Reseña “Atado a París”

Captura de pantalla 2015-01-12 a la(s) 3.51.19 PMDebo admitir que en un principio, no era muy amante de las novelas históricas… ¿por qué? pues por el feminismo. A veces me costaba aceptar como eran vistas las mujeres en esos tiempos y eso era transmitido en las novelas, pero que creo que lo malo fue la elección de libros que estuve haciendo, así que comencé a buscar otras opciones y ahora ¡me encantan!

Es por eso que cuando Marisa Citeroni me compartió su nuevo libro “Atado a París” casi doy un brinco que me deja estampada en el techo de la oficina!

Aunque admito que no había leído anteriormente a la autora, debo admitir que su estilo de escritura me encantó, ya que no cansa en ningún momento. Su narrativa hace que la lectura sea ligera y rápida, haciendo que cuando menos te des cuenta, te encuentres con la palabra FIN.

“Atado a París” es el último libro de la serie “Familia Hellmore” y es una historia de amor donde, aunque nos encontraremos con personajes ya conocidos, nos cuenta la historia de Paris Hellmore, cuñada de Olivia, la protagonista del primer libro “Oliver… ¿Olivia?”. Una chica sencilla, con un gran corazón, carácter fuerte y un talento del que nadie conoce, sólo su madre.

Por otro lado, tenemos al marqués Henry Somerset, un hombre de carácter fuerte que es juzgado por la gente debido a la muerte de su esposa (desgraciada), quien lo único bueno que hizo en su vida fue dejarle uno de los tesoros más grandes que pudo haberle dejado  El único tesoro por el que el marquéz puede vivir.

Pues bien, como se imaginaran, el encuentro de los protagonistas tan especiales y distintos a la vez, hace que salgan chispas en cada cruce de palabras y miradas, sin embargo, la aparición de un personaje lleno se sed de venganza y maldad que conocerán al instante, hará que esta pareja tan inusual se vea obligada a cambiar el rumbo de sus vidas.

Pero les diré que, si alguien que quiera hacerme un mal hace que me quede con un hombre como Henry, dejo que me haga todas las maldades posibles!… ¡JA! Es que el marqués es completo… claro, cuando lo llegamos a conocer. Es bueno, protector, buen amante (excelente diría yo) y respeta a las mujeres, dejando a un lado todo el machismo que reinaba en aquellos días.

Y ya que mencioné la palabra “amante” les diré que los encuentros eróticos de esta novela son hermosos, y sin dejar de caer en la sensualidad. De hecho, ha sido uno de los libros históricos donde más he disfrutado estas escenas.

La forma en que están descritas, los movimientos de los personajes, toda la intimidad está narrada de una forma detallada, pero sobre todo, elegante. La narrativa de los fragmentos eróticos es tan acorde con la época que mantiene ubicada en todo momento a esos años, logrando que no te desprendas en ningún momento de lo que estás leyendo.

Una historia que cautiva, enamora y te hace suspirar en más de una ocasión. Donde te demuestra que el juzgar a las personas por su apariencia o similitud con alguien más, puede hacer que nos perdamos la oportunidad de conocer alguien especial que llegará a cambiar el rumbo de nuestra vida.

Una historia donde nos queda claro que los miedos, la desconfianza y los temores, pueden son curados con el poder del amor que, aunque muchas veces no sea expresado en palabras, tiene el poder suficiente para que con sus actos, pueda liberarnos de aquello que atormenta nuestros corazones y los llene de esperanza, paz y felicidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s