Reseña “Sin Mirar Atrás”

11337042_901928966519994_7255850719669558822_oCreo que hay historias que no tienen forma de ser descritas. No basta con decir que son hermosas, increíbles, bellas… no, esos términos no aplican porque van más allá, y van más allá por la complejidad de su calidad, por el desarrollo de sus personajes, tanto buenos como villanos, por el contexto en que se desarrollan los problemas o por el enfrentamiento de sentimientos al que uno como lector se ve sometido.

“Sin Mirar Atrás”, tercera parte de la saga Loca Seducción” de Eva Valencia es, en definitiva, ese tipo de novelas para las que no existe un término cualquiera. Quizá esta sea de las novelas que pueden describirse con una expresión, tal vez con una lágrima, con una sonrisa o con un agradecimiento hacia la autora por escribir este tipo de historias que, además de tenernos con los pelos de punta, envía un mensaje que le llegará a miles y miles de mujeres. Un mensaje que quizá le salve la vida a más de una o le haga abrir los ojos a otras que están sufriendo el maltrato de género.

Esta novela tiene de todo un poco. Yo la verdad me sentí desfallecer mientras la leía y no podía dejar de hacerlo… simplemente necesitaba seguir leyendo para saber que es lo que sucedería, que es lo que faltaría, lo que aparecería. Leía esperando el momento en que llegara algún recuerdo, el momento en que la maldad se hiciera presente de nuevo, el momento en que se descubra la verdad, el momento del encuentro, de las revelaciones, o esos momentos que no queríamos que llegaran pero que, por ser parte de la vida, tenían que llegar.

¿Les parece demasiado confuso? pues eso es porque quizá no han leído los otros primeros dos libros de la trilogía. Estoy segura que cuando los lean entenderán porque mencioné todos esos momentos, porque las que conocen la historia si me entienden ¿verdad?

Miren, les voy a ser honesta. Cuando comencé a leer la trilogía con “Otoño en Manhattan” y conocí la historia de Gabriel, Jessica, Frank y Kelly, no me imagine jamás… NUNCA, que ésta tomaría el rumbo que tomó. Es una historia que, conforme la vas leyendo, te das cuenta que es increíblemente compleja; es de esas que al leer sabes que estás viviendo una novela con situaciones que pueden sucederle a tu vecina o una persona conocida. Además, la forma de escribir de Eva Valencia hace que sientas que eres tú la que está pasando por todas esas circunstancias que hacen del trama de la historia algo único.

En “Recuérdame” sufrí…uff sufrí mucho, y creo que en esa reseña se pueden dar cuenta, pero en “Sin mirar atrás” sufrí el doble, pero la diferencia es que estaba preparada para varias cosas, porque son parte de la vida. Sufrí al perder personajes que se volvieron vitales en toda la historia, y más cuando los llegaste a conocer tan bien, sufrí al sentir el sufrimiento de Gabriel, sufrí al sentir la desesperación de Frank, al sentir la frustración de Noah, al sentir el amor y desamor de Collin, sufrí con la indiferencia de ciertas personas que se dicen llamar “padres”, sufrí por los amores no correspondidos, sufrí al ver la forma en que la vida de una mujer fuerte y luchadora, se fue apagando poco a poco, sufrí…sufrí mucho, pero al final me quedé con una gran sonrisa de satisfacción.

Vale, no me vayan a decir masoquista porque no lo soy! no es que me guste el dolor o el sufrimiento, pero hay que entender una cosa, y es que, así como dice el refrán, después de la tormenta, sale el arco iris, o, después de la tempestad, viene la calma, y eso sucede en esta historia. Vives tantas cosas en su trayecto, créanme que la preocupación y la angustia se apoderan de ti en muchos momentos, así como la alegría y las ocurrencias de Gabriel te harán reír en muchas ocasiones más, llenándote de felicidad.

¿Saben? Cuando comencé a leer la trilogía, hablé con la autora y le comenté algunas cosas que iba percibiendo y ella me dijo una frase que nunca olvido: “En esta novela, nada es lo que parece” y ¡joder! cuanta razón tenía. En todos los libros te llevas sorpresas, situaciones que te hacen gritar un ¡NOOOOO! otras que te hacen gritar “¡¿QUÉEEEEE? NO PUEDE SEEEERRR!”, algunas con las que dirás “¡NO LO HAGAS!” y otras, las mejores, que sólo te llevarán a cerrar los ojos, dar un suspiro, abrir los ojos o taparte la boca para no gritar.

Cuando una novela logra todas esas reacciones, es una GRAN novela.

Ahora, debo ser honesta. De todas las novelas que he leído, y son muchas, debo reconocer que Clive es el personaje más maldito, perverso y desgraciado que he conocido. El villano más trastornado, enfermo, cínico, frío, maquiavélico…¡uufff! De verdad que Eva se esmeró creando a ese ser, porque ni siquiera entra en la categoría de “hombre”. Definitivamente es uno de los personajes villanos que nunca…JAMÁS voy a olvidar.

Frank y Noah… ellos…. ellos simplemente sin perfectos y merecen ser felices… ambos. Frank se sacrifica tanto por ella, le da tanto, le entrega todo, y ella, la pobre que sigue sin recordar nada es terrible, pero el hecho de ver que aún así, se vuelve a enamorar de él es increíble.

Gabriel y Jessica son un caso aparte. Esos dos… sobre todo él, Gabriel que siempre ha sido tan alegre, hiperactivo, tan loco y especial… me dolió tanto verlo como lo vi (leí) eso fue terrible e impactante, desgarrador, es una situación que no le deseo a nadie porque el dolor que ese hombre sintió en su corazón es eterno, y Jessica… ella fue una guerrera… una gran guerrera.

La narrativa de la novela, al igual que las anteriores, es nítida, perfecta, ágil, descriptiva en lo necesario, precisa, ágil y comprensiva al 100%. Palabras entrelazadas que conforman un libro que te cuenta el seguimiento de una historia única que cautiva y motiva a alzar la voz de aquellas mujeres que están sufriendo en silencio, y esto lo logra no sólo con el contexto de toda la historia, sino también gracias a las 69 citas de lectoras que aparecen al inicio de cada capítulo. Palabras que motivan a las mujeres a decir “basta a la violencia” invitándolas a valorarse y seguir adelante.

Una historia que te hace tener esperanza, al mismo tiempo que resignación para dejar ir a aquellos que inevitablemente deben partir, que te invita a ser una luchadora para salir adelante y no rendirte, ver siempre al frente; que te muestra lo que sucede cuando la cobardía y la falta de amor propio nos pueden hacer perder.

Una novela que nos enseña que lo más importante es como aprovechamos el tiempo mientras vivimos, que nos invita a disfrutar la vida al máximo “devorarla como si no existiera mañana y saborear cada uno de los pequeños momentos que nos brinda” seguir adelante siempre, con la cabeza en alto y sin mirar atrás.

Quiero agradecerle inmensamente a Eva por la mención de mi pequeño blog en el libro, al igual que a las demás páginas, blogs, grupos y lokas de apoyo. La verdad es que nada de esto existiera si no hubieran grandes escritoras como tú, luchadoras, sobrevivientes y con un gran corazón que nos motivan a seguir sus pasos.

No queda nada más que decirte que GRACIAS por escribir historias como esta.

Pocas veces cierro mis reseñas con un fragmento de la novela, pero en este caso es necesario hacerlo.

“Dentro de ti reside la fuerza para plantarle cara. No silencies tu corazón… rompe las cadenas que te impiden ser libre. Sal, corre… pide ayuda. Grita con todas tus fuerzas y si nadie te escucha…¡Grita más fuerte! hasta que alguien vea en ti tus ganas de vivir… tus ganas de luchar y tus ganas de salir adelante sin mirar atrás.”
“Recuerda que eres una persona maravillosa, extraordinaria, única. Ten fe, te esperanza… porque ahí fuera alguien está esperándote para ayudarte a encontrar las riendas de tu vida y volver a ser tu misma.”
Anuncios

Un comentario en “Reseña “Sin Mirar Atrás”

  1. Cuando una reseña no puedes acabar de leer porque las lágrimas te nublan la visión, se debe a porque simplemente es MARAVILLOSA.

    Melina has conseguido expresar en palabras todos y cada uno de los sentimientos que he evocado en las páginas de la novela y esa tarea no es fácil. Sin mirar atrás cuenta con una trama compleja, de giros inesperados pero sobre todo, con sentimientos que se te clavan directos al corazón.

    Es imposible expresar con palabras lo que tu reseña me ha hecho sentir. Gracias por evocar cada sentimiento en esos párrafos. Gracias por dedicar parte de tu tiempo en leer la novela y en publicar tus impresiones después.

    Gracias preciosa, por hacer que derrame lágrimas al verme reflejada en tus palabras.

    Mil besos, deseando seguir enamorándote con la saga ❤

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s