Reseña “Sígueme la corriente”

megan
Cuando te encuentras con historias donde la protagonista te representa al 100% como mujer y como madre, te llenas de orgullo, y más cuando este personaje se comporta como una lo haría, donde muestra su orgullo, su carácter y su fuerza, y esto es lo que Megan Maxwell siempre logra en sus libros, ya que como muchas deben saber, es una escritora que se caracteriza por crear personajes femeninos que son fuera de lo común y que suelen ponerle las cosas difíciles a los galanes de las historias.

“Sígueme la Corriente”, el libro que sigue después de la biología “Adivina quien soy” no es la excepción. Una historia en la que Maxwell deja claro una vez más que en sus historias siempre predominan las guerreras. Guerreras que a su vez tienen un gran corazón y una personalidad única.

Esta novela es simplemente hermosa, sensual y divertida, en la que nos encontramos personajes bastante peculiares, con grandes ocurrencias, otros que nos provocan cólera y otros que logran que el corazón se nos haga chiquito.

Acá conoceremos la historia de Tony Ferrasa, el hermano de Dylan, y creo que no es necesario decir que está tan bueno como el protagonista de “Adivina quien soy”. Un talentoso y guapísimo productor musical acostumbrado a tener una vida llena de lujos, comodidad y mujeres. Sin embargo, todo ese estilo de vida comienza a cambiar de a poquitos cuando conoce a nuestra querida Ruth.

Ruct…¡qué española! Además de bonita lleva en su cuerpo las marcas que toda madre lleva. Es joven pero lleva la responsabilidad de dos hijos y una hermana, haciendo que tenga que dedicarse día y noche a trabajar al máximo para poder mantenerlos como cualquier mujer haría en su situación.

Como se imaginaran, las prioridades de Ruth son sus hijos y su hermana,  pero vale, eso no quiere decir que la tipa no tenga ojos! así que cuando comienza a encontrarse con Tony en distintos lugares por cuestiones de trabajo, empieza a experimentar sensaciones extrañas, como unas ganas terribles de tenerlo envuelto en su cama.

Pero!… Chan chan chaaaaannnn!!!! La cosa no es así de fácil.

Oh no señoritas! Ruth no es ninguna tonta y el papasito de Tony se las tendrá que ver bastante difícil para que la chica con cabello de arcoiris caiga ante sus conquistas, y créanme que le cuesta BASTANTE!

Es divertido la verdad, porque Ruth le sale por la tangente! es decir, cuando él cree que ella va a caer, ella lo sorprende y le da vuelta a la tortilla dejándolo al pobre fuera de fuego. Pero ¿Saben qué?… eso es lo que a ellos les gusta! JA! Porque eso es justamente lo que a Tony lo mantiene loco atrás de Ruth, siguiendo cada uno de sus pasos, sus movimientos, etc.

Ahora ¿qué pasa cuando Tony se entera que Ruth no está sola?

¡BOOOOM! eso es lo que pasa, la cosa explota, y es bastante comprensible por la forma en que se da la situación, además, Ruth también trae con ella un problema que en algún momento aparece y hace que las cosas se tornen difíciles, provocando que pongamos a rezarle a todos los santos para que todo salga bien.

En el transcurso de la historia nos encontraremos con otros personajes a los que conocimos en la bilogía, como a Omar, otro de los Ferrasa, que después de haberse comportado como un patán, tonto e infiel, se da cuenta del error que cometió con Tiffany, sin embargo, como suele pasar, se da cuenta demasiado tarde porque ella tiene a su lado a un buen hombre, así que a Omar también le tocará sufrir, y a Tiffany pues…bueno…¡tienen que leer la novela!

La narrativa de la historia es nítida y ligera y eso es algo que me encanta de Megan, que no aburre, no es extremadamente descriptiva pero tampoco te deja inconforme con sus descripciones ya que te detalla lo necesario para que te formes en tu cabeza la situación completa y los lugares donde se desarrollan.

El factor de las mascotas, que es un detalle que nunca falta en las novelas de la escritora, también se hace presente en esta historia, al igual que el valor de la verdadera amistad y la maldad, que lamentablemente existe en tantas personas del mundo.

Una historia cargada de amor y sonrisas, donde veremos el esfuerzo que una madre hace para sacar adelante a sus hijos, que te enseña que la llegada de unos niños a tu vida, puede hacer que todo se tambalee y desordene, pero cuando los ves a los ojos y te dan un beso, logran que todo se te olvide.

Una historia que te habla de la confianza, de la seguridad, de las prioridades, del apoyo, del orgullo, del perdón, de la pasión y especialmente del amor, ese sentimiento que aparece cuando menos lo esperamos y que nos lleva a hacer locuras que nunca pensamos capaces de hacer.

Ese sentimiento que siempre llega para cambiarnos la vida y puede poner nuestro mundo de cabeza, pero que a la vez, nos enseña que cuando se trata del amor, a veces lo único que podemos hacer, es dejar que nos lleve hasta el infinito y más allá, o simplemente, seguirle la corriente 

Anuncios

2 comentarios en “Reseña “Sígueme la corriente”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s