Reseña La Bestia

1511797_10153225089319200_7295155488661774143_oDesde pequeña fui criada bajo la creencia de Dios. Crecí creyendo en el bien, en la bondad, en el perdón y todo aquello que hiciera bien a nuestro corazón, pero siempre supe que, así como existe el bien, existe el mal, un mal que día a día se encarga de absorber a muchas personas y las lleva a realizar actos que marcan la vida de muchos, de hecho, siempre he tenido la teoría de que el cielo y el infierno existen, pero acá, en la misma tierra.

Todo eso pasaba por mi mente mientras leía “La Bestia”, la última novela de Lily Perozo, una novela muy distinta a lo que estamos acostumbradas a leer de ella, pero a pesar de ser una historia intensa, con un tema bastante delicado, mantiene la misma calidad que los libros anteriores, demostrándonos que Perozo es, en definitiva, una escritora completa.

Así como me enamoré y suspiré por los personajes anteriores, tuve miedo y angustia al leer este libro. Sentí las emociones de una forma intensa, de hecho tengo que admitir que dormí con la lámpara encendida de mi habitación en un par de noches por lo que acababa de leer, y no porque fuera malo, sino porque el tema de la novela te habla de un mal que realmente existe, y si a eso le añadimos que soy una miedosa de primera pues, no resulta una muy buena combinación.

“La Bestia”…. En verdad no me imaginé que la historia fuera así. Al leer la sinopsis nunca pensé que terminaría sintiendo todas las cosas que sentí en cada página. Pensé que Benjamin era un joven normal, quizá rebelde y que Candice era lo opuesto, una chica buena, tranquila y de buen corazón, y pues no me equivoqué en cierta parte, pero la realidad iba más allá.

Benjamin, un joven actor detenido por un crimen que lo hizo acreedor del apodo que lo seguiría por mucho tiempo, “La Bestia”, definitivamente un nombre bien impuesto, y lo digo porque al conocer lo que hizo, la forma en que lo hizo y las razones, no se te viene a la mente un apodo mejor para una persona que haya cometido semejante acto. Un joven frío, ajeno a los sentimientos, con la maldad inundando en sus venas, sarcástico, mentiroso… un joven que había sido tomado por el mal, por ese mal del que nadie está libre y que anda por el mundo, apoderándose muchas veces de los más inocentes.

Por otro lado está Candice, una chica increíblemente buena, con dos hermanos increíbles, Robert y Lizzy y dos padres que los criaron con todo el amor del mundo. Una joven viva, creyente de Dios más no aficionada, víctima de pesadillas que turbaban sus sueños y totalmente enamorada de Jeremy, un joven vecino del que se enamoró desde el primer día que lo vio.

En la vida de ella todo está bien, aparte claro de sus pesadillas, pero por cosas de la vida, o mejor dicho, por los planes que “el mal” trama entre sus manos, la vida de Candice da un cambio de 360 grados, un cambio que la lleva a vivir los días más oscuros y tristes, alejados de toda felicidad, de toda la alegría en la que alguna vez estuvo sumergida

Pero es justamente ese momento de oscuridad de Candice la que se convierte en la luz de salvación para Benjamín quien, detenido en un centro psiquiátrico, no hace más que esperar el momento en que “su salvación” entre por la puerta y comience y maquiavélico plan para ser salir y obtener su liberación de ese lado oscuro que se había apoderado de su alma.

Ustedes saben que soy enemiga de los spoiler, de hecho no pienso contar más de lo que acabo de escribirles, que básicamente es algo que muchas ya conocen gracias a los adelantos y a la misma sinopsis del libro, pero tengo que decirles que la forma en que las cosas se van dando entre estos dos personajes, hará que su piel se les ponga de gallina.

Benjamin es tan… tan cínico, tan cruel en cada momento, tan cargado de maldad. En su interior vive el constante instinto de asesinar, de hacer daño, vive alejado de lo bueno, alejado de la paz, de la bondad, del amor. Tiene el poder de engatusar, de engañar, de mostrarse como el ser más débil cuando en realidad es perverso, sin embargo, y es ahí cuando entra la discordia… ¿quiénes somos nosotros para juzgar los actos de las personas sin conocer las razones por las que actúan? Y lo digo porque, dentro del odio que pude llegar a sentir por Benjamín, conocía las razones por las que él era así y me hizo sentir lástima, pesar, incluso estuve a punto de ponerme a rezar por él…¡rezar por el personaje de un libro!… en ese momento me di cuenta que me estaba volviendo loca.

Me daba rabia, cólera, impotencia todo lo que sucedía con Candice que, con su buen corazón e inocencia tomaba acciones tan cargadas de bondad mientras que Benjamín no hacia más que reírse y burlarse de todo lo que sucedía. Al mismo tiempo sentía pesar y dolor al ver la forma en que este joven había caído en ese mundo sin él haberlo pedido, la forma en que se había convertido en un ser tan despiadado sin darse cuenta de que simplemente, era un títere del mal.

Sé que muchas personas han atacado la historia por tratar un tema religioso, por haber cuestionamientos que pueden lograr despertar la duda en aquellos que no tienen la fe buen puesta, sin embargo, para mi, este libro ha sido una lección, una lección de amor, de esperanza, de perdón, una lección que nos enseña que el perdón existe para todos, al igual que las segundas oportunidades, una lección que nos muestra a un Dios justo, misericordioso a la vez que nos enseña la existencia del mal, de ese mal que ronda muchas veces ronda por nuestra vida y no nos damos cuenta.

Mi pregunta es… ¿por qué la gente critica esta historia y creen que pone en duda la fe de la gente? Cuando la fe está bien puesta no existirá nada ni nadie que la tambalee, además damas y caballeros, esta es UNA NOVELA, y sí, lo digo así porque conozco varios comentarios negativos que juzgan dicha historia que no hace más que demostrarnos que Lily es una escritora que tiene una capacidad increíble para crear novelas diferentes y atraparnos de la misma forma con ellas, así que no, no es una historia que ponga en duda nada, absolutamente nada, es una historia de ficción que nos habla del bien y del mal que día a día nos rodea. ¿Tiene eso algo de malo?

Les diré que leer esta novela para mi fue una experiencia increíble, y eso que soy una miedosa. Es una historia tan cargada de sensaciones, una historia que nos hace vivir la pureza de un amor que llega a tener el poder de vencer cualquier cosa, que nos hace reflexionar sobre lo malo y lo bueno, sobre el momento en que nos convertimos en jueces y juzgamos a los demás sin antes analizar nuestros propios actos.

Respecto al final…. No me atrevería a decir que es injusto, aunque no es el esperado, tampoco me atrevería a decir que el mal salió victorioso, pero sí lo tomo como un recordatorio de su existencia, una manera de recordarnos de que tanto el bien como el mal están aquí, que se mantienen en una constante lucha de poder y que depende sólo de nosotros y sólo de nosotros hacer que el bien salga siempre ganador.

Lily, gracias por demostrarnos con esa historia que eres una increíble escritora, que tienes talla para escribir todo tipo de novelas y el talento para hacernos sentir todo lo que escribes. Gracias por lograr que los pelitos de mi piel se pusieran en punta con cada página leída y por hacer que, de una forma misteriosa, mi fe creciera un poco más en mi corazón.

Finalizaré esta reseña con el versículo que Perozo deja al final de esta novela y el fragmento de un escrito de Nicanor Parra.

“Y el señor dijo a Satanás: ¿De dónde vienes? Satanás respondió: De recorrer la tierra y de andar por ella.”

Job 1:7

“Padre nuestro que estás donde estás, rodeado de ángeles celestiales. Sinceramente: No sufras más por nosotros, tienes que darte cuenta de que los dioses son infalibles y que nosotros perdonamos todo.”

Anuncios

6 comentarios en “Reseña La Bestia

  1. Por lo visto lily quiso sorprendernos con esta nueva novela y por tu reseña veo que encierra muchas senciones, bien por lily que que no se limita a escribir solo de un género y esta demás decir que la bestia está en mi lista de pendientes……

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Tatty! que linda! gracias por tus palabras! pues ahi si que me te voy a quedar mal porque igual depende en donde vives. Tambien puedes unirte al grupo de Señoras Garnett y ahí siempre hay gente de tu país que puede mandarlo a traer y te lo entrega-

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s