Reseña Libertad

13963004_10154449319748928_7419581353611166713_o-1Tengo que reconocer que Hilda Rojas Correa se ha convertido en una de mis escritoras favoritas… sí, lo admito y lo grito a los 4 vientos (aunque no me escuchen, créanme que estoy gritándolo).

La magia de esta autora es lo hermosas que son sus historias y la sencillez con la que las presenta. Historias románticas, con grandes matices de realidad, con personajes que te puedes cruzar por la calle y que te conquistan de una forma increíble sin necesidad de riquezas ni perfección.

“Libertad” es otra de las novelas de Hilda. Una historia que ya había publicado pero que hace poco lanzó con una refrescamiento en su portada. Una novela que guarda misterios, sí, pero que nos muestra lo mágico que es el amor, así como las tonterías que a veces cometemos por aferrarnos a alguien que no vale la pena.

Vamos, ninguna de nosotras es perfecta! No me van a decir que nunca se han aferrado a un tipo aunque este no las quiera, o que un cabrón nunca se ha aprovechado de su vulnerabilidad para sacar ventaja. No me van a decir que nunca se han creído chicas hábiles inteligentes y open mind y han aceptado una relación “abierta” con un tipo que realmente termina ganando más que ustedes…¡Ja! Creo que en algún momento de nuestras vidas, algún weon se aprovecha de nosotras o nos hace ver como idiotas… no sé, creo que a veces el orgullo se esconde o la dignidad es vencida por la locura del amor y la pasión.

Eso, mis queridas amigas y pocos amigos lectores de este blog, es lo que nuestra querida Libertad, protagonista de la historia, le sucede con Marcos, el imbécil de su ex.

A ver, él, definitivamente, es un idiota, pero de esos idiotas que se merecen la corona de los Idiotas, y sí, así, con mayúscula. Narcisista en todos los sentidos, ególatra, egoísta, imbécil, tarado, y todos los adjetivos negativos que se puedan imaginar aplican a ese tipo que, en algún momento, no sé como, fue novio de Libertad… bueno, su pareja por dos años, hasta que el tarúpido le puso los cuernos con una tal “Deyanira” (nombre se zorra) y dieron por terminada la relación.

Pero ¿recuerdan lo que les dije en los párrafos anteriores? pues bien, lo dije justamente por Libertad, quien al poco tiempo de haber dejado a Marco, se encuentra con él y ¡OH! deciden recordar los viejos tiempos.

Joder, es que a veces las mujeres somos mensas, y no me lo van a negar. Ella, por más que jura y perjura que Marco no le importa, tiene una especie de relación con él que no puede dejar ya que, para colmo, él no permite que ella empiece su vida, siempre es un obstáculo para que ella siga como su amante. ¿Por qué? Pues ya lo saben, porque él es un IDIOTA, de esos tipos que ni come ni deja comer… pppffff. La verdad es que no entiendo como Libertad pudo ser su novia, pero me aferro a la teoría que dice que el amor te idiotiza.

Sin embargo mis estimadas, debemos recordar que le estupidez no es eterna… aunque bueno, en algunos sí, pero no en todos.

En la circunstancia menos esperada Libertad conoce a Sandro. Un hombre que es.. ¡Ains! es todo un caballero! de esos hombres que poco existen. Un hombre formal, educado, respetuoso en toda la palabra, es como una persona mayor en el cuerpo de un hombre relativamente joven, y que conste que no es un santo, pero su cercanía con personas mayores lo hace ser una persona diferente y único… muy único, además es misterioso, cuida mucho su vida privada y laboral, es muy reservado y con la única que habla de vez en cuando es con doña Silvia… la vecina más cotilla de todo el barrio.

Pero todo el misterio que guarda Sandro tiene una razón, pero claro, al ver como es Libertad de directa le da paso a su corazón y comienzan a conocerse poco a poco. Es lindo eso! porque llegamos a ver como se descubren, como ella indaga en la vida de él y como él logra adentrarse en el corazón de Libertad, haciendo que Marcos pase a segundo plano… oh sí! los encuentros con ese tipo y Sandro son buenísimos!

También conocerán a los padres de Libertad que son bastante clásicos, un par de padres muy típicos en Latinoamérica, más después del fracaso que tuvo su hija con su flamante ex. Son un par de señores realistas, que le critican ciertas cosas y la apoyan en otras, son graciosos hasta cierto punto y su presencia es otra de las cosas que le da realismo a la historia.

¿Cuál es el rollo de la historia? pues digamos que es un tema bastante delicado que tendrán que conocer cuando la lean, lo que sí les puedo decir es que Sandro tendrá que revelar ciertas cosas para que todo el asunto se de por completo, y que conste que no hablo de traumas del pasado, ni dominantes ni nada de eso, hablo de… otros asuntos que irán descubriendo.

La historia te presenta claramente lo que significa el valor de una segunda oportunidad, y no hablo de parejas, sino de las segundas oportunidades en la familia… Porque al fin y al cabo, te guste o no, familia es familia y lo serán para toda la vida, porque más que un amor los une la sangre.

El misterio es uno de los elementos que envuelven la novela, y al final pues, hasta la pobre Libertad resulta involucrada en todo ese relajo y se lleva el susto de su vida, pero todo pasa chicas, así que no coman ansias.

Una novela encantadora, de narrativa clara, con muchas expresiones locales (Chile), con personajes encantadores que te roban suspiros y también cólera. Una historia que te muestra como el amor es capaz de hacer a un lado todo ese tipo de estupideces que a veces nos mantiene ciegas, que logra destapar cualquier secreto gracias a la confianza que se llega a forjar en una pareja, y como es capaz de hacernos perdonar los errores de muchos (pero no de todos, que conste).

Una historia hermosa, emotiva, con partes divertidas, con personajes hermosos que te logran cautivar y un final que es de lo mejor, demostrando que siempre, después de la tormenta, llega la calma a toda velocidad, y con mucha, mucha Libertad.

Anuncios

2 comentarios en “Reseña Libertad

  1. Bella, bella esta reseña, muchísimas gracias por dar a conocer mi trabajo y dar tan buenas recomendaciones. Esta novela sólo me ha dado alegrías. Me encanta cómo cuentas de que va esta historia, a todas les digo que Sandro es un dulce, jejejejeje. Gracias Melina, eres un amor

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s