagonistas solo para joder sus vidas… y qué manera de hacerlo, en serio, aunque falta uno más que sumar en la ecuación, pero tampoco puedo revelarles quien es, aunque estoy segura que al conocerlo tampoco les va a simpatizar.

El papá de Liam, Phillip, y su madrastra Hellen pues, son otro par de personajes poco apreciables la verdad… muy poco de hecho, y la verdad es que entiendo perfectamente la razón por la que Liam ama tanto a sus tíos Ian y Elizabeth, los padres de Andrew y Nick. Ellos son un par de señores sencillos, honorables, y con un corazón de oro.

En el transcurso de la historia se van a reír mucho también, sobre todo al ver la forma en que Monserrat y Andrew se tratan… La verdad es que es muy divertido! él le dice Ursula y ella le dice Gastón, además le tiene otro apodo que no les comparto por respeto, pero sus discusiones son sin medida. Pensé que en algún momento surgiría algo porque, como les dije, Monserrat es un gran misterio, pero me quedé con las ganas, sin embargo, eso no quiere decir que me quedaré tranquila, porque creo firmemente que Monse y Andrew merecen una historia. Además, del odio al amor, hay tan solo paso. 😉

La historia es muy ligera, bonita, creada con esos increíbles paisajes que sólo Escocia nos puede ofrecer. Suceden muchas cosas angustiantes, así como otras que las hará sonreír, como cuando Donovan recibe su merecido por desgraciado y otras que irán descubriendo, pero si les diré que, cuando crean que todo está arreglado, se vendrá lo peor… oh sí, así que prepárense para ello.

Una novela romántica y tierna que nos muestra como las segundas oportunidades existen, que nos deja claro como las buenas cosas nos llegan cuando menos lo esperamos y cuando más lo necesitamos, de la manera más extraña del mundo. Una historia que nos enseña como, muchas veces podemos equivocarnos sin intención de hacer maldad, y como incluso las personas que se ven más buenas y leales, guardan misterios o secretos en lo más profundo de su corazón.

Un romance que nos enseñará como el amor llega en el momento preciso y menos esperado, pero que llega con todas las fuerzas que se necesitan para decirnos a través de los latidos de nuestro corazón, una simple indicación: “Abre tus Alas”.

Reseña La Media Vuelta

511qkv-y3llHan visto ese momento cuando un globo lleno de agua en lanzado desde lo alto y cae al piso? ¿Han visto la como sale el agua? Como una explosión ¿verdad?… bueno, ahora imagínense esa escena pero en cámara lenta… ¿ya? ¿lo hicieron?…. bueno, exactamente ese tipo de explosión fue la que surgió en mi cabeza mientras leía “La Media Vuelta” de Verónica L. Sauer, y no fue solo una vez, fueron muchas pero muuuuchas explosiones… y no solo mentales (eeemmm, ignoren el último comentario).

Este es el cuarto libro de lo que en un principio sería la “bilogía” de Doble o Nada, pero al final la historia se fue extendiendo y ahora tenemos esta cuarta parte que creo que, sin dudas, supera los límites de los libros anteriores.

Como saben (y para las que no lo saben), Verónica ha compartido su experiencia de vida en estos últimos libros, detallando como llegó a conocer la historia de Ana, Tincho y Hernán, protagonistas de “El Séptimo Cielo” y “El Quinto Infierno”.

En “Doble o Nada”, la tercera entrega, Verónica nos contó todo lo que vivió de forma paralela al  tiempo en que iba conociendo y escribiendo los acontecimientos de los primeros dos libros, y cuando digo “todo lo que vivió”, me refiero al momento en que conoció a Ivan y Santiago y comenzaron esa relación que a muchas, incluyéndome a mi, nos dejaron con la boca abierta y con MUCHAS GANAS de… saber más (ustedes me entienden),  pero la manera en que terminó ese tercer libro me dejó algo preocupada, inquieta, indecisa, y no por estar en contra de ellos, sino que para por todo lo que vivieron, experimentaron y llegaron a sentir, no merecían un final así.

Cuando Verónica apareció en las redes diciendo que estaba en Estados Unidos con cierto personaje, alias “pastelito”, tuve miedo… mucho miedo de lo que pasaría de ahora en adelante. Su tristeza, depresión, la forma en que extrañaba a ese par de… hombres (Santi e Ivan) a pesar de haberla dejado ir tan fácilmente, me tenía preocupada. Verónica a través de las redes,  compartía con sus lectoras lo que sucedía en su vida, sus emociones, tristezas, de sus decisiones, hasta que llegó el momento en que anunció que tenía que volver a Uruguay, no voluntariamente, sino para asistir a la boda de sus padres.

wEra el momento de dar la media vuelta.

Entonces, fue en ese momento que dije “Acá se va armar la de Troya”, ¿por qué? pues porque iba a estar cerca de aquellos dos adonis! ¡Vamos! Estarían en el mismo país! era obvio que Vero iría a visitar a Ana y Tincho en Punta del Este, además las cosas se le ponen encandela de plata y, obviamente, surge el reencuentro.

La verdad es que no tengo palabras para describir todo lo que sucede con estos tres personajes, es demasiado y no me alcanzaría la reseña, además sería dar mucho spoiler, pero como les dije al principio de la reseña, es una completa y total explosión. Yo pensé que ya estaba todo dicho pero no, damas y caballeros, me equivoqué. En cada encuentro, Verónica, Ivan y Santiago me demostraron que, definitivamente, no existen límites en la intimidad y que el amor, no es solo cosa de dos, también puede ser de tres, y nadie tiene derecho a juzgarlo o criticarlo, peor aún si no lo han vivido.

Ellos tres tienen que ser tres siempre, no sería igual si solo fueran una pareja, definitivamente. En su momento no la entendía pero ahora la entiendo al 100, además chicas, vamos, ¿quien no quisiera tener a dos hombres como esos dos recorriendo su cuerpo?… Dios! si surgiera la opción yo sería la primera en levantar la mano y decir ¡YOOOOO QUIEROOOO!

El amor de ese trío es único, cálido, y obviamente taaaaaaan cargado de pasión, locura, desenfreno… es envidiable la verdad, porque no solo se trata de intimidad, se trata del apoyo que se dan, del estar ahí cuando uno o el otro lo necesita, de olvidar todo lo malo juntos, los prejuicios, las críticas, los malos comentarios, las humillaciones, especialmente cuando estas vienen de alguien que tiene un significado tan grande en tu vida, como tu papá… pero tendrán que averiguar de qué papá estoy hablando.

En la historia también se llega a conocer un poco más sobre el pasado de Ivan y Vanesa… quien por cierto termina recibiendo lo que merece… ¡jum! También se llega a abrir un poco más el misterio que envuelve la niñez de Verónica, ya que, como recordarán, ella se enteró que era adoptada estando ya grande y su pasado es algo que está pendiente de conocer, pero en esa entrega se sabrá un poquito más.

También sabrán de Hernán, el famoso “pastelito”. Miren, la verdad Hernan no me cae mal, más bien siento lástima por él… sí, lástima, y no, no estoy de acuerdo con su forma de actuar, pero creo que ese chico necesita ayuda URGENTE o encontrarse con una dominatrix que le de por donde más le guste. Lamentablemente su problema lo hace ver como una persona malvada en su momento, e incluso manipuladora, pero es porque sabe con quien lo hace y sabe lo que provoca. Sea como sea, espero que el final de ese chico sea… no sé, ¿en un hospital psiquiátrico? o quizá logremos encontrarle a un Cristian Grey versión mujer. ¡Esperemos que así sea!

Como les dije en su momento, esta historia te abre la mente y hace que comprendas un montón de cosas, se sentimientos y sensaciones. Te demuestra como el amor puede llegar a ser tan pero tan complejo, como te hace aceptar tantas cosas y como incluso puede ser compartido. Sí gente, olvidémonos de esas cosas que solo es de dos, porque en fin y al cabo, si donde comen dos comen tres, también si se aman dos, pueden amarse tres sin ningún problema! pero insisto, siempre y cuando sea de mutua acuerdo verdad, nada de infidelidades ni nada de eso, ¡respeto ante todo!

Creo que esta novela también nos muestra como la gente se mete donde no les importa…¡Joder! es que andan metiendo las narices donde nadie los llama. De veras que las personas son expertas criticando a los demás, juzgándolas y diciéndoles como deben vivir, ¡Carajo! ni que eso estuviera escrito en piedra! Dejemos vivir a la gente en paz! como quieran vivir, siempre y cuando no le hagan daño a nadie, todo está bien!, al fin y al cabo, la vida está llena de infinitas posibilidades.

Ahora, el final… Pppfff, yo siempre he dicho que la intuición es MEGA IMPORTANTE, así que Verónica, mijita, ¡usted debió seguir su instinto! Porque de buena gente no se gana nada, o sea, sí hay que ser buena gente pero no tanto porque si no, abusan de ti, te manipulan, te joden la vida, tal y como cierta persona lo hizo con esa llamada telefónica que recibiste al último momento.

No sé qué es lo que pasará, pero tengo mis sospechas de lo que puede suceder y estoy más pero maaaaás que segura que Verónica tendrá su final feliz, y por partida doble, porque lo merece  y porque ya sufrió demasiado la pobre.

Una novela explosiva, atrapante, adictiva, íntima, emocionante, diferente, con un romance único y leal, con unas experiencias sexopasionales que te mantendrán con mucho calorcito y que te dejaran en claro que a veces, cuando se trata de amor, hay que arriesgarlo todo, mandar las cosas al carajo y simplemente dar La Media Vuelta.

Esperaré con ansias locas ese epílogo! y ustedes si no han comprado la historia, vayan a comprarla para que Vero nos pueda compartir ese final que tantas estamos esperando!

 

Reseña Fantasías Absurdas

51fwiip-aqlSiempre he dicho que eso del whatsapp es un  CRIMEN… sí, crimen, y ¿saben por qué? porque es como un diablillo vestido de corderito y no me lo pueden negar, y lo digo porque es de esos medios que si bien son un gran herramienta, a través de él puedes decir cosas que no tienes los hue… ovarios de decir frente a frente. ¿A poco no?

Rupturas, declaraciones, peleas, reclamos, infidelidad, hipocresía, intercambio de fotos en braguitas o completamente pelados… ¡uuuff! todo lo que se puede encontrar en el whatsapp de alguien, ¡se asustarían! incluso, es el medio perfecto para que tu mejor amigo de la niñez te declare que quiere “hacerte el amor”. ¿Se imaginan lo que puede provocar algo así? Frustración en todo el sentido de la palabra! angustia, preguntas, dudas, valoración de la amistad, etc etc…difícil situación, y eso sin importar la edad que tengas. La reacción que te va a provocar una confesión así a través del chat, hará que tu mundo de un par de vueltas al rededor de toda la galaxia en menos de 5 minutos.

Si les digo todo eso es porque a Irene, protagonista de “Fantasías Absurdas”, la nueva novela de Idoia Saralegui, le toca vivirlo gracias a su amigo de infancia Salvador. Un tipo, escritor por cierto, que después de tanto tiempo sin verse y de mantener una amistad lejana, decide un día confesarle a su mejor amiga que tiene ganas de “hacerle el amor”.

¡Ja! Yo lo mato… les juro que lo mato! Aunque esa confesión provoque o no sensaciones extrañas en mi… ¡Joder! eso no se hace! y menos a Irene que, en la actualidad, ya es una mujer a punto de cumplir 40 años, con dos hijos, un matrimonio fallido y un buen novio que la adora. O sea… ¿en serio era necesario que Salvador hiciera eso? pppfff condenado amigo, ¡esa es crueldad! Y sí, entiendo todo el asunto que el hombre tenía que decirlo, pero ya se imaginan como se pone la pobre Irene.

A ver, debo decirles que la relación de ellos siempre fue muy leal, única y… extraña. Sí, extraña, porque pese a que entre ellos siempre hubo una atracción oculta y desconocida, nunca pasaron de la amistad, y de hecho, sólo hubo una ocasión en que Salvador intentó decirle a Irene que sentía algo más por ella, pero de una forma que sólo él podría hacerlo. Entonces ¿cual fue el problema? se preguntarán ustedes, pues que Salvador, a diferencia de Irene, no quería asumir ciertas responsabilidades de la vida, no quería crecer, no quería amar, no quería una vida como muchos… era algo así como un Peter Pan.

Les tocará a ustedes descubrir que sucede leyendo el libro, pero les diré que, en definitiva, es una historia bastante particular, basada en una situación que es algo bastante común en la actualidad  gracias al whatsapp, con pláticas increíbles y tan únicas como sus personajes, con confusiones, enredos, recuerdos y tentaciones… muuuuuchas tentaciones. Dos personajes complejos, con sus defectos y virtudes, tan reales que pueden ser dos conocidos tuyos o míos y con ese tipo de análisis existenciales que a todos nos ha invadido en algún momento de nuestras vidas.

Una historia ligera, con una narrativa nítida y con todo el estilo característico de Idoia, quien nos muestra a través de este libro que hay pasiones que ni los años pueden disminuir, amores que son eternos aunque tenga su forma de amar y amistades que son tan fuertes que ni la más grande pasión puede derrumbar.

Una novela que nos muestra la realidad de la vida, que las cosas no siempre se dan como las anhelamos o soñamos; que nos enseña como las tentaciones están a la orden del día, especialmente en whatsapp y como un mensaje… un pinche mensaje, puede llegar a cambiarte la vida para siempre… aunque estés a punto de casarte con el mejor hombre del mundo… aunque sólo sea parte de tus Fantasías Absurdas.

 

Reseña Enamórame si puedes

51zgor28bylNo hay nada mejor que un dulce para provocar una sonrisa en tus labios, pero si eso viene acompañado de una historia de amor, narrada con un gran sentido del humor y unos personajes inolvidables, les aseguro que esa sonrisa se convertirá en mucho más.

Mía del Valle nos sorprende con Enamórame si Puedes, una historia que, a diferencia de sus otras publicaciones, es una comedia romántica en toda la palabra. Una historia en la que conocerán la difícil situación de Val y Daniel Müller, el hombre al que ella salva con unos cupcakes, todo planteado bajo instancias complicadas de la vida, que van de la mano con una jocosidad única y entretenida.

Val, una mujer que pertenece a una gran familia conformada por puras mujeres, que desde siempre ha soñado con casarse, tener 4 hijos, vivir en una casa hermosa, tener un perro llamado Bobby y esperar a su esposo para recibirlo con un dulce beso… vamos, el sueño de una mujer de los tiempos de antaño. A parte de eso, Val tiene un gran talento por la cocina, por lo que decide adentrarse en el mundo de la gastronomía con especialidad en repostería e inicia un negocio de pasteles con su mejor amiga.

Ahora, de ese sueño perfecto Val solo ha logrado una cosa: casarse.

Sí, ella está “felizmente” casada, pero a diferencia de su casa con verja blanca y una hermosa familia, vive en un edificio sofisticado, minimalista y, obviamente, sin hijos y sin perros, sólo con unos kilitos de más y un marido que resulta ser un reverendo canalla, estúpido y abusivo, ya que el muy idiota decide engañarla con su mejor amiga, y lo peor es que la deja, literalmente, en la calle.

Pppfff reverendo estúpido! Ricardo, que así se llama el ex marido, es de los hombres cobardes que abusan de los más débiles para sentirse fuerte. Sí, ese es él, y ni que decirles de Shirley, que además de ser amiga de Val es la socia del negocio. Sí chicas, así como lo escuchan.

¡PAR DE IMBÉCILES!

Pero miren, como dice el refrán, si una puerta se abre es porque una nueva se abrirá de par en par, y lo que encontrarás adentro es mucho mejor, y eso es justo lo que le sucede a Val, exactamente el día en que más lo necesita… el mismo día en que Daniel entró al que todavía era su negocio para pedirle un pastel y unos cupcakes para su pequeña hija Sarah.

¿No les he hablado de Daniel verdad? Pues Daniel es un increíble, guapo y enigmático abogado que es rescatado por Val el día del cumpleaños de su niña… pobresillo! si no hubiera sido por ella se hubiera vuelto loco el pobre con tanta niña metida en la casa! Pero Super Val logra controlar la situación sin saber que a partir de ese momento, las cosas comenzarían a cambiar.

La historia es bastante divertida, sobretodo por la forma en que Val cuenta las cosas, al igual que Daniel, cuando toma la primera persona de vez en cuando. Las cosas que a Val le suceden son únicas, así como sus pensamientos y su negación por ceder a la tentación de Daniel… Ufff! La verdad es que le toca difícil a la pobre, porque resistirse a ese hombre es bastante complicado.

Ahora, si ustedes se preguntan ¿por qué se resiste? pues les diré que al principio es debido a un muy mal entendido que el propio Daniel se encarga de aclarar, pero luego se podría decir que es por miedo, miedo a ser dañada nuevamente, a ser abandonada, traicionada… cambiada. Al fin y al cabo si ya lo habían hecho una vez, podrían volver a hacerlo ¿no?

Pero claro, una cosa es que se los cuente a que lo lean! Además no es sólo eso. Hay otros personajes que también aparecen en la ecuación que hacen la historia más divertida, como la mamá de Val y el papá de Daniel, dos señores extrovertidos y únicos que se conocen y se convierten en algo más que aliados. Además, el encuentro que en su momento surge entre Val y su ex marido y ex amiga es BUENISIMO! Se van a reír muchísimo cuando lleguen a esa parte chicas! todo lo que Val les dice sin perder la elegancia es increíble y bien merecido… aunque creo que es poco para lo que ese par se merecen.

Lo triste es que ese encuentro llega a tener secuelas y pues, hace que al final las cosas se tornen algo pesadas, haciendo que no solo Val sea afectada, sino que todos los miembros de la familia Müller.

Ahora, se preguntarán ustedes si hay un final feliz, pues chicas, CLARO QUE SÍ! ¿qué tipo de novela romántica y cómica sería si no tuviera un final tan dulce y romántico como lo es toda la historia? Aunque sí debo decir que Daniel… el pobre Daniel se la ve de cuadritos… ¡Pobre! quise consolarlo en un par de ocasiones pero la pantalla de mi Kindle no me lo permitió… quizá la próxima vez 😛

Una novela ligera, diferente, que te enseña como la vida misma, a pesar de presentarte obstáculos, también te ofrece soluciones, a veces de la manera menos esperada, pero más dulce.

Una historia que te cautiva de principio a fin, con personajes que vas a amar cada vez más, que te hará reír en más de una ocasión, que te enseña que el amor no se puede controlar, que es algo que simplemente surge, y que a veces las cosas malas que nos pasan, son, en definitiva, para la llegada de cosas mucho mejores. Así que no hay que renegar ni maldecir ni tirar tacos por lo malo, simplemente tener paciencia y esperar, porque cuando menos lo esperes, llegará eso que le dará un sabor dulce a tu vida, demostrándote que incluso un cupcake puede guardar la fórmula del amor