¡2 ENCUENTROS LITERARIOS QUE NO TE PUEDES PERDER!

Este fin de semana Argentina se viste de gala con la llegada y reunión de tantas escritoras. ¿Se imaginan lo que será eso? las mentes de esos libros que tanto nos gustan reunidas en un solo lugar… ¡Oh sí! me temo que Argentina va a temblar con tantas escritoras y lectoras juntas.

Así que, si estás en Argentina y eres una lectora empedernida, no te puedes perder estos dos eventos que te harán pasar horas y horas de encuentros inolvidables, conversaciones de esas que nos gustan y mucha diversión.

¡Disfrútenlos! (y háganlo por mi también porfis)

1. FOXY EVENTO PRIMAVERA13923567_1748347805453318_285935220287791636_o

Este es el segundo encuentro organizado por estas chicas de Llámame Foxy Internacional, una distribuidora de libros que se ha vuelto en la solución práctica para muchas autoras y lectoras, convirtiéndose en una aliada para las amantes de la lectura.

Este año, contarán con la presencia de Isabel Acuña, Loli Deen, NSLuna, Mia del Valle, Susana Mohel, Gabys Marzoratti y Claudia Gonzalez. 

Este encuentro promete un momento alegre, rodeado de amigas amantes de la lectura, además habrán muchas sorpresas, sorteos, regalillos y de venta de libros, los cuales podrán llevarse con su respectiva dedicatoria! Como dicen las chicas de Llámame Foxy “Sin banderas ni distinciones, solo el mero privilegio de estar con aquellas que le han regalado tanta alegría a la vida de sus lectoras. Sí, esto promete y mucho! así que si se pueden llegar, pues apúntense o infórmense un poquito más AQUÍ.

El encuentro se realizará HOY, es decir Viernes 23 de septiembre  4:30 P.M. a 11:30 P.M. en Van Kooing, Baez 325, 1425 Buenos Aires. (Ver mapa)

 

14102568_664688647012065_6585531389013490_n2. 4TO SEPTIEMBRE ROMÁNTICO RIOPLATENSE

Este se ha convertido, sin duda, en uno de los eventos más importantes y esperados del año en el mundo de las autoras y lectoras.

Como muchas saben, este es un magno evento en el que muchas de las autoras que conocemos, se reúnen para dar conferencias, hablar de sus libros, firmar sus obras, y compartir un buen rato junto a todas sus seguidoras y amigas, además es un buen punto de encuentro con aquellas que, debido a la distancia, no pueden verse seguido.

En esta edición, se contará con la presencia de grandes invitadas como Isabel Acuña (Colombia), Carolita Salvo (Chile), Déborah Luzige (Uruguay) y Elena Bowen (Argentina). Entre las autoras consonantes se encuentran: Mariel Ruggieri, Victoria Aihar, Estela Escudero, Marta D’arguello, Maria Border, Maria Laura Gambero y Mimi Romanz.

También se contará con la presencia de chicas bloqueas (¡colegas!) y administradoras de fuertes grupos literarios de las redes como ser Claudia González de “La Magia de los Libros”, Andrea Vázquez  de “El Pantano de Fiona”, Cecilia Pérez de “Divinas Lectoras”, Kiaben y Patricia Cortés de “Desnudando Libros” y Lorena Giménez Italia de “Lectoras de Córdoba”. Alguna de ellas serán moderadoras y realizarán los diálogos con las autoras presentes.

Cómo podrán ver, este encuentro estará increíble. ¿Se imaginan? si en las redes se arman largas conversaciones, no digamos lo que será tenerlas juntas en un mismo lugar. Así que espero puedan asistir y disfrutar de este lindo encuentro que es COMPLETAMENTE GRATIS, eso sí, solicitan que lleguen temprano al lugar para poder garantizar su entrada, ya que el cupo es limitado.

Por cierto, para las que estamos lejos pero queremos estar presentes, les aviso que el evento será transmitido en vivo gracias a Cecilia Pérez y Freddy Piedrahita de Divinas Lectoras, así que si quieren seguir el encuentro de cerca, ingresen al grupo y estén pendientes del enlace de la transmisión!

El Septiembre Romántico Rioplatense será el sábado 24 de septiembre, en el Salón Leopoldo Marechal del Palacio Pizzurno. Pizzurno 935, C.A.B.A. Argentina, de 4:30 P.M. a 7:00 P.M.

No dejen de asistir a estos increíbles eventos. Disfrútenlos, pásenlo bien  y tómense muchas fotos que yo, a la distancia, estaré pendiente de todo para luego compartirlo!

¡A disfrutar del fin de semana!

Únete al movimiento “Leyendo con Causa

LCC_blog-header-1

Es lindo saber que además de hacer lo que tanto nos gusta, que es leer, estamos ayudando con una noble causa.

Actualmente, un grupo de 18 escritoras/ escritores de habla hispana, se han unido para que la venta de sus libros vayan destinados a 16 organizaciones sin fines de lucro.

El movimiento es conocido como “Leyendo con Causa”, una iniciativa de la conocida página Ebrolis.com, un servicio para descubrir ebooks gratis o a precio muy reducido que se ajustan a tus gustos literarios.

Mariel Ruggieri, Kristen Ralston, Victoria Aihar , Isabel Keats, Carmen Grau, Cristian Perfumo, Jorge Magano, entre otros, son algunas de las autoras y autores que forman parte de esta solidaria causa.

¿Quieres conocer cuales son los libros y unirte a ello? entonces ingresa a Leyendo con causa  y entérate de más.

Reseña El Granizo

51jQdXUwffL._SX331_BO1,204,203,200_En más de una ocasión he dicho que el amor tiene el poder de vencerlo todo, por muy difícil que pueda sonar. El amor es el sentimiento que puede sanar cualquier tristeza, depresión, trauma, es como el bálsamo que necesita nuestra vida para tomar ese impulso, para adoptar la valentía que necesitamos para seguir luchando.

Pero cuando hablo de amor, no solo hablo de aquel que no puede brindar nuestra familia, nuestros amigos o  aquel hombre o mujer que es el dueño de nuestras noches, sino también del “amor propio”, ese es el que realmente se convierte en nuestra fuerza y muchas veces, nos convierte en las heroínas de nuestra propia vida, incluso cuando creemos que todo está perdido.

Mariel Ruggieri nos presenta una novela cuya temática, además de tocarnos el corazón y de dejarnos un claro mensaje de que hay ciertas enfermedades, como el cáncer, que no mide estatus ni edad no estado civil para elegir a alguien, es una historia en la que se muestra lo importante que es valerse a si mismo para poder salir adelante ante cualquier adversidad, y que sí, a veces es necesario que alguien especial nos de ese empujoncito para empezarnos a valer.

“El Granizo”… debo admitir que es una de las novelas que más estaba esperando. Por algo lo leí en un par de noches y gracias a esa lectura tengo la vista algo nublada, pero ¿saben qué? por esa historia, cualquier vista nublada vale la pena, además con una buena noche de sueño se me pasa.

Pese a que es una novela con una temática delicada, la pluma de Mariel está presente en tooooooda la historia… sí chicas, nuevamente nuestra “autora de amores imposibles” nos trae un amor poco convencional que, en este caso, nos muestra que ni la edad ni ninguna enfermedad o inseguridad pueden oponerse a la llegada del amor, y más cuando es tan rotundo como el que sienten Renzo y Victoria.

Ay Mariel… ¿Qué voy a hacer contigo mujer? En cuestión de páginas me tenías con calor y a la siguiente estaba con un nudo en la garganta… ¡Eso no se hace mujer! Tengo miedo que un día me de un ataque por esas historias tuyas que son tan llenas de pasión, erotismo, ternura y amor a la misma vez… ¡No juegues así con mis sentimientos! y sí, al final quedé con una sonrisa de oreja a oreja, suspirando y más que enamorada de Renzo, pero vaya que me hiciste sufrir con ese par, y lo digo en todo el sentido de la palabra.

Pero ya no seguiré con mis reclamos hacia ti, además sabes que son con cariño pero no puedo evitar desahogarme con vos, así que seguiré con la reseña.

A ver chicas, como saben, Victoria es una mujer víctima del cáncer de mama, esa enfermedad que a tantas mujeres les llega y que les toca enfrentar con todo el coraje y fuerza que puedan tener, pero es jodido cuando, después de haber  descubierto que la padeces y te sometes a una necesaria cirugía en la que pierdes uno de tus perfectos y femeninos senos, te das cuenta de que no eres feliz con la vida que tienes, ni con el marido que elegiste ni con el hijo que tuviste hace unos años, y no porque sea malo, sino porque, al parecer, la relación con él es más fría que un témpano de hielo.

Creo que la palabra “jodido” para esta situación queda muy corta la verdad… es más que eso.

Una de mujer irradia feminidad en todo momento, y nuestros senos forman parte vital de nuestro cuerpo de mujer, de nuestra vanidad… por lo tanto, ¿Se imaginan lo difícil que es tener que proceder a una operación de esas para salvar tu vida?… ¡Joder! Yo sé que es necesario  para vivir, pero de solo imaginarme en esa situación me doy cuenta lo complicado y difícil que puede llegar a ser, y más cuando te sientes tan sola y vacía como nuestra Victoria… Dios, es algo que no se lo deseo a nadie, porque ninguna mujer… ningún ser humano merece vivir eso.

Sin embargo, creo que las cosas siempre suceden por algo, por muy difícil que estas sean o por mucho que cueste creer.

En este caso, la situación de Victoria la hace viajar a Uruguay para alejarse de todo aquello que la estaba agobiando, y es ahí donde conoce a Renzo, un hombre que está como el pan recién salido del horno, que irradia sensualidad y pasión por cada poro de su piel, lleno de vida, de juventud, y sobretodo, con un carácter tan hermoso, bello y perfecto que hace que te enamores de él en el primer diálogo.

Ambos están en ese lugar para reencontrarse, para saber quienes son, para enfrentar lo que están viviendo, ella con la enfermedad, y él por una reciente noticia que marcó su vida, haciéndolo sentir perdido en el mundo… hasta que conoce a Victoria.

Dos almas quebradas por diversas razones, pero cuyos caminos fueron cruzados para salvarse mutuamente… por que sí, ese encuentro tan poco casual fue el inicio de la historia de Renzo y Victoria, y todo gracias a Juan Carlos… ¿Quien es Juan Carlos?, pues, sólo les diré que tiene mucho pelo y que no es un hombre exactamente.

Renzo, a diferencia de Victoria y a pesar de la situación por la que atraviesa, es un hombre decidido, con gran talento para la tecnología, seguro de sí mismo y obstinado, insistente, perseverante, caliente, sexy, apasionado… ¡Ops! perdón, me fui por otro lado.

Pero pese a todo esto, y a pesar del paréntesis que ambos deciden vivir en ese lugar llamado “El Granizo”, el miedo hace que las cosas tomen otro camino, pero ese retorno viene con cambios que harán que la vida de cada uno cambie para siempre.

Victoria retoma su vida, recupera su valor perdido y toma decisiones que pensó que jamás podría tomar, a pesar de lo que había pasado. Además, se da cuenta que Felipe, su hijo superdotado, no es lo que ella pensaba. Al final el chino les terminará cayendo súper bien, a pesar de su forma tan particular de ser. Y Daniel, esposo de Victoria pues… solo les diré con mucho cariño, que es un imbécil bueno para nada. Ese es el vivo retrato de un hombre cobarde, despreciable y egoísta que se vale de su “seguridad” para menospreciar a los demás sin importarle absolutamente nada.

Estoy segura que, así como yo, desearán que sufra de impotencia sexual por el resto de su vida y no se le pare NUNCA MÁS!

OK… listo, ya me desahogué. Disculpen si me pasé, pero sé que me van a entender cuando lean el libro.

Como siempre digo, el destino se encarga de todo, por mucho que uno insista en cambiar las cosas. Él siempre buscará la forma de hacer que se cumpla lo que él ha trazado en nuestras vidas, porque sabe que es por nuestra felicidad.

Para el destino no importa la ética de un trabajo, no importa si un momento es el adecuado o no para un reencuentro y no le importan las coincidencias, porque creo que ellas también son una trampa que él tiende en nuestras vidas para hacer que todo encaje.

Lo que les quiero decir es que, a pesar que Victoria decide retomar su vida, y lo mismo Renzo, no pueden hacer nada para evitar que sus caminos se vuelvan a cruzar en el momento menos esperado, pero más necesitado.

Ambos vivirán sumergidos en una pasión incontrolable, donde el amor será el máximo protagonista, aunque uno de los dos demore en reconocerlo. Una pasión que no tiene límites, donde la confianza que Renzo deposita en Victoria no es bien retribuida en su momento, y ya entenderán por qué.

Definitivamente la vida es la más grande escuela que podemos tener. Ella misma nos enseña que la felicidad radica en uno mismo y que es parte fundamental para que desarrollar el autoestima y hacer que la propia seguridad sea nuestra máxima piedra de apoyo para salir adelante. Nos enseña que la edad no tiene valor alguna cuando se trata del amor. Nos enseña que hay que tomar decisiones, aunque  creamos que las cosas no saldrán como esperamos. Nos enseña que el miedo debemos tomarlo como un impulso para agarrar valor y hacer aquello que deseamos. Nos enseña que existe el karma y que todo lo que lanzamos, se nos regresa en algún momento en la vida, sea bueno o malo, pero sobretodo, nos enseña que el amor es lo más grande y poderoso que podemos tener y vivir

Obviamente, y como es sabido, esta reseña contiene spoilers, pero sólo los necesario, así que no chicas, no les diré nada más, pero prepárense para vivir un sinfín de emociones y sentimientos, para sentirse identificadas con Victoria, para disfrutar las decisiones que cada uno debe tomar en un momento dado, de cada encuentro y de cada error cometido, en especial de ella.

Renzo llega a la vida de Victoria para quedarse y ella en su momento, tendrá que hacer a un lado sus miedos para ser feliz con ella misma y con las personas que se han cruzado en su camino.

Una historia que te deja claro lo importante que es el amor de alguien, pero en especial el de uno mismo, porque es el que nos da todo ese valor que necesitamos para encontrar nuestra propia felicidad, sin importar absolutamente nada.

Una novela que nos enseña la valentía, amor, coraje y fuerza que tenemos las mujeres aún en los momentos más difíciles, aunque para darse cuenta de ello se tenga que viajar a una cabaña a la orilla del mar llamada “El Granizo”.

Mariel, siempre es un verdadero placer leerte, y más para una obra solidaria como la que es esta, y no sé con qué nos saldrás en tu próxima novela, pero no me la perderé por nada del mundo.

PDTA: Recuerden que la mitad de los fondos de la venta de este libro, van dirigidos a un centro de apoyo a mujeres con cáncer de mama. Seamos solidarios con esta causa.

 

El Granizo

51jQdXUwffL._SX331_BO1,204,203,200_El cáncer le quitó muchas cosas a Victoria, pero también le dio tanto… Le brindó la oportunidad de descubrir su femineidad dormida y una intensa pasión, que derribó sus tabúes y sus miedos más arraigados.

En Punta del Diablo, un pequeño pueblo de pescadores en la costa atlántica uruguaya, su inesperado retiro espiritual le pone en el camino a Renzo, un hombre diez años menor que también está experimentando su propio drama existencial.

La chispa que se produce ni bien se conocen los lleva directo a la cama. Victoria no está preparada para aceptar que ese paréntesis en su vida signifique algo más, por lo que que huye de El Granizo sin mirar atrás.

Pero el destino tiene otros planes y cuando se reencuentran tiempo después trabajando en Buenos Aires, no pueden evitar sucumbir nuevamente al deseo. ¿Logrará Victoria vencer los obstáculos que la separan de Renzo? ¿Podrá obtener el equilibrio necesario para conciliar su pasado, con un futuro junto a él?

Una historia de amor diferente, donde la perfección de lo imperfecto toma protagonismo, y abre el camino de la felicidad

ADQUIÉRELO AQUÍ.

“El Granizo”, el proyecto solidario de Mariel Ruggieri

440019Mariel Ruggieri, autora de “Morir por esa boca” y “Cuidarte el Alma”, está a punto de lanzar su próxima novela titulada “El Granizo”, la cual tendrá como tema principal uno de los males que más afecta a las mujeres de hoy en día, el cáncer de mama.

Dicha historia es un proyecto que la autora tiene guardado desde hace un buen tiempo, y este próximo 6 de julio lo lanzará al público en formato digital como en papel en todas las Amazon con un precio de  USD 3.99. Cabe aclarar que para aquellas que desean comprarlo en preventa, estará disponible desde el 2 de julio.

Hace unos días,  Ruggieri hizo un comunicado para todas sus lectoras respecto a ese nuevo libro, ya que además de ser una historia de amor, como las que suele escribir la autora, es un proyecto solidario del cual, parte de sus ventas serán donadas. “Mis expectativas son enormes porque es un proyecto solidario, donde ustedes y yo haremos una donación de efectivo a una organización sin fines de lucro que trabaja para proveer de hermosas pelucas para las mujeres que están atravesando un tratamiento de quimioterapia por cáncer de mama. Ustedes colaborarán comprando la novela, y yo donando el 50% de las regalías de ventas en digital del mes de julio. Al final del mes, les diré cuánto donaremos y como se llama la institución.” expresó Mariel.

Explicó que una de las razones por las que está colaborando con esta causa es debido a cómo se sienten las mujeres que han sido víctimas de este mal y la forma en que se sienten anímicamente después de ello respecto a nuestra imagen y autoestima. “Quiero reivindicar el derecho de mantenernos atractivas y conformes con nuestra imagen, durante el proceso de convalecencia. Quiero reivindicar el derecho a sentirnos sensuales con o sin cabello, y de tener una vida sexual plena. El derecho de enamorar y enamorarnos, porque el cáncer no anula ni nuestra capacidad de sentir, ni las ganas de vivir, ni nuestra condición de mujer.”

“A Victoria, mi protagonista, le falta un seno. Y Renzo, que es diez años más joven, pierde la cabeza por ella. Y esas cosas pasan. Quiero que sientan, que tengan la total certeza de que la fortaleza que demuestran cada día, y el esfuerzo por superar esta crisis, las hace más atractivas.
¿Qué hombre se resiste a una guerrera?”

Mariel añadió que el costo de la novela es más económico que sus demás libros para que todas sus lectoras tuvieran acceso a ella y puedan comprarla, ya que valora el esfuerzo que hacen sus seguidoras por adquirir sus libros. Además, explicó lo importante que era para ella que sus lectoras sepan que al adquirir “El Granizo” estarán apoyando a las mujeres que luchan contra la enfermedad. “Quiero que cuando compren, sientan que están aportando su granito de arena para darle alegría, confort, una preocupación menos, a una compañera que está luchando contra el cáncer. A otra mujer como vos y yo, que está aprendiendo a vivir con él.” agregó.

Pero eso no es todo gente!

“El Granizo” estará participando en el concurso Indie 2o16 organizado por Amazon, por lo que las ventas, comentarios y calidad del producto son de suma importancia para definirlo como ganador. Ante esta situación, Mariel asegura que, de ser ganadora, también donará el 50% del premio en efectivo a una institución relacionada al Cáncer de Mama que sea elegida por sus seguidoras. “Depende de mí pero también de ustedes. Yo me he esforzado en darles una obra de calidad, sólida, y entrañable. Ustedes, harán lo que falta.”

Finalmente, Ruggirei emitió una invitación para que todas levanten la voz con esta historia de amor y demuestren a todos aquellos círculos literarios que juzgan y catalogan a las lectoras y autoras de género romántico como una “horda de mujeres superficiales que solo busca evadirse”.

“Nosotras no somos así. Somos soñadoras, sí, pero con los pies en la tierra. Somos valientes y solidarias. Somos compasivas y tenemos mucho para dar. Logremos que una novela romántica cuyo eje es un tema sensible, crezca y trascienda. Compren, comenten, difundan, por favor”, puntualizó la uruguaya.

Así que, chicas, tenemos un compromiso, tenemos una tarea que cumplir.

Seamos solidarias. Por un momento de  nuestra vida dejemos de pensar en nuestros intereses y antes de buscar “descargar este libro gratis” piensen en lo que estarían ayudando si deciden comprarlo. A quienes van ayudar son tan mujeres como cada una de  nosotras, mujeres que por cuestiones del destino padecen de un mal con el que tienen que luchar día a día para sobrevivir y seguir siendo unas guerreras, pero incluso las mujeres fuertes y valientes como ellas tienen sus tropiezos, pero con nuestro apoyo, estaremos haciendo algo para darles una mano.

Son casi 4 dólares. Menos de lo que cuesta un sostén, un colorete, unos polvos compactos, una cartera.

A colaborar por todas las mujeres del mundo y dejémonos envolver por esta novela romántica que nos muestra que el amor nos llega a todos, sin importar el momento, ni la edad ni las circunstancias. Una historia que nos deja claro que todo es posible cuando el amor, está de por medio.

NADA PROHIBIDO

41AQE4ysZTL._SX331_BO1,204,203,200_Llegando a la mitad de su vida, Máximo Aguirregaray está en crisis pues siente que no ha alcanzado ninguna de sus metas, que no ha cumplido ni uno de sus sueños…
Hasta que Emilia Fraga se cruza en su camino.
Desde ese día no tiene paz, y a la vez se siente más vivo que nunca. Se muere de amor por ella, pero es consciente de que existen obstáculos que hacen imposible su relación: el primero es que está casado, y el segundo es que Emilia es su paciente.
Y hay algo más…
Mientras la pasión los envuelve, ambos se adentran en los conflictos que hacen de la vida de la joven un verdadero infierno.

La tentación les enciende el cuerpo; la culpa les destruye el alma. Pero cuando caigan todos los tabúes los dominará el deseo, y ya no existirá nada prohibido… entre la tierra y el cielo.

ADQUIÉRELO AQUÍ.

RESEÑA NADA PROHIBIDO

41AQE4ysZTL._SX331_BO1,204,203,200_Es delicioso cuando terminas de leer un libro y tienes tantas cosas decir y expresar que no sabes por donde comenzar. Quieres contar tanto, transmitir todos los sentimientos y emociones que viviste que se hace un poco complicado reseñar, pero no es imposible, además, disfruto inmensamente reseñar los libros de Mariel Ruggieri.

¿Saben? Después de leer todos los libros de esta autora, pero especialmente después de leer su última novela, “Nada Prohibido” he decidido clasificar a Mariel como “LA AUTORA DE LOS AMORES CONTROVERSIALES”, porque esta mujer, no sé como, tiene la capacidad de escribir historias en las que se viven amores que rompen completamente con lo establecido por la sociedad, y tiene el poder de hacer que siempre nos enamoremos de sus personajes y apoyemos las relaciones, aunque según nuestra moral esté incorrecto. Es decir, en todos sus libros ella tiene la capacidad de hacer que apoyemos cosas que al vez, no apoyaríamos en la vida real, como una infidelidad, la traición de una mujer al enamorarse del esposo de su mejor amiga, que apoyemos el romance que surge entre dos hermanastros que han sido criados juntos, etc etc, y así puedo seguir sin terminar.

Uuufff… la verdad es que “Nada Prohibido” es una historia muy ardiente que Mariel escribió con la colaboración de nada más y nada menos que nuestro querido Dante Aviles… Gggrrr…Una novela en la que se vive un amor increíble, casi enfermizo, pero puro y hermoso, en la que se encontrarán personajes que llegarán amar inmensamente y otros que odiarán desde el fondo de sus entraña… neta… habían partes que me llenaba de cólera e impotencia, pero después me encontraba con otras situaciones que me hacían olvidar el mal rato.

A ver, vayamos por partes.

Como se imaginarán, esta novela también está cargada de controversia…pero claro, si no la tuviera no tendría el sello tan especial de Ruggieri, pero como les dije antes, el amor que se vive en esta historia es único, pero Dios ¡como se sufre! de hecho, llegué a un punto en que no supe como se solucionarían las cosas sin que existieran afectados.

¡Ay Mariel! ¡Las cosas que haces con nuestras cabecitas!

Pero veamos…En esta novela conoceremos al Licenciado Máximo Aguirregaray. Un psicólogo que casi llega a sus 40 años y que ha caído preso de una vida TERRIBLEEEE! es decir, es un hombre que no sabe en qué momento ha llegado al punto donde se encuentra, que no encuentra sentido a nada, que sólo trabaja y vive día a día para mantener a la sangrona y estúpida de su esposa Carla y darle todo lo necesario a sus hijos, que no tiene ganas de absolutamente nada, y tiene que soportar a su mamá que es otra arpía, además, las palabras de su “queridísima” mujer no han hecho más que hundirlo en lo más profundo de la inseguridad y poca autoestima.

Lo interesante es que, la forma en que la escritora plasma los pensamientos de Máximo, hace que lo comprendamos, que nos sintamos identificadas con él, pero más que todo, logra que nos despierte unas inmensas ganas de abrazarlo y consolarlo como es debido… ¡Pobrecito! ¡Ains! si él tan solo viera como lo vemos nosotras, seguro que se le olvida todo!… ¡GGGRR!

Por otro lado tenemos a Emilia, una joven de 22 años que está a punto de entrar al conocido programa “Big Brother” teniendo como meta dar a conocer su talento como cantante durante su estadía en la casa de El gran Hermano, sin embargo, cuando está a punto de llegar, sucede algo que le provoca un ataque de pánico y hace que la chica tenga que atrasar su ingreso al programa.

Es acá donde comienza  el rollo, es acá donde el destino mueve sus hilos para hacer que Máximo y Emilia se conozcan de una forma… extraña, pero que causa un impacto en los dos lo suficientemente fuerte como para que él decida salvarla y ella, lo vea como un dios al que le pide salvación.

¡Ay chicas! de verdad que a partir de aquí tienen que abrocharse los cinturones y prepararse para lo que se viene, porque es un sinfín de emociones y situaciones que las pondrán nerviosas. Situaciones que les hará poner en una balanza la ética, la moral, el amor y los valores y se sorprenderán de ver cual resulta ganador, situaciones en las que van a querer empujar a Máximo para que agarre coraje; situaciones en las que veremos el poder que puede llegar a tener la palabra de una persona en otra.

Ahora gente… los encuentros sexuales… santo poder de dios y por las tres divinas personas de todos los rosarios del mundo! es que Mariel y Dante no tienen límites! Ya no sabía en qué posición ponerme para seguir leyendo! Es que este par nos presentan las escenas de una forma tan sensualmente erótica que hace que incluso, las cosas que no has hecho en la intimidad, suenen extremadamente tentadoras y placenteras, así que prepárense para sentir calor en “todos” los rincones de su cuerpo.

La novela es, en sí, un torbellino de emociones, de sensaciones y misterios, porque habrán cosas que no sabremos descubrir hasta el final y nos dejará la piel de gallina. Igual vivirán momentos en los que descubrirán que la madurez no es cuestión de edad, es simplemente cuestión de experiencia en la vida. Debo admitir que también querrán golpear a Máximo en un par de ocasiones, sobretodo cuando los celos y la inseguridad se apoderan de él… pero es tan lindo que después se les pasará, además, como les dije antes, uno logra a entenderlo  perfectamente gracias a que conocemos su forma de pensar y de ver las cosas, pero sabemos que la forma en que intenta manipular la situación, no es buena ni saludable… pero así es el amor ¿no? tiene de todo un poco, incluso un poco de locura, impulso e inseguridad, que es la desencadenante de los celos.

Los hijos de Máximo son ¡lo máximo!… ¡Ains! que chicos tan bellos y perfectos! Al principio quizá no les caigan muy bien pero después los van a adorar… ¿será que existen hijos así? porque de ser así pues quisiera ordenar dos para llevar! También se encontrarán con el clásico personaje de “Mariel”, quien aparece en todas las historias de la autora y hace que, de una u otra forma, los personajes estén vinculados con los protagonistas de otros libros… de hecho, por acá se encontrarán con alguno que les acelerará el corazoncito!

También conocerán a Natalia, la hermana de Emilia, una joven que mantiene con su hermana una relación bastante sólida, sin embargo, ellas también están marcadas por un  triste acontecimiento del pasado que  les cambió la vida y que será el que desencadenará todo el rollo… Porque una cosa sí les digo chicas, lo que creen que será el nudo, al final no lo es.

Sí, así como lo escuchan (leen). La historia da un giro rotundo… drástico, un giro en el que el amor se pondrá a prueba y Máximo deberá demostrar hasta donde está dispuesto a llegar por Emilia, y ella pues… ella también deberá superar la prueba… pero de otra forma. Eso sí, no crean que es de la forma que están pensando… aquí la situación es más profunda y cuando descubran la verdad, lo entenderán todo.

¿Existe algo prohibido en el amor?… No! y esta novela lo demuestra. El amor es libre, el amor no tiene inhibiciones, el amor no se fija en la edad, ni en la profesión, el amor no mide peligros, ni tabúes, ni riesgos, el amor es alocado, simplemente se lanza de forma desenfrenada y busca la forma de que se viva a tope, el amor nos vuelve ciegos, nos hace dejar de lado todos los miedos y nos impulsa a hacer aquello que quizá nunca hicimos por temor o desconfianza, y esto es lo que llegan a vivir Máximo y Emilia, un amor sin límites, de esos que no se encuentran por la calle,con facilidad, pero que muchas añoran sentir algún día.

Déjense envolver en una historia llena de pasión, bondad, engaños, secretos, romance, escenas eróticas que harán que nuestra imaginación y otras cositas, vuelen a lo más alto, suspenso, desesperación, donde los malos son los que menos esperamos… Una historia donde veremos el romance de un hombre mayor y una chica muchísimo menor que él como la cosa más hermosa, bella y correcta que puede existir.

Una historia que en definitiva nos enseña que “no ser feliz, por ser bueno, es altamente inmoral” y que en el amor… en el verdadero amor, no existe NADA PROHIBIDO.

RESEÑA TODO POR ESA BOCA

514o6Zmq4BL._SX343_BO1,204,203,200_Oh sí! Que hermoso es casarse con el hombre que amamos! Un hombre que además de buenote, es profesional y besa el piso por donde caminamos. Que bello es saber que a partir del día de tu boda, despertarás todos los días y tendrás a esa persona que amas al lado y te dará los buenos días con besos y un sexo desenfrenado.

Sí, definitivamente suena bello, pero ¿les digo algo? Cuando pasan unos cuantos años después de la boda perfecta y te encuentras con cuatro hijos pequeños a los que te dedicas mañana, tarde y noche mientras tu flamante marido se entrega al 200% a su trabajo, te das cuenta que las cosas no son tan hermosas que se digan.

A ver, no digo que todo es feo… ¡NO! Los hijos son algo hermoso y el amor por el hombre con el que te casaste sigue ahí, latente y fuerte! pero hay otros elementos que cambian con el tiempo, elementos que es necesario ponerles atención porque después hay consecuencias, y si no me creen pregúntenle a Verónica y Alex, los protagonistas de la  última novela corta de Mariel Ruggieri, “Todo por esa boca”, tercera parte de “Por esa boca” en la que veremos como es la vida de estos dos personajes a los que tanto amamos en los primeros dos libros, después de haber transcurrido 4 años de su matrimonio.

¿Se acuerdan como eran ese par? Dios! Tenían un nivel de pasión increíble! de hecho estoy segura que muchas nos enamoramos de Alex por ese talento y esa pasión tan descontrolada con la que llevaba a Verónica a las estrellas, y ella no se quedaba atrás, pero ¡vamos chicas! ¿4 hijos?… ¡joder! Lo pienso y me estreso! Verónica es una mujer joven, de apenas 26 años, profesional, sexy, pero ¿se imaginan lo que es para ella estar en casa con sus pequeños y haberse alejado de la carrera que tanto ama para dedicarse a su familia? Uuuff!

Imagino que muchas de ustedes se sienten identificada con ella, y no me incluyo porque no tengo hijos, sin embargo trato de ponerme en su lugar y, honestamente, ¡no sé como no se ha vuelto loca! Y Alex pues… él sigue siendo único, amoroso, entregado, apasionado, pero ese trabajo que tiene…Ppfff… a veces uno comete el error de vivir para trabajar y no trabajar para vivir y algo así es lo que sucede en este caso.

No les pienso decir mucho más, creo que me he dejado llevar por la emoción y la realidad que se plasma en esta tercera entrega de esta historia que tanto amamos, y es que la frustración y esa cantidad de preguntas que Verónica se llega a hacer en su momento, es algo que muchas mujeres viven! ¡¡Aaaacch! dan ganas de meterse en el libro y abrazarla, porque a pesar que tiene ayuda en casa para atender a esos diablillos, hay cosas en las que nadie puede ayudarnos y esas cosas están en nuestra cabeza.

Además chicas, ustedes saben que las mujeres pensamos… ¡MUCHO! Las mujeres somos expertas en hacer suposiciones, en dar por hecho cosas sin que haya una prueba contundente, y más cuando se está en la posición de Verónica. Difícil… muy difícil! ¡Aaah! Y si a eso le sumamos lo misterioso que comienza a comportarse Alex y las decisiones que comienza a tomar en la empresa sin antes consultárselo a Verónica pues… se imaginarán lo que pasa ¿no?

¡BOOM!

¿La verdad? creo que cualquiera de nosotras hubiera reaccionado como lo hace Verónica… aunque creo que se le va un poquito la mano… pero bueno a cualquiera le pasa ¿no?

Este es una novela corta que en pocas páginas vuelve a causarnos toda esa serie de sentimientos que sólo Vero y Alex pueden provocarnos. Una combinación de pasión, berrinches, celos, malos entendidos, sorpresas, reencuentros con el pasado, que nos harán vivir una lectura llena de calor y emociones encontradas. Además, tiene un final y un bonus increíblemente divertido en el que nos encontraremos con un par de personajes a los que queremos muchísimo.

Este es el final de la historia de Alex y Verónica, una pareja que con todas sus diferencias y problemas que tuvieron que enfrentar, aún después de casados, lograron que el amor y la pasión ganara y se mantenga siempre presente en sus vidas. Una pareja única, particular e inolvidable a los que siempre recordaremos como aquellos que siempre lo dieron “Todo por esa boca”.

 

El regalo de Mariel Ruggieri

Hola hola! Antes que todo… ¡FELIZ NAVIDAD!

Estuve perdida por varios días, dedicándome a mi familia y a descansar, cosa que pocas veces hago durante el año, pero aquí estoy! regreso con todas las ganas del mundo! y que mejor forma de hacerlo que hablándoles del nuevo libro de Mariel Ruggieri, del que hace unos días les compartí un adelanto…¿se acuerdan?

“Nada Prohibido” es la nueva obra de 12377634_566208483534868_8607710206771429511_o
Mariel, quien como agradecimiento a sus seguidoras y por haber cumplido la meta de llegar a 1,000 fans, decidió compartir el primer capítulo de esta historia que, como les dije hace unos días, ha sido creada para llenarnos de calor… mucho calor.

“Es la cuarta novela que escribí pero por distintas razones nunca estaba lista para salir a la luz. Ahora, gracias a Dante Avilés y su toque especial, ha llegado el momento” explica la autora al principio de este regalo navideño que nos hizo a sus fieles lectoras, agregando además que el libro tiene un total de 530 páginas de una historia que asegura será “imposible olvidar”.

Les recuerdo que la novela saldrá publicada el próximo 6 de marzo de 2016, pero por mientras les comparto un fragmento de este primer capítulo y la sinopsis al final de este! Les recuerdo que la novela está contada desde el punto de vista de ambos protagonistas, es decir de Emilia y Máximo, así que no se me vayan a confundir!

Gracias Mariel por compartírnoslo!

(…)

Lunes por la noche:

Estoy… pasmada. No puedo creerlo, aún no caigo. Me siento paralizada en medio de esta vorágine de acontecimientos que presiento van a cambiar mi vida para siempre.

No sé ni por dónde empezar. Es tal la locura en la que me vi inmersa de un día para otro, que no tuve ni tiempo para escribir nada en esta bitácora de vida que me acompaña siempre. Pensándolo bien, no escribo desde mucho antes. No escribo desde el día en que me marché de Carmelo, hace ya dos semanas. ¿Quién iba a decir que mis vacaciones se iban a extender tanto?

Bendita tarde calurosa. Era tanta la humedad en Montevideo, que apenas podía respirar y por un momento me arrepentí de haber accedido a acompañar a Natalia al casting. Afortunadamente ella me recibió con una limonada helada en su monoambiente pésimamente decorado. Mi hermana tiene una extraña obsesión con los autos de lujo, y el departamento es la prueba de ello. Veinte posters de relucientes convertibles, y ni un solo espejo… Y yo necesitaba uno.

Verme linda es lo único que me da seguridad en la vida.

No soy vanidosa, pero sentirme hermosa es lo único que me hace feliz últimamente. No, mentira. Cantar lo es, porque cuando canto me siento la más linda del mundo.

Me anoté para participar, por esa vieja costumbre de no dejar pasar las oportunidades sin intentarlo, pero en el fondo jamás creí que lo iba a conseguir. Cuando pasé a la segunda ronda, casi me boicoteo las posibilidades de quedar. Me sentí como una tonta, con la lengua trabada y la sangre latiéndome en las sienes mientras trataba de responder a la trillada pregunta de: ¿Por qué te presentaste al casting? Por inercia, por eso. Y porque a mi prima Verónica le pareció que era buena idea que lo hiciera, y porque mi insoportable hermana que sí se moría por ser seleccionada, prácticamente me arrastró con ella.

No dije nada de eso, por supuesto. Sin embargo, no mentí. Roja como un tomate sólo mencioné que me gustaba cantar y que me parecía una buena forma de comenzar mi carrera… ¡Y al parecer les gustó! Gran Hermano va a ser la bisagra que me haga pasar de ser una ilustre desconocida, a tapa de revistas y de discos compactos. ¡Así de simple! Tengo el bendito telegrama en las manos, y no puedo dejar de leerlo…

“Señorita María Emilia Fraga: ha sido seleccionada para formar parte de Gran Hermano Argentina. Rogamos se comunique a la brevedad con nosotros, y que seleccione un letrado que la represente en la firma del contrato. Atentamente, La Producción”. Qué felicidad, por Dios. Y por primera vez en mucho tiempo, siento que la vida me sonríe de veras.

Mi madre tiene una extraña obsesión con mi salud. Siempre me ve demasiado pálido, demasiado delgado, demasiado triste. Bueno, puede que en esto último tenga razón.

No estoy deprimido, más bien me definiría como hastiado. ¿De qué? De todo y de nada. No hay razón para que me sienta así, pues trabajo en lo que me gusta y no me va mal, tengo dos hijos sanos, un techo donde vivir y una compañera…

¿La tengo de veras? Hace mucho que Carla y yo corremos por distintos rieles. No sé cuando comenzamos a alejarnos uno del otro, pero lo cierto es que algunas noches la observo dormir y una sensación de extrañeza me invade.

La misma que siento en las mañanas cuando sin querer me miro en el espejo. La misma que debe sentir Pía cuando intento interesarme en sus cosas, o Juan cuando me hago el ocurrente y sólo obtengo una mueca de disgusto.

Mi casa no es mía solamente; la mitad es del banco.

Y mi trabajo… Moverme entre la mierda, entre las miserias humanas, ya me está hartando. Es que a todos nos pasa más o menos lo mismo. Una madre castradora, un padre ausente… o viceversa. Fantasías prohibidas, amores desencontrados. Un querer y no poder, un anhelar y no hacer nada para conseguirlo. Problemas de dinero, problemas conyugales. Problemas y más problemas. Y el miedo… Siempre presente, siempre acechando.

Hace mucho tiempo yo quería cambiar al mundo y finalmente el mundo terminó cambiándome a mí. La ilusión de haber optado por ser libre y el haber luchado contra el mandato familiar ahora se me antoja una pérdida de tiempo.

Me resistí todo lo que pude, quise vivir a mi propio aire y hacer lo que el corazón me indicara, pero terminé tomando el té con mi madre todos los miércoles a las cinco, sólo porque ella lo quiere así.

Me mira por encima de sus anteojos y como es su costumbre desaprueba mi aspecto, y me lo hace notar en más de una forma. Sacude la cabeza, molesta.

“Sí, mamá. Soy la única oveja negra que tiene el cabello rubio. Valiente contradicción…”

Haber elegido ser un psicólogo bohemio e idealista, nunca fue buen visto en una familia de polistas de raza. Y ser de izquierda entre gente conservadora definitivamente no ayudaba en nada. A mí nunca me gustó la pose, y el pedigree de las personas siempre me resultó indiferente. Desde chico tuve una tendencia a salirme de la fila, y también a salirme de la raya y mis padres se encargaron sistemáticamente de volverme al corral.

Sólo mis férreas convicciones me mantuvieron cuerdo en una familia de locos, pero con el tiempo fui desgastando esa cordura, y poco a poco me transformé en lo que hoy soy. Un híbrido entre lo que debí ser y lo que me gustaría ser.

Mi vida actual es una sombra de la que soñé, y una copia algo venida a menos de la de mis padres que tanto repudié. Indiferencia marital es la tónica de hoy con Carla, igual que la legendaria que siempre se profesaron mis padres.

Una copia pero no idéntica. Para empezar, en casa el dinero no es lo que abunda, sino lo que se me reclama continuamente. Y tampoco abunda el amor, pero no es el odio el pan de cada día. Por último, la infidelidad no engrosa mi lista de pecados, y espero que tampoco la de Carla.

Infidelidad… Soy un hombre formalmente fiel. Y lo digo así, porque ganas no me faltaron pero mis principios guiaron el alcance de mis lealtades, así que jamás me atreví a cruzar esa línea. Estuve al borde, caminé por la cornisa más de una vez, pero jamás me lancé. El suicidio tampoco está en mi lista, y el haber cedido a la tentación hubiese significado un atentado a mi esencia, y la muerte de mi tranquilidad espiritual.

Me molesta sin embargo, no sentirme con la autoridad moral de antaño para juzgar más duramente a mis padres. ¿Los habré perdonado? Tal vez, o tal vez me esté convirtiendo en ellos. Como sea, le cumplo a mi madre cada miércoles y vengo a tomar el té a las cinco en punto. Escucho atentamente sus críticas y finjo que voy a seguir sus consejos.

“Tenés razón, en cualquier momento me corto el pelo, mamá. Sé que no me queda bien…”. Miento en ambas cosas, porque ni me lo voy a cortar, ni me queda tan mal. Hace mucho que lucho por evitar los espejos, y por eso me dejé la barba. Un sentimiento primitivo de autoprotección me impide profundizar en el abismo que adivino tras esa mirada azul que ellos me devuelven.

“También tenés razón. Debí dedicarme a los caballos y al polo… Pero el daño ya está hecho…”. Soy un fracaso. Esto último no se lo digo, pero hace tiempo que yo admito a la frustración en mi vida. Nos hicimos amigos porque voy a tener que vivir con ella el tiempo que me quede por delante.

Frustración laboral, porque nada se dio como yo esperaba. No cambié la vida de nadie, apenas fui el reflejo de los conflictos de mis pacientes. Frustración como padre, pues mis hijos cuando no me subestiman me ignoran. Y frustración conyugal, porque mi matrimonio es sólo una fachada.

Cuando Carla empezó a negarse con más frecuencia de la que accedía, es que yo aprendí a sublimar. Soy el rey de los sublimadores, y lo hago mediante el deporte, igual que cuando tenía trece y las hormonas guiaban mis pasos.

Pero ahora segrego sólo bilis, y cualquier ejercicio no competitivo se lleva mi energía hasta las duchas. Nado, corro, y el gimnasio es una de mis rutinas agradables. Las otras… las otras tienen que ver con llevar un enorme peso, más que con levantar pesas.

En algún momento, muy de vez en vez, siento un inquietante palpitar en mi cuerpo… Pero cuando realmente pierdo el sosiego es cuando ese palpitar no lo siento en mi pene, sino en mi corazón.

(…)

SINOPSIS

Llegando a la mitad de su vida, Máximo Aguirregaray está en crisis pues siente que no ha alcanzado ninguna de sus metas, que no ha cumplido ni uno de sus sueños… Hasta que Emilia Fraga se cruza en su camino.

Desde ese día no tiene paz, y a la vez se siente más vivo que nunca. Se muere de amor por ella, pero es consciente de que existen obstáculos que hacen imposible su relación: el primero es que está casado, y el segundo es que Emilia es su paciente.

Y hay algo más… Mientras la pasión los envuelve, ambos se adentran en los conflictos que hacen de la vida de la joven un verdadero infierno.

La tentación les enciende el cuerpo; la culpa les destruye el alma. Pero cuando caigan todos los tabúes los dominará el deseo, y ya no existirá nada prohibido… entre la tierra y el cielo.

¡Qué calor con “Nada Prohibido” de Mariel Ruggieri!

12377634_566208483534868_8607710206771429511_oAy Dios mío! Cada vez que Mariel Ruggieri aparece con una nueva historia, no hace más que hacernos
entrar en calor… ¡y qué calor!

Prueba de ellos son los adelantos que ha estado compartiendo en sus redes sociales sobre su próxima novela llamada “Nada prohibido”, una historia que saldrá publicada el próximo 6 de marzo de 2016 y que ha sido escrita con la colaboración de nuestro querido y amado Dante Áviles, quien según nos cuenta la escritora, “puso toda la carne en el asador en las escenas eróticas”.

Esta es una historia narrada en primera persona por el protagonista masculino, el psicólogo Máximo Aguirregaray… oh sí, esta vez será él quien nos hará arder con esta historia que, por lo que veo, nos pondrá la piel y el aliento calientes… eso y ¡algo más!

¿No me creen? pues entonces lean el adelanto que publicó hoy y luego me dirán!

ADVERTENCIA: CONTENIDO SEXUAL EXPLÍCITO. 

(…)
No puedo creer lo que me hizo.
“—Quedate quietita” —me pidió. Y de inmediato comencé a sentir algo caliente deslizarse por mis nalgas, por mis piernas. Nunca pensé que podía ser tan excitante que me orinaran encima, pero lo cierto es que me volví loca. Compartir un acto tan privado… Esa clase de confianza, esa intimidad, me puso en llamas. Le hice caso al principio, pero luego no pude evitar las ganas de frotarme contra él, y curvé mi espalda para sentir su pene entre mis nalgas, y que el chorro de orina me pegara más cerca aún, con toda la fuerza.
“—¿Te gusta?”—me preguntó y a mí no me salieron las palabras, sólo jadeé y moví la cabeza, asintiendo. “—¿Me dejás mearte encima, y no puedo cogerte por el culo?”—me dijo, extrañado y sonriente.
“—Eso… no… duele… Y lo otro sí…” –le respondí.
Su réplica fue acariciarme las tetas y morderme un hombro. Quería darme la vuelta para besarlo, pero no me lo permitió. Continué con él a mis espaldas, jadeando en mi oído.
“—Ahhh…” –No pude evitar jadear también.
“—El dolor y el placer están a veces muy cerca”—susurró mientras me introducía una mano desde atrás, y me acariciaba el sexo. Esa frase hace tiempo que da vueltas en mi cabeza, y me estremecí al recordar cuántas veces pensé en ella en relación a él.
El jabón era lo único que se interponía entre su cuerpo y el mío. El jabón, y su pene enorme que lentamente intentaba abrirse paso entre mis nalgas.
“—No, por favor…”—rogué, aunque no muy convencida de mi negativa.
“—No voy a hacer nada que te haga daño. Nada que vos no quieras hacer. Nada prohibido…”—murmuró mientras uno de sus dedos me tocaba allí.
Lo sentí tan excitado que me dio miedo. Y junto al miedo una gran excitación también se apoderó de mí también. El dolor, y el placer. El miedo y el placer. Máximo y el placer… Tiene razón: no hubo, ni habrá, nada prohibido entre él y yo.

EMILIA FRAGA
NADA PROHIBIDO
(…)