Déjame saber quien eres

Captura de pantalla 2014-11-24 a las 14.23.02Desde hace muchos días, no tenía el honor de disfrutar una novela romántica en la que pudiera disfrutar, a través de sus páginas, la forma en que un enamoramiento se va formando poco a poco, provocándome suspiros, y sobretodo ilusión.

Esto es lo que pude vivir mientras leía la nueva novela “Déjame saber quien eres”  de Estefanía Yepes. Una hermosa historia que te habla del amor, y en la que logras ver las travesuras que la vida y el destino pueden tramar juntos para hacer que te encuentres con aquella persona que nació para estar a tu lado, sin importar que detrás de todo, hayan secretos que puedan cambiar el rumbo de las cosas.

Les diré que desde el momento que leí el prólogo, me dije “esta novela tiene una buena historia” y es que la autora decidió darle el honor a Marta De Diego para escribir esta parte tan importante del libro, y créanme que su estilo tan particular de escribir, se demuestra en esos pocos párrafos en los que te habla acerca de Étienne (suspiro) y Briana.

Étienne…¡uuufff!…. ese hombre si despierta suspiros. Realmente es un hombre perfecto. Un caballero con toda la palabra, educado, romántico, delicado, respetuoso, con una manos perfectas y unos dedos que logran emitir las más hermosas melodías a través de su violón. Acá olvídense de los hombres dominantes, fuertes y posesivos…. no, y debo admitir que ya comenzaba a extrañar un protagonista masculino así, que se dejara llevar por la pasión de lo que ama y que siempre diga las palabras perfectas en el momento menos esperado.

Y Brianna… ella es buena onda, la verdad es que me gustó mucho su personaje porque no es una mujer tipo modelo, de esas casi imposible de encontrar, todo lo contrario! es una mujer hermosa, sí, pero con una personalidad abierta, divertida y espontánea, que incluso disfruta jugar con la nieve, aunque a veces necesita que la mentalidad de un violinista perfecto la impulse a divertirse más.

Ella es de aquellas personas que realmente pueden ser tus amigas…. de hecho me pasó que la vinculé con un par de conocidas!

La narrativa de la novela es muy buena! las descripciones son precisas, no se despliegan demasiado. Las escenas de los encuentros de Brianna y Étienne te hacen suspirar, porque son tan hermosos! y me gustó porque cada encuentro es tan natural, tan espontáneo, tan propio de esta pareja que provoca una serie de sensaciones bonitas en el pecho y te hace desear conocer a un hombre como él.

Debo admitir que ENVIDIÉ la relación de Brianna con su hermana Emma…. es que se llevan TAN BIEN! y que conste que tengo una hermana que es como mi mejor amiga, pero en este caso ellas son tan llevaderas! me fascinan sus pláticas y esa complicidad que existe entre ellas. Créanme que cuando la lean, estarán de acuerdo conmigo!

Ahora, siempre digo que me gustan las historias en las que se desarrollan varias cosas a la vez, y en esta novela, además del romance que va surgiendo entre los protagonistas, también existen un par de sucesos  que nos mantienen con la curiosidad a flote. Un misterio en el que Brianna se ve involucrada, y en su búsqueda por conocer lo que es, descubre otra historia de la cual espero saber en un próximo libro!

En este libro nos damos cuenta que a veces tenemos las respuestas más cerca de lo que creemos, y no las vemos. Aprendemos que las apariencias engañan y que cuando sientes pasión por algo, simplemente te debes dejar llevar por ello. Aprendes que las diferencias sociales pueden llegar a separar a dos almas que se aman por sobre todas las cosas o puede interferir en una reacción, y descubres que a veces las cosas malas suceden para que las cosas buenas lleguen a tu vida, dejando clara la frase que dice: “Cuando una puerta se cierra, es porque se abrirá una más grande para ti.”

Una mujer con una hermosa personalidad y temores, y un violinista enamorado y apasionado que no hace más que enamorarla de la forma más increíble y romántica que pueden imaginarse, son los personajes que en cada página, te harán vivir un romance verdadero que va creciendo con el pasar de los días, dejándote claro que el amor es el único que nos hace vivir cada día mejor, deja que el romanticismo nos envuelva, y que tiene el poder de hacer nuestro corazón latir, al ritmo del sonido de un clásico violín.

Mil gracias Estefanía por compartir tu libro conmigo y dejar que me estos personajes tan especiales, me enamoren, me hagan soñar y me hagan creer que las segundas oportunidades y los finales felices, todavía existen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s