RESEÑA DE MANHATTAN EXITING LOVE

12507122_487226378127228_6808127210253085050_n-1Saben que hay novelas que tienen la capacidad de convertirme en un troll? O peor aún, novelas que son capaces de convertirme en la niña del Exorcista (sí, esa que volea la cabeza en 180 grados), pero no me mal entiendan, las historias no me provocan eso porque no me gusten, sino porque sus personajes son especialistas en sacarme de mis casillas… pero los quiero de igual forma y al final me dejan más que feliz.

En este caso, la novela que me mantuvo así, convertida en un monstruito verde es Manhattan Exiting Love de Cristina Prada. La novela en la que conoceremos la historia de Jackson, amigo y socio de Donovan (protagonista de Manhattan Crazy Love), Lara, una joven inteligente, amante de la lectura y experta en números… prácticamente una “ratoncita de biblioteca” y Connor, el eterno amor de Lara desde que tenía 13 años.

Algo que me encantó de esta novela es que, al leer la sinopsis, no me esperaba para nada por donde terminó yendo la novela, es decir, yo me imaginaba un amor entre Lara y su amor Connor, pero resulta que me equivoque, y sé que a muchas de ustedes les pasará lo mismo cuando la lean, así que por esa parte debo felicitar a Cristina por manejar esa estrategia.

Veamos, imagino que todas las que tienen hermanos se han enamorado en más de una ocasión de alguno de los amigos de sus hermanos ¿verdad? bien, pues esto es lo que le sucede a Lara, ella simplemente se enamora de Connor, el amigo de su hermano Allen que llegaba a casa para estudiar y hacer tareas. Desde ese tiempo, Lara queda flechada de Connor, y años más tarde, cuando ya es una chica que trabaja y vive independiente, se lo encuentra en una discoteca de Atlantic City, a donde viaja para tener una noche de locura con sus dos mejores amigas.

Ahora ¿se imaginan lo que es para una de mujer que el hombre del que llevas enamorada tantos años, te tome de la mano y te sampe un beso de esos que hacen que te derritas? ME-MUE-RO! Lara queda a punto miel después de ver como aquellos ojos cubiertos por una máscara, la derretían a través de su mirada. Grrr! Hasta yo me hubiera quedado como piedra!

El asunto es que desde esa noche, ella regresa a Manhattan decidida a buscar y conquistar a Connor, ya que ese beso tuvo que significar algo para él también ¿no? porque para ella lo fue todo. En él sintió una conexión que le indicó que ambos estaban hechos para estar juntos y daba por hecho que él también sintió lo mismo.

Pero desliguémonos un poquito de ello y concentrémonos en la vida de Lara. Ay muchachita! No sé, creo que la voy a invitar junto a Katie a mi casa para darles una buena sermoneada, aunque creo que Lara necesita más terapia que Katie. ¡Qué chica por Dios! Con ella me pasa lo mismo que sentí cuando leí Manhattan Crazy Love, y me refiero a que, si la encontrara por la calle, le daría un par de cachetadas por dejada y después le doy un abrazo por todo lo que le sucede.

A ver, ella es una chica guapa, inteligente, con planes en la vida que no cualquier chica de su edad tiene. Una joven preparada, estudiada, con un increíble proyecto entre manos que será presentado ante las Naciones Unidas. Una chica que adora leer, que tiene dos amigas a las que amé por ser tan únicas… es decir, ella lo tiene todo! Y claro, me refiero a lo intelectual, ya que de niña perdió a sus padres y fue adoptada por una familia increíble encabezada por Erin y Easton, pero de ahí ¡lo tiene todo! Entonces, es obvio que me desespere que viva con tantas inseguridades y se valore tan poco. ¡Vamos chica! Tienes la capacidad de hacer lo que quieras y no necesitas a un hombre a tu lado para ser feliz!… aunque bueno, sé que al final logras domar a aquel que en su momento fue un capullo contigo, y eso me deja una increíble satisfacción.

Ahora se preguntarán ustedes ¿quién es el capullo?… ¿Connor?…. Eh no, no chicas, resulta que no es él, sino Jackson… él…. a el sí que lo agarraría a golpes si me lo encuentro por grosero, pedante y gilipollas! Y después de desahogarme creo que lo violaría… sí, eso haría… aunque dudo que me dejara cumplir mi deseo.

Chicas, van a disculpar mis intenciones con los personajes, disculpen si sueno algo violenta, por eso les dije que me convertía en un monstruito ¿lo ven? Pero es que realmente esta novela me tuvo en un sube y baja de emociones. Por ratos me sentía feliz, me reía increíblemente con las ocurrencias de Sadie y Dylan, las mejores amigas de Lara, en otros momentos me encantaba ver la camaradería que existía entre Jackson, Donovan y Colin, disfruté encontrar a Katie por ahí, ver la forma en que Lara lucha por lograr su proyecto… pero cuando surge la relación de Lara y Jackson… ahí, era ahí cuando el humo comenzaba a salir por mis orejas.

Verán, lo disfrutaba como no tienen idea. Jackson es de los tipos que parece sacado de un almanaque, o sea que es simplemente perfecto, es un hombre inteligente, entregado a su trabajo, muy observador, le gusta que todo le salga bien, muy dominante, controlador… es de los que adora que las cosas se hagan como él quiere y que la gente haga lo que pida… en todos los sentidos, y Lara va incluida en el paquete.

Ustedes se preguntarán ¿Pero que pasó con Connor? ¿En qué momento Lara se ve involucrada con Jackson y por quéeeee? Bueno, les diré que todo el meollo está vinculado con Connor, pero tendrán que leer para que entiendan lo que les digo, solo les voy a decir que toooodo está involucrado, tanto Jackson con Connor como Jackson con Allen, Erin y Easton, como Jackson y el proyecto de Lara… ¿Ven? Todo es parte de la misma telaraña y es exitante ver como van conociendo toda la situación mientras van leyendo.

En más de una ocasión se llevarán una sorpresa porque las cosas no se dan como creen que van a suceder, y eso hace que la historia se disfrute mucho más porque en momentos se torna impredecible, pero sólo les puedo aconsejar que cuando lleguen a esas escenas donde querrán matar a Jackson, respiren profundamente y digan por dentro “todo va a pasar y a Jackson se le bajará todo lo capullo que está siendo”. Háganlo y podrán seguir adentrándose en la historia sin ataques de histeria feminista.

Esta es una historia de amor al 100%. De esas historias que te deja claro como a veces puedes llegar a quemarte cuando juegas con fuego. A veces una se la tira de muy valiente y arriesgada y al final topamos contra una pared… pero lo bueno en esta historia es que la pared se derrumba por completo y todo termina saliendo bien… muy pero muy bien.

A veces nos enamoramos de personas extrañas, con personalidades bastantes extrañas, pero para gustos los colores! Además no somos perfectos, todos tenemos nuestros defectos! Lo bueno es que a veces, estos defectos de pueden corregir y convertirse en virtudes, como en este caso pasa con Jackson y Lara, quienes tienen que dejar de lado un montón de cosas como el miedo y la inseguridad para poder enfrentarse a todo lo que se les viene encima, porque es ahí, cuando uno realmente decide ponerse los pantalones y luchar contra todas las adversidades que se presenten, que todas las cosas valen la pena al final y se es feliz con la persona que aman.

Una historia de amor llena de sube y bajas, llena de sorpresas, de sonrisas, instintos criminales. Una historia de superación, de lucha continua, de perseverancia y a la vez de miedos, ansiedad, confusión, amistad, temores… uf! Una historia completa que nos muestra que para el amor no hay imposibles, ni la edad, ni las costumbres, ni la personalidad, ni los vínculos, porque cuando el amor es real, tiene el poder de luchar contra todo para ganar, y lo mejor es que siempre resulta ganador, aunque sea un “Manhattan Exiting Love”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s