Ya no hay más frío

Lewis es un hombre maduro, un escritor que se quedó sin musa empacado 51ibel-S53L._SX309_BO1,204,203,200_directamente desde Nueva York e indiferente a todo aquello que no sea el duelo. A seis mil kilómetros de él, Deb, una joven que no conoce nada más allá de Alaska, una música frustrada que se conforma con cantar bajo un álamo a la orilla de un río.
Y entonces todo se tambalea en el momento en que ella sin pedir permiso le “jode” la vida a él, colándose poco a poco en sus días, metiendo las narices en todas partes, invadiendo su cabaña y atiborrándolo de comidas extrañas.

Hasta que esa trampa que se llama amor hace de las suyas y ese verano de días soleados hasta la medianoche, osos en el jardín y el celeste del cielo en la tierra les hace saber que sus vidas nunca más serán las mismas.
Pero a pesar de todo Fairbanks y Nueva York están muy lejos y eso no es lo único que los separa, sus vidas son demasiado distintas. Ellos lo saben.
¿Es tan fría la vida en Alaska?

ADQUIÉRELA AQUÍ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s