Reseña Margaritas Para Lucía

Captura de pantalla 2015-06-30 a las 9.16.34¡Viva la liberación femenina! y que conste que no soy una feminista empedernida ni nada por el estilo, pero definitivamente las mujeres hoy en día tenemos más libertades que antes ¿no? es decir, ahora es muy normal que una mujer tenga una vida sexual activa sin necesidad de tener una relación formal porque nosotras también tenemos derecho a disfrutar ¿no es así?  igual tenemos derecho a equivocarnos, a romper corazones, a confundirnos respecto a las emociones, porque ¡somos humanos! y si no pues pregúntenle a Lucia, protagonista de la novela “Margaritas para Lucía” de Lorena Doncel.

Les diré que nunca imaginé que esta novela fuera tan compleja, pero me he llevado una gran sorpresa con Lucia, una joven diseñadora de interiores, con una vida cómoda que le permite darse unos lujos que yo espero poder darme algún día, con una decepción amorosa del pasado que la golpeo de una forma lamentable y que vive su vida día a día, disfrutando, saliendo a bailar, por unas copas, compartiendo tiempo con su amiga Beca que es un show completo y su otra amiga Katy que aparece por momentos ya que vive en Roma.

Pues bien, nuestra amiga Lucia comienza a vivir una de cosas que no se como explicarles. Alguien de su pasado vuelve aparecer para moverle el tapete, conoce a Cristian, un mecánico del que estoy segura muchas se van a enamorar en un principio –tanto de él como de su papá– conocerán a Marc, hermano de Lucía y a Robert, compañero de trabajo de Marc, un hombre controlador, que disfruta el sexo de una forma bastante particular y que al final querrán golpear con todas sus fuerzas… aunque bueno, créanme que querrán golpear a más de uno.

A ver, como les dije en un principio, uno es humano y comete errores y Lucia no es la excepción. Va por la vida encontrándose nuevas lecciones de vida que la hacen ir madurando poco a poco, teniendo encuentros sexuales que ni que les digo, aprovechando oportunidades laborales que son imposibles de no aceptar y conociendo personas para bien, otras para mal y otras que ni uno ni lo otro.

Por momentos me desesperaba ¿saben? como una loca me ponía a gritarle al kindle “No Lucia… no vayas por ahí, no seas tonta” “¡Aléjate! no caigas en sus redes” “Te lo dije”… sí, parecía una loca pero ella no escuchaba, aunque al final siempre escuchaba que me respondía “tenías razón”, o bueno, eso es lo que mi cabeza quiere creer.

Su cuerpo, su caracter especial y su temperamento que a veces se perdía y no surgía cuando debía, logra que que vaya dejando uno que otro hombre enganchado de ella, además su forma de desafiar a los demás mostrándose como una mujer segura y no dejada, creaba admiración en muchos y desesperación en otros, sobre todo en Robert.

Y hablando de Robert… miren, les voy a decir que es un ¡capullo! sí! y eso que pocas veces quedo con esa opinión de los protagonistas, pero ese tipo… pffff, sí, es muy guapo, muy lindo, muy especial con ella, pero vale que cuando vamos llegando al final…  ¡la riega! y en grande!… a ver, no digo que Lucia es una santa, porque ella también comete un error y pues su comportamiento hace que en parte entienda a Robert, pero ¡joder! se comporta como un estúpido! que bien que no lo tengo en frente por que no se de lo que sería capaz! ¡JA!

Y Cristian no se queda atrás. Ése hombre que me enamoró en un principio le agarré mucha cólera por estúpido, desconsiderado y clasista!…Sí! dije clasista y cuando lo lean van a entender. Además, la forma en que se llega a comportar, los engaños, sus palabras…¡PPFFFF! llega a comportarse como un tonto, pero insisto, todos cometemos errores ¿verdad?

Ruben… bueno, a Ruben al principio no lo quise pero al final sí, el chip me cambió al 100% y no me vean así, todos tenemos derecho a una segunda oportunidad y  corregir nuestros errores.

¿Las dejé confundidas? Muaaajajajajajaja (léase como risa de bruja)… tendrán que leer la novela para conocer a todos estos personajes y ver la forma en que juegan un papel en la vida de Lucia.

¡Aaaah! por cierto, Marc es de los hermanos que creo que muchas quisieran tener, aunque por veces también me dieron ganas de golpearlo porque sentía que le faltaban pantalones, pero se porta muy bien con su hermana, además también se las ve de cuadritos en un par de ocasiones gracias ella y a sus amigos.

El amor es el amor, el amor perdona, el amor entiende, el amor te ciega pero también puede hacerte abrir los ojos y darte una gran lección, aunque a veces te des cuenta demasiado tarde, y esto lo digo por todos los personajes de la novela que van formando parte en la vida de Lucia.

Una novela que te muestra la vida de una mujer con sus errores y virtudes, con sus tropiezos, desengaños, amores y decepciones, enseñándonos que todo eso es parte de la vida, que nos muestra que una diferencia social no entra en el tema del amor, ni la edad, ni los gustos sexuales, porque el amor habla en un mismo idioma para todos y es para todas las clases sociales. Una historia en la que ves como una mujer va madurando gracias a sus experiencias y vive la vida como ella quiera sin importarle los reproches ni el que dirán.

La vida es una sola, y Lucia lo sabe, por eso después de leerla se acordarán de ella y de la historia que guardan las margaritas.

Créanme que al cerrar el libro, cada vez que algún hombre les quiera cantar pajaritos en el aire, o les ofrezca el sol y la luna, ustedes solo se acordarán de esta novela y pensarán: ¿Hola? ¿donde están mis margaritas? Entonces, cuando el hombre adecuado llegue a sus vidas y vean que en vez de rosas les regale margaritas, sabrán que han encontrado el amor de su vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s