Reseña Enséñame a Quererte

51yma0CMx6L._SX398_BO1,204,203,200_He leído muchos libros en los que los personajes masculinos tienen traumas, pasados oscuros y una personalidad complicada, pero debo decir que después de leer “Enséñame a Quererte“, ninguno de los personajes que he conocido logra superar al protagonista de esta historia tan llena de suspenso, pasión, amor, acción y drama.

Daniela SK nos trae esta historia dividida en dos libros, en la cual nos encontraremos con personajes que, aunque parezcan tener el mismo patrón que ya conocemos, resultan ser bastante distintos e intensos. Dos personajes atormentados a su manera, pero que a pesar de compartir un pasado y pasado cruel, tienen personalidades bastante opuestas.

Antes de comenzar a contarles un poco acerca de los protagonistas, les diré que hay varios factores que me gustaron de esta historia que considero, la hacen ser diferente a las demás. Por ejemplo, hay un suceso sumamente importante en la vida de los protagonistas que normalmente, en otro libro, hubiera surgido en medio de la novela, sin embargo aquí sucede al principio, haciendo que las cosas tomen un camino completamente diferente en sus vidas como en el drama en sí.

Otra de las cosas que me encantó es que la autora supo manejar bien la personalidad de los personajes en base a su pasado. Supo tratar bien el lado psicológico de estos, especialmente de él…Jared, más conocido como “El frío”.

Ains chicas, ¿qué les puedo decir de este hombre? Jared realmente es intimidante, y sí, está más bueno que chocolate con menta, pero ese tipo tiene un carácter que da miedo y un temperamento terrible, además lleva  en su interior la sed de pelear… y ¡vaya que sabe hacerlo! sin embargo, Jared no es el típico luchador que muchas conocemos… no, no señoritas, él lucha por un motivo diferente… lucha porque así lo hicieron, porque es lo único que aprendió y es su forma de desfogar todo lo que lleva en su interior.

Sin embargo, por otro lado, cuando llegamos a conocerlo bien… muy bien, nos damos cuenta de lo adorable que es y como, a pesar de su boquita sucia de la que siempre salen tacos o groserías, es un hombre bueno que solo necesita aprender a recibir y dar amor.

Lo mismo debo decir de Brielle, una chica adolescente que, a diferencia de Jared, no tiene nada de violencia en su personalidad, pero comparte con él mucho sufrimiento, maltrato y abandono, especialmente de su mamá, ya que  un par de años después de quedar viuda, decidió unirse con Hank, uno de los personajes más crueles, malos, egoístas y déspotas que he conocido, dándole a Brielle un padrastro malo y abusivo.

Créanme chicas, ese tipo junto a Caleb, al que ya van a conocer, son dos personajes que… Dios, son de lo peor! dos personajes que llegan a hacer daño de una forma desmedida, y no sólo daño físico, sino también psicológico, que es el más dañino.

Es gracias a estos dos que Jared y Brielle tienen la vida que llevan. Él envuelto en el mundo del sexo, las peleas clandestinas y la droga, y ella obligada a pagar las deudas del estúpido de su padrastro de la forma más humillante que una mujer puede esperar, y más si es una jovencita como ella.

Brielle, o Brie como se le conoce en la historia, tiene que hacer algo deshonesto para poder recibir algo a cambio, pero ese acto le trae consecuencias, y cuando Jared se entera, la vida de ambos da un cambio de 380 grados, y créanme que al principio no es nada pero naaaaada bonito, porque vamos, aunque Jared esté muy bueno a veces le dice unas cosas a Brie que no sé cómo hace para aguantar, pero ella, a pesar de ser tan jovencita, tiene unos ovarios que no cualquiera tiene, aunque claro, a veces los pierde. Ella es una jovencita valiente, que adora a su mamá a pesar de todo, y que está dispuesta a salir adelante, pese  lo tormentosa que se ha vuelto su vida.

Ahora ¿creen que una mujer puede exitarse al ver a un hombre pelear?… bueno, no lo sé, nunca me ha pasado, pero Jared tiene tanta presencia al momento de pelear, que si fuera un luchador real provocaría que a todas las mujeres se nos caigan las bragas con solo verlo, pero lamentablemente no existe, así que no nos queda de otra que sufrir con Brie en las ocasiones que va a verlo pelear a Cooper´s, el lugar donde “El Frío” pelea de forma clandestina.

Sin embargo, Cooper´s no sólo es eso. Cooper´s, además de un lugar de peleas y un night club de Las Vegas, es el apellido de los hermanos encargados de joder la vida de Brie, los que hacen que Jared siga sumergido en ese mundo de perdición y hacen lo imposible para que siga en él, los que no tienen piedad para matar cuando alguien no hace lo que quieren, y los que comparten el apellido de Zoey, la mujer que comparte con Jared algo más que la cama.

Ya saben que no puedo contarles mucho. Créanme que bastarían un par de detalles para decirles de qué va la historia exactamente, pero sería injusto, además hay demasiadas cosas, hay demasiados detalles en la vida de los personajes, en especial de Jared, que hacen que la historia se vuelva interesantemente compleja.

La autora logra adentrarnos en los pensamientos de este luchador atormentado que nunca ha tenido una razón para vivir diferente o para ser alguien… recién hasta ahora, pero no crean que es por amor… bueno, al menos no al principio.

En el trayecto de la historia conoceremos personajes que poco a poco, iremos descubriendo al 100%. Tenemos a Adam, que es hermano de Jared y Nicole, que es su esposa y no soporta ver a Jared ni en pintura. conocemos a Matt Jones, amigo de Brie y empleado de la cafetería de la que Brie y su mamá son dueñas, a Katie, que es empleada de Cooper´s y se vuelve en pieza importante en la historia; a Debbie, madrastra de Jared, aunque él la considera su madre. Una mujer de gran corazón que tiene toda la paciencia del mundo con Jared y que no merece que absolutamente nada malo le suceda; a William, el papá de Jared, que después de tanto tiempo, sigue luchando por lograr que su hijo, “El Frío” cambie de una vez, aunque cada día lo duda más.

También conoceremos a Zack Miller, un pandillero al que Jared no quiere mucho pero que, por cosas del destino, termina convirtiéndose en un buen amigo de Brie… aunque bueno, él llega a sentir algo más por ella pero no se puede. Ahora, ¿Se imaginan lo que sucede cuando Jared los ve juntos?… Ay Dios! Arde Troya! Porque él no tolera que ella esté cerca de ese “pandillero” que en su momento fue su mejor amigo.

Pero si algo les puedo decir es que, aunque en muchos momentos llegamos a creer que todos esta perdido, o que Jared no tiene solución, no dejamos de albergar la esperanza de que Brie logre algo en él. En cada situación mantenemos la ilusión de ver un cambio en él, un cambio notorio, repentino, pero no, no lo encontramos, sin embargo, poco a poco, de forma muy sutil, Jared va dejando c51S-VGqVi1L._SX348_BO1,204,203,200_iertas cosas, va a cercándose poco a poco a Brie, y aunque es muy difícil  superar todo lo que guarda en su corazón, todo ese resentimiento, odio, rencor, al final logra dejar ir un par de demonios, aunque hay otros que vivirán por siempre en él.

Antes de seguir, debo recordarles que la novela está dividida en dos, ya que la historia se había tornado tan compleja que necesitaron dividirla en dos partes.

Ahora sí, sigamos.

¿Saben? una de las cosas que más me gustó de la novela es que, a pesar que Jared aprende y se deja amar, a pesar de que al final tiene reacciones que él considera “afeminadas”, no deja de ser Jared, no deja de lado esa personalidad que mantuvo en toda la historia, mantiene sus groserías, mantiene su forma de pensar, mantiene esas ganas locas por Brie y esa boquita de la que siempre salen groserías.

En ningún momento deja de ser él, y eso me encanta, porque sigue siendo el mismo Jared en versión mejorada.

Una historia llena de muchas emociones por todo lo que les toca vivir a cada uno de los protagonistas, pero que nos demuestra cuan grande y poderoso es el amor, capaz de alejarnos de aquello malo que siempre ha sido parte de nuestra vida, capaz de hacernos perdonar, capas de hacernos superar aquello que nos atormentaba, capaz de hacernos olvidar la diferencia de edad, las limitantes, los prejuicios.

El amor es el sentimiento más grande, fuerte y poderoso que existe, es nuestra mejor lucha a ganar, y también el mejor enfrentamiento por el que Jared y Brie tienen que pasar y llevar hasta la final para salir victoriosos.

Sì, definitivamente querer y enseñar a querer, es de esas cosas que nos llenan y nos hacen sentir los más grandes triunfadores de vida.

Una historia muy recomendada, cautivadora, romántica, y que les sacará más de un suspiro.

Anuncios

2 comentarios en “Reseña Enséñame a Quererte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s