Reseña Lo que amo de Dublín

51EUlLcaoUL._SX311_BO1,204,203,200_Dicen que cuando uno tiene una relación debe ser lo más honesto posible para evitar malos entendidos y mantener la confianza, ya que esta es la base más importante de toda relaciones, pero hay veces que nos dejamos llevar y, por evitar hacer daño a otras personas, ocultamos cosas que a la larga terminan salir a la luz, distanciándonos de aquella persona que en su momento creyó en uno, además, como dice un buen amigo, las mentiras tienen patas cortas, y eso es 100% verídico.

Así que chicas, a portarse bien porque sino, habrán grandes consecuencias que las hará sufrir, y si no me creen pregúntenle a Sara, protagonista de “Lo que amo de Dublín” de Amanda Laneley, una mujer que creía tenerlo todo planificado y perfecto hasta que se da cuenta que el hombre del que creía estar profundamente enamorada, tiene planteado un futuro con un estilo de vida que ella no comparte en lo absoluto.

Sara, catedrática de español, es una mujer chilena que anhela viajar, conocer nuevas culturas, nuevas ciudades, que sueña con expandir sus fronteras y descubrir lugares que son completamente diferentes a los que conoce, pero definitivamente una mujer como ella no puede estar al lado de un hombre que solo piensa en trabajar y en quedarse donde está, que no anhela conocer, viajar y experimentar.

La verdad es que debe ser jodido creer que tienes una vida sentimental bien armada, y darte cuenta de repente que lo que creíste perfecto al final no lo es, o ver que después de tanto tiempo la persona que está dispuesta a vivir todas esas aventuras con las que sueñan.

Es por eso que, después de una larga discusión con su novio, más no rompimiento, Sara decide viajar a Dublín, una ciudad hermosa, llena de paisajes únicos e inolvidables, lejos de todo lo que la rodeaba y de aquella relación que no le prometía el futuro anhelado por ella.

Es en esta ciudad donde, gracias a la recomendación de Stephen, un colega que trabaja en la misma universidad donde a Sara le salió la oportunidad de dar clases, que llega a una casa habitada por un grupo de extranjeros: Fran, venezolana y novia de Stephen, Armando de Italia, que es el coqueto y mujeriego de la casa, Colin, un publicista y músico empedernido y Daniel, los dos últimos de Irlanda.

Les diré que esa casa es bastante particular, ya que cada uno de los que la habitan vienen de culturas diferentes. Esto hace que la novela sea multicultural en todos los sentidos, tanto en costumbres, expresiones y características dignas de cada uno de los países representados por los protagonistas.

La relación que tienen los miembros de la casa es envidiable, ya que a pesar que ser tan diferentes culturalmente hablando, encajan a la perfección gracias a su personalidad.

Pero además de eso, la autora supo transmitir a través de su narrativa, la magia de Irlanda. La descripción de sus paisajes, de sus lugares y ambientes, hace que uno, como lector, viaje a la ciudad de Dublín sin necesidad de comprar un boleto de avión y se imagine cada uno de los sitios plasmados en las escenas, convirtiendo la lectura en una experiencia enriquecedora y gratificante en todos los sentidos.

A través de sus líneas y la estructura de la novela, Amanda nos lleva a conocer la forma en que Sara y Daniel se conocen y como gracias a su pláticas y sus gustos en común, se van enamorando poco a poco el uno del otro. Sin embargo, las cosas se tornan pesadas cuando menos lo esperas y en más de una ocasión, se ven en la necesidad de no dejar fluir esa pasión que existe entre ellos, especialmente por el hecho de que Sara dejó a su novio en Chile y Daniel no sabe de la existencia de este.

Ahora, ¿cómo se resuelve eso? Se los dejo de tarea.

¡¡Pppfff!! Por eso les digo! Uno siempre cree que hace un bien en ocultar ciertas cosas pero al final terminamos regándola y complicándolo todo, haciendo que terceras personas sufran y se decepcionen sin haber sido esa nuestra intención, por eso reitero “la sinceridad es ¡VITAL!” Por muy dolorosa que sea.

La novela me encanta porque llegamos a conocer a la perfección a los personajes. Llegamos a ver como poco a poco Sara y Daniel se van conociendo y la razón por la cual se enamoran. Lo vamos descubriendo junto a los protagonistas y eso le da realismo a la historia, porque eso de enamorarse después de dos días no es del todo cierto… aunque soñemos que sí es posible

A diferencia de otras novelas en las que surge el amor entre los protagonistas y nunca entiendes en qué momento pasó porque no llegas a ver una interacción profunda entre ellos, esta novela te lo plantea completamente sin que te des cuenta, pero llegas a comprender tan bien su amor que lo sientes real y verdadero.

En el transcurso de la historia nos encontramos con muchas… muchísimas situaciones, ya que no solo vives el romance de Sara y Daniel, sino que también conoces a fondo el tipo de relación tan extraña y poco profunda que de Fran y Stephen, al que llegarán a odiar con todo su corazón, lo particular que es Colin y lo buen amigo que es Armando a pesar de su personalidad tan particular.

Por otro lado, debo decir que Daniel es experto provocando sentimientos encontrados. En momento se porta bien, en otros nos partirá el alma por lo que tiene que vivir gracias a los secretos de Sara y en otras ocasiones querrán colgarlo de… de la corbata, porque llega a ser muy pero muy grosero, sin embargo se entiende, y al final de todo nos demuestra que es un hombre de armas tomar, que tiene razones para ser así y que está dispuesto a luchar por la mujer que es, realmente, su alma gemela, a pesar que en un principio estaba en contra de que Sara viva con ellos en la misma casa, pero créanme que en su momento, llegarán a comprenderlo.

Una novela que nos muestra lo importante que es seguir nuestros sueños y que nos deja claro que, la persona que nos ame, sabrá respetar en todo momento nuestros anhelos y querrá siempre nuestra felicidad.

Una historia única, conmovedora, con escenas inolvidables, personajes que nos sacarán más de una sonrisa, con escenarios mágicos, un despliegue multicultural, emociones encontradas, confusiones sentimentales, decisiones impulsadas por arrebatos y enojos, declaraciones, pero sobre todo, una historia que nos habla de confianza y de las oportunidades que, sólo cuando hay amor verdadero, uno puede llegar brindar… más aún si ese amor surgió en la hermosa ciudad de Dublín.

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Reseña Lo que amo de Dublín

  1. ¿Qué puedo decir después de leer tu preciosa reseña? Es que me he quedado literalmente sin palabras. Me encanta que la novela te haya gustado tanto y siento que has sabido comprender a los personajes a la perfección. Especialmente a Sara, que se equivoca tanto como Daniel.
    Ja, ja y genial tu comentario de que a Daniel querrán colgarlo de … de la corbata, ja, ja. Concuerdo plenamente.
    Muchísimas gracias por tu profunda, bella, aguda y divertida reseña. Estoy DICHOSA de que te haya gustado.
    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s