Reseña Descalzos en la Nada

Una vez más vuelto a enamorarme de una novela escrita por una de las escritoras que más admiro. Una escritora que cada que anuncia una próxima novela me hace temblar, pero no por ser mala… no, todo lo contrario; es porque en cada libro publicado me provoca sentimientos encontrados y muchas horas de desvelo, porque no logro separarme de sus libros.

Bueno, debo decir que en esta ocasión, la gran Mariel Ruggieri nos presenta una historia logró calarme un poquito más porque está basada en hechos de la vida real. En la realidad que miles de personas sufrieron en una época difícil que marcó la vida de muchas personas. Un libro que narra lo que, posiblemente, pudo ser la historia de una de esas tantas víctimas que vivieron un calvario durante la época de las dictaduras.

“Descalzos en la Nada”, un libro cargado de un contenido que reconozco será complicado de reseñar, pero no imposible, y digo que es complicado porque no quiero que se me vayan a escapar detalles que pueden convertirse en spoilers, así que si veo que eso sucede, me daré un jalón de orejas y cambiaré el tema.

Digamos que esta es una historia de romace… pero de un romance envuelto por tantas cosas, por tanto dolor, traumas, política, injusticia, mentiras, engaños… pero lo bueno es que, pese a todo, el amor siempre sale triunfador, aunque para ello se tenga que pasar por tantos tragos amargos.

En este libro conocerán a Iván Kessler, un guapo periodista español que después de una entrevista inesperada, decide viajar a Uruguay para conocer la historia de una persona que fue víctima de la dictadura de aquellos años: Laura Maldonado. Una mujer que, según sabía, había vivido una terrible desgracia, y cuya identidad se desconocía en la actualidad.

Ivan viaja únicamente con el nombre de una persona que fue testigo de aquel infierno vivido por Laura en aquel lugar llamado “Punta de Rieles”: Iris Ladesma, una mujer que estuvo presente en el momento en que a Laura le desgraciaron su vida para siempre. Una acción que la llevó a la locura.

Por otro lado conoceremos a Bárbara Larrique, una joven abogada especialista en ciencias políticas, considerada la diputada más joven del gobierno con el cargo de viceministra y que obtiene un puesto en el ministerio de trabajo y Seguridad Social. Bárbara es hija de Esteban y Elena, y tiene un hermano que, así, sin pelos en la lengua, es un IDIOTA… y eso, creo que esa palabra queda corta para lo que ese desalmado es. ¡Uch, cómo lo odio!

Ejem… disculpen. Mejor sigamos.

Como les decía, Bárbara es una mujer muy inteligente, con una gran belleza, un gran corazón y un terrible pasado que le debe a nada menos que su querido y amado hermanito Víctor (el idiota). También tiene un vejestorio de novio llamado Octavio del Campo, al que también apodaremos como “IDIOTA 2”… la verdad es que no sé cual de los dos es peor… creo que Octavio… sí, ese tipo se merece el infierno, aunque definitivamente creo que nació en él.

Y que conste que no lo odio por viejo, no tengo nada en contra de las personas mayores, pero este tipo…. este tipo es ¡lacra! Pero ya ustedes se encargarán de conocer el porqué de mi odio, y cuando lo hagan me darán la razón, se los aseguro.

Bueno, que ya conocen un poquito de cada personaje, lo que tendrá que investigar es como se enlazan todos ellos y cual es el vínculo de unos con otros.

Se preguntarán si Iván logra conocer a Laura Maldonado, y la respuesta es sí, sin embargo, surge un gran pero graaaaan incidente que no le permite saber más de ella, un tragedia que impacta a Iván de tal forma que lo lleva a tener un accidente, sin embargo mis estimadas, nuestro español no solo llega a ser testigo de lo ocurrido, sino que se lleva con él la última voluntad de Laura Maldonado. Una voluntad que tendrán que conocer… ¡no sean pícaras y no me pidan más!

Dicho escándalo logra afectar a Bárbara y a su familia de una forma devastadora, además de otra noticia vinculada con su vejestorio novio, y todo esto es lo que marcara el camino para que Bárbara e Iván se conozcan.

¿Saben? Lo interesante de todo esto es la forma en que lo hacen. No es con un cruce de miradas, ni en un café ni en una fiesta… no chicas, para nada. Bárbara ve a Iván trabajando de albañil… oh sí, nuestro querido Iván, después del accidente, pierde todos sus papeles y luego del algunos meses decide buscar trabajo de lo que sea y así logra empleo en una construcción.

Ahora… ¿se imaginan ver a un albañil guapo, de esos de calendario, con el torso desnudo echándose agua par refrescarse?… Ains!, a mi se me caerían las braguitas en dos segundos! Y obviamente que a Bárbara también… es decir, ver a través de tu ventana a semejante hombre pues hace babear a cualquiera, así que no se le puede juzgar a la muchacha, sobretodo cuando busca la forma de tener contacto con él y le ofrece un trabajo en su casa… ¡pero no de lo que están pensando! ¡Ja! ¡chicas atrevidas, traviesas y malpensadas!

Pero mis queridas compañeras, como saben no puedo entrar en tanto detalle, lo que sí les puedo decir es que el trabajo de Bárbara e Iván es lo que logra que se conozcan… aunque no de una forma muy grata.

Y si se preguntan que pasa con el Idiota 1 y el idiota 2 pues… esa es harina de otro costal. Los dos son una basura, pero juntos son una peste completa… así como las que mandó Moisés en los 10 mandamientos. Ambos son cómplices en aquello que traumó a Bárbara cuando era pequeña, pero ella no lo sabe, así que ya se imaginarán todo lo que pueden llegar a hacer.

Sin embargo, estoy segura que se estarán preguntado ¿qué tiene que ver todo esto con Laura Maldonado? Pues solo les diré una cosa: ¡todo tiene que ver! Todo está vinculado chicas y de una forma cruel para la pobre Bárbara.

Realmente, ella es la mayor víctima de todo esta historia e injustamente, porque es una buena mujer. El basura de Octavio, su padre Esteban, que dicho sea de paso obtiene lo que se merece, el otro basura de Víctor, su hermano, todos son parte de lo que Bárbara le toca enfrentar. Cosas difíciles de asimilar para una mujer como ella, tan fuerte y profesional.

Pero ¿saben que es lo bueno de todo esto? Que Iván… nuestro español, logra estar con ella en todo momento, especialmente cuando la pobre se entera de todas las mentiras en las que ha estado envuelta… aunque bueno, están juntos pero no de una forma muy bonita que se diga, pero ahí está, conectados de una forma invisible, él apoyándola en todo momento para que ella no caiga y ella ahí, presente para que Iván no cometa una locura que le desgracie la vida.

No… no me pregunten más que no les puedo decir, pero les aseguro que conforme vayan leyendo la novela irán atando cabos y entenderán la razón por la que no les puedo detallar las cosas más importantes, pero sentirán como la historia les cala hasta los huesos que tienen en los deditos del piel. Se los aseguro.

Al final de todo Bárbara e Iván tienen en cierre que merecen, tranquilos, felices, relajados y alejados de tanta mugre. Ahora, Octavio… a ese cabrón le hubiera dado un final mejor… no sé, quizá cortado en pedacitos mientras estaba vivo o algo así… y sí, sueno maquiavélica pero ya me entenderán, pero debo decir que se hace justicia… oh sí! Y aunque Laura Maldonado no fue testigo de ella, se logra cumplir su última voluntad.

Una historia intensa, compleja, rodeada de realidad, engaños e injusticias, pero donde el amor, la perseverancia, la lucha y la fuerza logran vencer todo daño y salen victoriosos ante la vida.

Estoy segura que así como Laura o como Iris, hubieron miles de mujeres que vivieron ese calvario, así como muchas otras personas que, quizá hasta el día de hoy, desconocen su verdadera identidad.

La época de la dictadura en Uruguay, así como en Chile, fue sin duda una época difícil para tantas personas que realmente merecen una justicia, sin importar el tiempo que haya pasado.

Es una lástima saber que esto fue parte de una realidad que vivieron nuestros hermanos sudamericanos, y solo nos queda pedir para que, así como a Laura, también se les haga justicia y rompan el silencio… ese silencio que también los hizo caminar “Descalzos en la Nada.”

Anuncios

Un comentario en “Reseña Descalzos en la Nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s