Reseña “No Te Enamores de Mi”

51+3lTp6tqL._SX391_BO1,204,203,200_A ver, dice un refrán que “más vale tarde que nunca” ¿verdad? y lo digo porque esta es la reseña que escribí hace unas semanas atrás de un libro que salió publicado el año pasado pero por cosas del destino, nunca lo pude leer en su respectivo momento, pero ¡acá está!– redoble de tambores– la reseña de “No te enamores de mi” de Loles López.

No se me pongan sabrosas ni decirme que ya pasó mucho tiempo, porque no, para los libros el tiempo no pasa, así que la misma emoción que sintieron las que lo leyeron al nada más salir publicado, es la misma emoción que sentí yo al leerlo, además, espero que Loles no se moleste por haber demorado tanto en leerlo y escribir mi opinión… ¿Verdad Loles?

Pero bueno, les diré que el nombre y la portada del libro me llamaron la atención desde siempre, y cuando comencé a leer quedé todavía más sorprendida al darme cuenta que Natalia, la protagonista, es doctora forense…¡JA! eso me encantó! ¿saben por qué? porque es otra de las muestras que el amor tampoco se fija en nuestra profesión cuando toca las puertas de nuestro corazón.

Pero mejor sigamos.

Natalia, una mujer fuerte, protectora, que adora a su madre y hermana pero que es muy pero muuuuuy distinta a ellas ya que aquellas viven en la luna, soñando con el amor y en la necesidad de tener un hombre al lado para ser feliz, mientras que Natalia piensa todo lo contrario. Ella es independiente, de carácter divertido, fuerte, disfruta del boxeo y no cree en esos cuentos del hombre perfecto ni del amor. Eso no va con ella.

Para Natalia su familia está antes que cualquier cosa. Ella las mantiene y hace todo lo posible para que no les falte nada, incluso viviendo tan lejos de ellas, peroooooooooooo…–chan chan chaaaaaaaannn– …todo se vuelve patas arriba cuando conoce a Ewan, el mejor amigo de Alfredo, prometido de Jessica, aunque bueno, no puedo decir que se vuelve patas arriba, pero las cosas comienzan a dar un giro, y créanme, es un giro muuuuuyyy grande.

Ewan juega tenis, está buenísimo (así, de esos protagonistas que hacen que se nos baje el calzón con solo leer su descripción), es un buen hombre, sólo, cuatro años menor que Natalia, cabezota, gran amigo de Alfredo y muy pero muuuuuuy lindo.

Pues bien, como se imaginarán Ewan y Natalia conforman una pareja poco convencional. Él no deja de sorprenderse antela frialdad y el comportamiento tan “poco femenino” de Natalia, si incluso la mujer se transporta en una máquina de dos ruedas que ¡uf! para qué les cuento, y ella, Natalia, no logra entender cual es el joder de Ewan por ella. Ninguna de las técnicas de este hombre funcionan para ella, pero, cuando las cosas están escritas, no hay forma de escaparse de ellas.

¿Saben que es lo interesante de esta novela? Pues que tiene un giro interesante e inesperado, es decir, mientras vamos leyendo la forma en que Natalia y Ewan se conocen, vemos una serie de situaciones, ajenas a la relación como tal, que le da un toque de misterio a la novela. Un misterio que involucra el bienestar de la familia de Natalia y parte de un pasado que, sin querer, fue el causante de su personalidad.

La historia comienza a cambiar. Nos concentramos en la pareja pero dirigimos nuestra atención a otros detalles que nos hacen querer saber más, y así, en el transcurso del libro, nos encontramos con viajes repentinos y peligrosos, admiradores desconocidos, encuentros inesperados, decepciones, misterios revelados, sustos, maldad,  y el comienzo de un amor que llega sin que lo esperen. Un amor que debe, primero que todo, romper las barreras que el miedo ha podido levantar, pero que al final, logra vencedor.

Una historia que nos muestra que el amor, el verdadero amor, es capaz de conseguir cosas hermosas sin importar que tan difícil estén los caminos por los que tenga que pasar, cuando hay amor, todo se puede afrontar; una novela que nos muestra el amor como lo más bonito que hay en este mundo, que se debe entregar sin miedos, con el corazón y el alma.

Una historia que nos enseña que a veces el amor tarda en llegar, pero cuando llega, llega para quedarse y hacernos más feliz,  y eso sucede porque lo bueno, siempre se hace esperar. Así que cuando nos llegue el momento, no cerremos nuestro corazón, no luchemos, no digamos “no te enamores de mi”, al contrario, preparémonos para vivir una de las mejores aventuras de la vida. La aventura de amar.

Anuncios

3 comentarios en “Reseña “No Te Enamores de Mi”

  1. Pingback: Preciosa reseña para “No te enamores de mí”. | Loles López.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s